Archivo de la etiqueta: México DF

Conferencia Interactiva

Hace unos días tuvimos una nueva edición de Más Allá del Yo.

Para los que no saben, se trata de una experiencia inmersiva vía Zoom en la cual abordamos tres conceptos claves de la Teoría Sintérgica de Jacobo Grinberg Z. a través de breves explicaciones, ejercicios y meditación.

Cada edición de la conferencia es una experiencia singular, en la que se construye una poderosa red de conexión.

En está ocasión tuvimos participantes de Estados Unidos, Colombia, Argentina y México, los cuales se sumaron a los que ya han participado desde Chile, Perú, Panamá, España y Francia

Y en julio regresamos una vez más, con disponibilidad de acceso, desde cualquier parte del mundo.

Informes e inscripciones con cupo limitado en yosomos@gmail.com

Todos bienvenidos el jueves 14 de julio a las 7 de la noche hora del Centro de México.

Yosomos el Libro

Libro Yosomos

En el ejercicio de entender la individualidad como algo colectivo y atemporal fueron surgiendo estas historias que hoy, querido lector, tienes en tus manos.Inventé la palabra Yosomos para mi blog http://www.yosomos.com porque resume la idea de que estamos conformados por muchos Yos, entre ellos los que hemos sido y los que nos rodean con nombres diferentes al nuestro. Yos todos, que gracias a la experiencia de vivir vamos incorporando a nuestro ser hasta ya no distinguir la separación.Este libro no se podría llamar diferente y al igual que la bitácora nace primero en Internet. La red de redes sirve como metáfora de la interconexión y la no localidad de la consciencia humana.Buena lectura, buen viaje.

Próximos Eventos

Queridos lectores:

Nos adentramos a 2022 deseando trascender y compartir por los medios disponibles nuestros talleres y conferencias, con la finalidad de:

1- Compartir una nueva visión de la realidad basada en las propuestas científicas, principalmente la Mecánica Cuántica y la Teoría Sintérgica. Destacando la participación fundamental que tenemos cada uno de nosotros, en la construcción de la experiencia.

2- Resaltar la participación indispensable que cada uno de nosotros tiene, en la construcción de una forma más conciente de vivir y relacionarnos, procurando equilibrio y paz para nosotros y el mundo.

3- Experimentar a la conciencia como precedente a la realidad y no al revés, recuperando el papel protagonista y determinante de la misma.

4- Esparcir una visión optimista de futuro para un momento que en muchos aspectos sigue siendo complicado para muchos de nosotros.

Así que tenemos en orden cronológico la conferencia interactiva Más Allá del Yo vía Zoom el sábado 29 de enero a las 8:00 de la mañana.

El Teatro Cuántico en su edición el tiempo de regreso en Metepec Estado de México el domingo 20 de febrero de 2020 desde la 10 de la mañana. Por favor descarga el folleto con toda la información.

Y para cerrar febrero, el Taller de Teatro Cuántico en su edición La Luz el sábado 26 de febrero desde las 10 de la mañana en la Ciudad de México.

Informes e inscripciones a todos los eventos en yosomos@gmail.com y por mensaje al +52 5518474198.

Además aquí en el blog, disponibles siempre y de forma totalmente gratuita, tenemos artículos científicos, relatos, videos y conferencias, te invitamos a suscribirte sin costo para recibir un correo cada vez que publicamos. Por favor haz clic aquí: https://yosomos.wordpress.com/contacto/

Les dejo por último algunas fotos de la última edición del Teatro Cuántico en el Laboratorio del Amor en la la Ciudad de México de México. Saludos y seguimos en contacto.

Entre Momentos

Regreso a la universidad en la que doy clases y que no había pisado en más de 20 meses, para no sin sorpresa ser recibido por un clown, montado en un monociclo y repartiendo tapabocas a todos los curiosos que emocionados aplaudimos con una sonrisa que traspasa nuestras caras cubiertas.

En la sala de profesores me reciben colegas emocionados de volver a encontrarnos, frente a las fotos de los que tristemente se nos adelantaron. Juntos tomamos ese café que solo ahí sabe tan bien.

De un vistazo los salones nuevos ya no son los mismos, si no que combinan, alumnos presenciales y a distancia, gracias a una cámara que sigue al maestro y a un pizarrón especial para el mundo físico y digital.

¿Regresaremos algún día a ese mundo desconectado en el que los celulares se quedaban apagados y solamente había una conversación, la del aquí y ahora?

¿Acaso esa presencia digital, ese perfil, ese avatar nos acompañará por siempre?

Ojalá que no y que sea una transición y no un cambio completo de época. Aunque lo dudo. Estamos cómodos detrás de las pantallas, siendo casi sin ser o al menos sin estar.

Abro una clase y me encuentro por a dos ex alumnos, hoy amigos, que con emoción recuerdan las aventuras escénicas construidas antes de la pandemia. Sin planearlo, les doy unos consejos y hacemos un ejercicio de actuación. Salgo y por el pasillo me encuentro a varios de mis colegas. ¡Nos emocionamos tanto por vernos de nuevo!

Cruzo el jardín para visitar de nuevo la Casa de Meditación y sigo hacia las canchas deportivas en donde decenas de jóvenes juegan fut, tenis, pádel, basquet y otros más entrenan atletismo.

Miro desde arriba mi universidad y me pregunto.

¿En qué momento lo normal se volvió tan extraordinario?

Conferencia Interactiva

Queridos lectores:

Mientras se dan las condiciones para muy pronto regresar a los escenarios principalmente con el Teatro Cuántico, estamos formando un grupo hermoso, principalmente con personas de Chile y de México para nuestro próximo evento.

La principal y revolucionaria teoría de Jacobo Grinberg, es la protagonista de un viaje experiencial hasta el misterio de la mente humana y lo que denominamos consciencia.

Exploraremos las tres ideas principales de la sintergia , las cuales por separado son ya de por sí completamente disruptivas.

Las enumero:

1- La mente humana no es local.

2- Las mentes están interconectadas

3- La conciencia precede a la realidad.

No se la pierdan, gracias a internet podemos entrar desde cualquier parte del mundo.

Todos los informes en yosomos@gmail.com

Deseando se encuentren y sigan bien al igual que los suyos, les dejo un fuerte abrazo.

Sócrates 308 Nueva Edición

Perdonen queridos lectores que no ponga una fecha exacta a lo que voy a contar, pero estamos hablando de principios de los años ochenta y no creo que tenga importancia, pues voy a recrear un domingo cualquiera en la casa donde nací y crecí.
Dedicado a mi familia toda con todo mi cariño.

Sócrates 308

La televisión Sony Triniton comprada por mi padre en el barrio de Tepito transmitía a todo color y a mayor volumen, la final del Abierto de Estados Unidos, entre Jimmy Connors e Ivan Lendl. Eran la dos de la tarde y habíamos llegado hace unos minutos desde el frontenis del deportivo a la casa de Polanco: mi padre Abraham, mi hermano Dani y yo de unos catorce años.
Mi mamá Kemy, junto con Petra -la nana de todos- ponía la enorme mesa.
El menú de los domingos era siempre el mismo: para empezar consomé de pollo y luego arroz a la mexicana, frijoles, carne deshebrada con mole y tortillas, muchas tortillas. Solamente cuando Petra se tomaba varios días de descanso, mi papá iba por unas carnitas con chicharrón al famoso Grano de Oro. 
Pero hoy Petra sí que estaba y se notaba por su mal humor, hasta que llegó mi hermano Jerry recién casado con su esposa Esther, para dibujar en su cara morena un sonrojo de alegría mientras abrazaba a su “gordito.”
Se escuchó por primera vez aquella tarde la pregunta habitual:
-¿ Va a venir Jackie (Jacobo) ?
-No sé, contesto Kemy, con ese muchacho nunca se sabe.
Dani y yo corrimos a enseñarle nuestra nueva manopla de béisbol Palomares a Jerry y salimos los tres disparados al jardín para unos lanzamientos, mientras Bucky el perro corría como loco tras la pelota de cuero.
Mi padre no podía despegar la vista de la tele; la vida le había quitado a su dios en Polonia, a su gran amor en el quirófano y la poca cordura que le dejó estaba ligada a su dosis diaria de litio que lo mantenía en un estado bastante apático y alejado de la realidad, aunque siempre mejor que durante sus brotes psicóticos.
Nathán apareció en la puerta, venia de recoger a Liz su novia y fue directo a la cocina a abrir las ollas. Petra se volvió a enojar ante la invasión.
– ¿Qué hay de comer para mí? Sabes que estoy malo de la panza.
– Uy que novedad. Pues hay arroz y te guardé pollo del consomé.
– ¿El arroz tiene ajo?
– No. Mintió Petra.
Nathán y Liz fueron a saludar al patrón, que mientras los besaba no despego la vista de la pelota que iba de un lado al otro de la pantalla.
– ¿Va a venir Jackie?
– Con tu hermano nunca se sabe.
Para entonces se habían hecho las tres de la tarde y todos nos moríamos de hambre.
– ¿Esperamos a Jackie?
– No voy a esperar toda la tarde, además se me van a enfriar las tortillas. Gritó Petra.
– A comer. Dijo mi mamá.
Inmediatamente nos sentamos a la mesa a devorar las delicias domingueras.
Comíamos mientras la tele pequeña del comedor, transmitía ahora, el duelo entre Lendl y Connors.
– Lendl se parece al conde Drácula.
– No sabía que en Transilvania hubiera canchas de tenis.
– Muy bien. ¡Qué bola! Gritó mi padre mientras Connors lograba su primera bola para partido.
– Muy bien Jimmy, los veteranos sabemos jugar mejor que los novatos.
Connors escuchó a mi padre y se hizo con el trofeo, pero la tele no se apagó, tuvimos que ver los comerciales de la Rubia Superior y esperar a que Jimmy alzara la copa para que la tele finalmente se callara. Para entonces Jerry dormía en un sillón mientras que Liz, Kemy y Esther se tomaban su café turco, hasta Nathán se animo a probar un poco.
– Solo para que Kemy me lea la taza.
-Una, dos y tres vueltas, ahora lo dejamos asentar.
Las tazas de las mujeres estaban llenas de estrenos, visitas y en el fondo del asiento dinero, pero la de Nathán tenía forma de intestino y mi madre no supo muy bien qué inventarle.
– ¿Y Jackie a qué hora llega?
– Si es que llega.
Mientras tanto Dani, 2 años menor que yo, jugaba con Buckie y conmigo béisbol, hasta que el vidrio que dividía el jardín con el comedor fue atravesado por una de mis mejores pichadas.
Se acabó la lectura del café y hasta la siesta de Jerry. Mi mamá nos gritaba sin parar. Por suerte en ese momento entró Jacobo.
Vestía una camisa oaxaqueña blanca con cintas de colores y nada más importó.
Todos a saludarlo, mi padre el primero, saliendo al fin de su tristeza al ver a su hijo mayor.
Jacobo nos abrazó a todos y se sentó en la mesa . Mientras saboreaba la comida de Petrita nos dijo sin más.
– En Cuernavaca estamos enseñándole a los niños a mirar con las manos.
– ¿A ver con qué?
– Les tapamos los ojos y les enseñamos a mandar al cerebro el mismo estimulo que envían con los ojos pero con las manos. Porque en realidad no vemos con los ojos, las imágenes son tan solo un producto de nuestro cerebro, lo único que hay que hacer es cambiar el canal de entrada.
Nadie creyó ni comprendió algo que a Jacobo le resultaba tan natural y obvio, pero ninguno habló.
– ¿Me enseñas a ver con las manos? Rompí el silencio.
– Claro, contestó.
Más de veinticinco años después las cosas aparentemente han cambiado mucho. Entre otras cosas, Abraham ya no está con nosotros y la casa de Sócrates 308 se convirtió en un edificio.
Pero Petra sigue cocinando en Tlaxcala, Nathán sigue teniendo problemas de digestión, Jerry es un experto en siestas y en jugar con los niños, Dani es de los pocos jugadores de frontenis en México con menos de setenta años, Kemy nos sigue leyendo la taza de café turco y yo cambié la raqueta por la pala de Padel Tenis, así que sigo lanzando pelotas contra los cristales.
Pero eso si, todos nos seguimos preguntando:
– ¿Va a venir Jacobo?

Foto: cortesía de Dan Grinberg Preciado.

50, 33, 4 ,1, 0

Escribo desde una ciudad que recuerda estos días

50 años de la matanza de estudiantes en Tlatelolco

33 años del terremoto de 1985

4 años de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa

1 año del terremoto del 2017

 

Llueve como nunca

Se llora como antes

Se espera en silencio el momento

El de la anhelada libertad por llegar

La democracia abriendo brecha en lo imposible

Para los niños que sueñan con gatos gigantes

Aunque el miedo a que sea lo mismo se asoma

En esté oscuro momento cero

De trailers con cuerpos congelados.

Vagando sin rumbo por el país

Esperanza sin embargo

La verdad es que si

Cuentos septiembre 2017

 

 

Candidatos por el Parque

Queridos lectores.

Cómo saben, la petición iniciada por mi hace poco más de dos meses ha conseguido ya más de 88,000 firmas en la plataforma de change.org

Hemos conseguido ir al senado de la republica a entregar nuestras firmas al senador Mario Delgado  y además el gobierno federal, ha anunciado que el predio, que hoy ocupa el Campo Militar 1F no será puesto a la venta en un corto plazo.

Sin embargo, no hemos conseguido una victoria, la cual, considero, solo alcanzaremos en el momento en que se declare toda la zona un Parque Nacional o al menos un Área Natural Protegida y todos los ciudadanos entremos a disfrutarla y a aprovecharla.

Para conseguirlo hemos cambiado al destinatario original de la petición, del Secretario de Hacienda qué es el que autorizaría la venta del predio, a el Presidente de la Republica, Enrique Peña Nieto que estará en el cargo hasta el 1 de diciembre de 2018.

Con la finalidad de darle más trascendencia a la petición y para lograr compromisos por parte de los candidatos que actualmente están en campaña, me decidí a encontrar apoyo en los candidatos a Jefa o Jefe de Gobierno de la Ciudad de México en donde esta ubicado el predio.

A través de una amiga, invite a la candidata Mariana Boy del partido “Verde ecologista” a apoyarnos y me comunicaron que la candidata había aceptado encantada, así que cancele un par de compromisos y fui a encontrarme con ella en el Parque Lincoln en Polanco el martes 29 de mayo.

Mariana llego y me pidió que le contara acerca de nuestra petición, le platiqué todo y al terminar se detuvo para decirme que tenia que hacer una consulta. Después de escribir y recibir algunos mensajes de texto, me dijo que no podría apoyarnos. Sorprendido y verde sin comillas pero del coraje, le pregunte la razón.

Mariana Boy me contesto que no podía apoyarme, ya que la petición iba dirigida al presidente de México y su partido es su socio en las elecciones federales.

Replique diciendo que lo que le pedimos al presidente es un parque y no la aparición con vida de miles de desaparecidos, lo cual también habría que exigírselo, pero mis palabras fueron en vano.

Sumamente molesto, me fui con la idea fija de conseguir que los demás candidatos, si apoyen nuestra petición. Entonces recordé que mi amigo Inti Cordera, director del festival de cine DocsMX, es muy cercano a Marco Rascón el candidato del Partido Humanista. Hable con Inti por teléfono y justo me comento que Marco haría una comida con todos los candidatos el viernes 1 de junio, con el fin de conseguir consensos, coincidencias y propuestas para la ciudad.

Le pedí a Inti que me consiguiera de favor un boleto de entrada al evento.

Un día después Inti me confirmó que me había conseguido dos entradas, por lo que invite a Leticia Floresmeyer de Change México a venir también.

El viernes salí de la Universidad Iberoamericana para llegar al famoso Salón Los Ángeles en la popular Colonia Guerrero.

Al trasbordar en Metro Balderas me encontré con la estatua de una leyenda del Rock Mexicano, que seguramente hubiera apoyado nuestra petición, así que le puse mi cartulina a Rockdrigo Gonzáles  y le pedí una foto a un amable transeúnte.

 

img_20180601_133548088_hdr895387192.jpg

 

Atravesé caminando Tlatelolco en medio de un sol potente, hasta llegar al legendario salón de baile.

Salón Los Angeles

Mientras la música de danzón de una pequeña orquesta animaba el evento llegue a mi mesa asignada y ahí estaban los Súper Cívicos, a los cuales admiro montones y fueron los primeros en sumarse a nuestra petición.

S Civicos

Comimos entre risas y deliciosos sabores del centro de la ciudad. Entonces Leticia y yo, fuimos a buscar candidatos y la primera que nos encontramos fue a Alejandra Barrales de los partidos PAN, PRD y Movimiento Ciudadano. Al contarle de que se trataba, sin dudarlo decidió apoyarnos.

 

Barrales

 

Seguimos nuestra caminata y nos encontramos con Marco Rascón, nuestro anfitrión.

Marco Rascon

Marco nos conto que  fue preso político en enero de 1972 y precisamente lo encerraron en el Campo Militar F1, en donde sufrió vejaciones y tortura, por lo que convertir ese lugar en un parque para todos, sería una reivindicación y sublimación del oscuro pasado del sitio.

 

Emocionados, pedimos su apoyo también a Jesús Ochoa, el admirado actor de cine que participaba como presentador del evento.

Jesus Ochoa

En ese momento fuimos envueltos en una marea de periodistas y no nos pudimos acercar a las otras dos candidatas asistentes.

 

Ya casi al finalizar el evento, el histórico político mexicano y principal precursor de la democracia en el país, Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, me regaló esta gran fotografía.

C CArdenas

Animados y felices terminamos de comer, muy agradecidos con Marco Rascón también conocido como Súper Barrio por la invitación. Nunca mejor aplicado el dicho: quién no conoce el Salón los Ángeles, no conoce México.

Ya que Mike Arriola Candidato del PRI, es del partido del presidente y seguramente le dará mucha pena molestar a su jefe, el apoyo que ahora queremos conseguir es el de Claudia Sheinbaum, candidata de MORENA y la que además, al día de hoy lidera las encuestas de la elección.

Así que si alguien la conoce, no dude en invitarla a colaborar con nosotros en la construcción y conservación de las áreas verdes que tanta falta nos hacen a todos.

Por lo demás, invitados todos a firmar y compartir, estoy seguro que lo podemos conseguir.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tendedero Dark. Ciudad, Túnel Humo. Parte 3

No es una foto en blanco y negro, toda su ropa era negra y no puedo saber más. Claro de que la ropa interior, me confirma que la dueña es una mujer.

Entonces la dueña es dark o quizá es vampiresa o será que por casualidad que esta vez todo es negro, como para no mezclar los colores en la lavadora.

Imposible de saber, es más no quiero saber. Mejor imaginar…

Es la Calle Praga de la Zona Rosa de la Ciudad de México, a unos metros hay una iglesia gótica hermosa, pero completamente fuera de lugar, esos dos datos me inspiran a escribir la siguiente hipótesis:

Hace varios siglos en la sinagoga de la Ciudad de Praga, un rabino desesperado destruía un monstruo gigante de arcilla, borrando la letra Aleph de su frente. Lo que nunca supo el desesperado religioso, fue que El Golem, antes de volverse enorme y comenzar a destruir todo, estuvo enamorado.

Pero ¿De quién se puede enamorar un gigante de tierra?

De una gárgola de la catedral de San Vito en Praga, relación que por supuesto se mantuvo en secreto hasta ahora, porque cada uno tenía una religión diferente.

La gárgola quedó embarazada, dando a luz a mellizos, hombre y mujer de los cuales no hay ningún registro de su apariencia física, pues vivieron en la clandestina oscuridad, criados lejos de todos los ojos. Inevitablemente vino el incesto y con las décadas la reproducción de la familia.

Cada generación era más espantosa que la anterior, siempre escondidos en los sótanos de San Vito.

Hasta que el año pasado, Lucrecia la menor y más espantosa monstruosidad, decidió escaparse. Al salir, de los sótanos y al notar el terror que causaba en los visitantes, decidió refugiarse en una tienda de marionetas próxima a la catedral. Se metió a un escaparate y se mezcló con la mercancía imitándola.

Pocos minutos después, una pareja  de mexicanos turistas, se asomaron a la vitrina, quedaron fascinados con la «marioneta», preguntaron en la caja el precio, pagaron, les preguntaron si querían una envoltura, respondieron que no, que ellos la tomaban y se la llevaban. Todos de acuerdo.

El matrimonio mexicano estaba tan emocionado con su compra que ni siquiera pensaron en que no tenía cuerdas.

El avión fue incómodo, pero el depósito de equipaje era menos frío y menos oscuro que dónde había crecido. Ya en México, el taxi los dejo en el departamento de la Calle de Praga. Al abrir las maletas Lucrecia comenzó a hablar. Después del desmayo doble el matrimonio logro comunicarse gracias a un traductor de Checo que se descargaron de internet.

Lucrecia podía quedarse sin salir nunca a la calle, para no matar del susto a nadie. Ella acepto encantada, todo era mejor que su apestoso escondite. Le mostraron su habitación y su anfitriona se ofreció a lavar su ropa, mientras tanto le prestarian una pijama.

Lucrecia se puso la pijama y se metió por primera vez a una cama, puso su cabeza en la almohada y durmió instantáneamente.

La cuerda que cuelga de la ventana del departamento del primer piso, se fue llenando de prendas negras, aprovechando el sol de la resplandeciente mañana.

 

 

Ciudad, Túnel, Humo. Parte 2

Salieron vestidos de ropas multicolores, tocando sus tambores y sus instrumentos mientras cantaban con enorme orgullo a Krishna rodeados del humo del incienso, por las calles de la Colonia San Miguel Chapultepec.

Ella iba al centro del grupo, su pelo negro y chino cubierto por una mascada naranja y sus ojos verdes. Bailaba en medio de todos a pesar de haber llegado al Ashram de los Are Krishna hace apenas una semana.

De niña sus padres la llevaban a aprender de  Guru May en la Condesa, los veranos se pasaban en de retiro en el Estado de Nueva York, haciendo trabajos comunitarios. Un par de viajes a India después y la alegría de dar ya viajaba por su interior.

Más tarde en la secundaria dejo a su Guru para unirse a un rabino de Lubavitch que había conocido en Polanco a la salida de su escuela, un gordo pelirrojo y simpatico que de no haber sido estudioso de la Torah,  sin duda encabezaría a una compañía de clowns. El Rabino le dio un camino y cosas que hacer desde que abría los ojos muy temprano, hasta que los cerraba en la noche y los sábados eran un banquete de historias que pasaban de generación en generación, siempre con una moraleja, un mensaje aplicable a  la vida.

Justo antes de terminar el colegio conoció el amor por alguien en concreto de la manera menos espiritual, el joven del que se enamoro estaba continuamente hasta arriba, siempre intoxicado. Salian de martes a sábado de un bar al otro, sin ofrecerle nada más que diversión. Ella había aceptado poniendo de lado el amor universal, rendida a todo placer y sin poner el más mínimo pero.

Hasta esa mañana de hace una semana en la que si bien no recordaba cómo había llegado hasta ahí, ni en qué momento se acurruco en un cartón bajo el techo de la panadería del Metro Juanacatlán, si recordaba el instante en que sintió su cuerpo demasiado estimulado desde afuera y su alma como una fosa de clavados sin agua.

Amanecía y pasaron con incienso y panderos, no la invitaron a seguirlos, ella se quito los zapatos y los persiguió hasta el Templo Are Krishna de la calle Tiburcio Montiel.

Canto, bailo y un hombre rapado y con una enorme barba blanca le hablo del Atma, el alma, la conciencia inmaterial que baña la existencia humana y la conecta con el infinito.

Así que hoy festejaba a Krishna moviendo la cabeza, sintiendo los resortes de su pelo negro rozando su cara por última vez.