Archivo de la categoría: Consciencia

19 septiembre 2017

Por la mañana comentaba con unos amigos que yo tenía la edad de mi hijo durante el sismo de 1985.

A la 1:14 tembló como nunca lo había sentido.

Y hoy 20 de septiembre mi querida Colonia Condesa es el infierno para los que aún respiran bajo los escombros y el paraíso para los que habían perdido la fé en la humanidad. Y no creo estar exagerando.

De pronto con palos, cascos y guantes cientos de jóvenes caminan en dirección a los derrumbes.

Se llega a cualquier sitio y sin preguntar te vuelves parte de la cadena que pasa escombros, agua, comida o medicinas.

Llevamos algunas cosas a un centro de acopio, al Club Junior de la calle Baja California, después nos quedamos a ayudar. Todos traían de todo. Por ejemplo: las botellas de agua llegaban en camiones, camionetas y hasta en las canastillas de las bicicletas. Nada era poco y nada parecía alcanzar.

Increíblemente estábamos autorganizados, de alguna forma la intención de ayudar hacia que funcionaramos a la perfección sin importar ninguna posible diferencia.

Sin olvidar el profundo dolor por los que sufren está tragedia en todo México, hoy me sale decir:

 amo a mi ciudad. 

Anuncios

2015 Año Fundador

Entramos al último mes del año con temperaturas que bajan muy de repente en la Ciudad de México.

En la Universidad Iberoamericana me pidieron actualizar mi información y en medio del escaneo de papeles y subida de archivos me puse a pensar en las muchas cosas que están sucediendo en los últimos meses.

Entre ellas hay tres, muy diferentes entre si que me encantan.

La primera es comenzar a colaborar con Oded Lida cofundador de esté blog y experto en tecnología digital. Me llena de emoción poder aportar y aprender de su increíble experiencia.

La segunda es continuar dando clases en la Ibero a una nueva generación de jóvenes más conscientes de la importancia de su aportación en la construcción de una realidad que debe alejarse a toda velocidad del contexto actual tanto del país como del mundo. Constatar como los medios de comunicación se vuelven cada día más nuestros. Ver claramente que estamos dejando atrás a las corporaciones y gobiernos que mediaban entre la información y los receptores. Los medios digitales son las herramientas facilitadoras de esté proceso.

La tercera es la oportunidad de convertirme en cuenta cuentos para los hospitales del seguro social. Poder emprender viajes a las tierras misteriosas de la literatura para dibujar sonrisas en adultos y niños enfermos es también un regalo maravilloso para mi.

Por cierto, vuelve a nevar en WordPress.

Hasta aquí las novedades queridos lectores. Les dejo abrazos para todos y una foto del paraíso, un mural sinagoga histórica del centro de la ciudad.

Paraiso

 

Días de reinventarse

Shanti

A solas en casa, acompañado de Shanti mi gata, mis libros, las mañanas soleadas y las tardes lluviosas del centro de México.  Así he pasado unos días leyendo mucho, pensando y escribiendo.

Me reinventa la vida que me regala la oportunidad  de prepararme para contar cuentos a pacientes y  familiares de los hospitales del Seguro Social a partir del próximo septiembre.

A preparar una nueva versión del Teatro Cuántico.

A hablar con grandes viejos y nuevos amigos.

A escribir un poco a mis lectores, a ustedes que han leído estas páginas, algunos ya durante años.

Publicar yosomos.com ha representado para mi un cambio y una renovación completa de mi vida. Me ha permitido conocer lugares increíbles y a personas maravillosas.

Me ha inspirado a escribir mi primer libro.

Nos ha permitido a todos crear una comunidad, a veces virtual, a veces literaria y otras tantas física, que acompaña y comparte ideas de conexión y corresponsabilidad entre todos los seres pensantes.

Alguna vez les conté de mi primera visita a Swami Rameshwarananda Giri Maharaj en Valencia, en la cual fui recibido con las siguientes palabras: “Vienen tiempos difíciles y entre más seamos mejor”.

A cinco años de distancia comprendo lo acertada que fue y que sigue siendo la frase.

Escribir este blog me ha descubierto que en este camino llamado vida es mejor ir tomados de la mano.

Por todo eso y por mucho más quiero agradecer a todos los que con su lectura, sus comentarios y sus colaboraciones han construido nuestro espacio, nuestro Yosomos.

Muchas gracias.

Lejaim. Por la Vida

David Grinberg

Se Aplaza Conferencia y Presentación de Yosomos

Estimados amigos de Yosomos. Hasta nuevo aviso. y por causas de fuerza mayor, se pospone la presentación de mi libro y la conferencia que estaban programadas para esté 25 de mayo.

Muy pronto les aviso de la nueva fecha.

Gracias

Viernes en la Ibero 3 años después.

Queridos lectores:

Hace tres años escribía las siguientes lineas solamente cinco días después de la visita del entonces candidato del PRI a la Presidencia de México a la Ibero.

Me leo de vuelta y pienso en cuanto me hubiera gustado equivocarme.

A continuación aquel texto:

“Soy un orgulloso profesor de la Universidad Iberoamericana y el pasado viernes 11 de mayo los alumnos de la clase que imparto me pidieron acudir a la conferencia de Enrique Peña Nieto candidato del PRI a la presidencia, así que decidimos ir a escuchar.

Cuando llegamos ya no había lugar dentro del auditorio, así que permanecimos afuera para ver al candidato en las pantallas. Es verdad casi todos lo abucheaban, muy pocos le aplaudían y se trataba de alumnos de la universidad.

Tinta, fotos y vídeos corren ya por los medios y las redes sociales para reseñar  lo ocurrido.

Sin embargo me quisiera concentrar en algo, en la respuesta de Peña Nieto a su intervención policial en el Caso de San Salvador Atenco. Sus palabras textuales fueron: “Tome la decisión de emplear el uso de la fuerza pública para restablecer el orden y la paz”.  Tomando en cuenta el desastre de su decisión, las vidas humanas que costo y la reseñada violación a los derechos humanos por todos conocida, se apodero de mi el terror de que Peña Nieto pueda gobernar a México.

Su incapacidad de negociar, su ignorancia y sobre todo la vieja conocida prepotencia de su partido, sumirían a este país en una crisis aún más profunda.

Conseguir sangre cuando se busca “el orden y la paz”, hablan por lo menos de falta de capacidad para gobernar.

Este no es un blog de política, sin embargo, ya que estuve ahí y que no quisiera por ningún motivo ver regresar a los dinosaurios les comparto mi testimonio y opinión.

Antes del viernes no sabía por quién votar el próximo 1 de julio, la verdad aún no lo tengo claro, aunque ya se perfectamente por quién no voy a votar. Los invito a reflexionar.”

Escrito el 16 de mayo de 2012

A la distancia temporal reflexiono que lo mejor de ese inolvidable día,  fue cuando un alumno escribió con un plumón una consigna que no fue del agrado de los acarreados que abarrotaban el lugar desde muy temprano y por lo tanto le fueron a romper la cartulina. El estudiante lo único que hizo con una enorme sonrisa en la boca, fue tomar otra cartulina y volver a escribir lo mismo. Todos aplaudimos ese pequeño gran gesto de libertad.

Para mi en ese momento comenzó el despertar de un país.

Aunque los tres años transcurridos están manchados de sangre, corrupción y mentiras y han resultado mucho peor de lo que cualquiera se hubiera imaginado, por lo menos sé, desde el 11 de mayo de 2012, que no estamos solos los que queremos un país democrático y en paz.

Video Yosomos en la Universidad Iberoamericana

Queridos lectores:

Gracias a mi querido amigo Jaime Langarica por la grabación, hoy les puedo compartir el video completo de la presentación de mi libro Yosomos en la Universidad Iberoamericana el pasado 15 de enero.

Tuve el honor de que  Ana de la Macorra y el Doctor Luis Miguel Martínez, hayan sido tan generosos en presentar el libro de una forma tan emotiva. Los invito a comprobarlo escuchando sus palabras y a por supuesto a leer Yosomos

Acá les dejo el link para su descarga.

Libro Yosomos

Gracias y un abrazo para todos.

 

 

Palabras de Luis Miguel Martínez

Queridos lectores:
Como saben el pasado 15 de enero presenté mi libro en la Universidad Iberoamericana.
Al principio del  académico acto, el Doctor Luis Miguel Martínez Cervantes leyó unas conmovedoras palabras que a continuación les comparto.
Luis Miguel te agradezco enormemente por la lectura que haces de mi libro y gracias también por todo tu apoyo para la difusión del mismo.
Gracias también a Ana de La Macorra por la belleza de las palabras que siguieron y que ya he compartido en una entrada anterior.

“Es liegt an uns, ob alles bleibt, wie es ist.
Es liegt an uns, ob sich was ändert in der Welt von heute.”

Hannelore Frank

“Muchos de nuestros pensamientos ni siquiera son nuestros
si no que provienen del colectivo,
porque existe una constante interacción entre todos los cerebros”

Jacobo Grinberg Zylberbaum

Santa Fe, Ciudad de México, año 15 del siglo veintuno (Anno Domini) …  año 5575 del ha’luach ha’ivri (Anno Mundi)

Querido Sr. Warshavsky,

Hace más de 85 años llegaste a estas tierras desde tu natal Skoloff Podliansky que está al cobijo de la Virgen de Chestojowa. Si bien, tú que acá fuiste el Polaco y allá el Judio, tal vez nunca imaginarías que uno de tus hijos, disfrutaría tanto de la vida académica, en los libros y en los salones de clase, como tu lo hiciste en la peletería de República del Salvador y en el frontenis.

Según cuenta tu hijo, los días apacibles en Sócrates 308 terminaban con la lectura de alguno de tus libros de la colección de ciencia ficción. Todos esos sueños marcianos, de invasiones extraterrestres y de viajes por las estrellas, algún día tendrían que reflejarse en lo que tu hijo escribiera.

Un buen día de invierno llegó a mi oficina, en el caos académico del departamento de comunicación, entre el diario antagonismo de la ciencia, la ingeniería y la palabra. Me entregó su libro y me dijo que quería presentarlo aquí mismo en la universidad.

Llegaron unas vacaciones, no sé si un puente ó sólo un fin de semana, pero sin haberlo pensado, este libro me acompañó a Acapulco –que no sabía habían disfrutado tanto en familia juntos tus hijos. Al alba, y viendo la bahía desde la terraza de mi cuarto de hotel, comencé a leerlo. Al principio me sonó a la cita de Hannelore Frank con la que comienzo esta carta.

“En nosotros queda, asegurar que todo esté como está
queda en nosotros, todo lo que hemos cambiado en el mundo de hoy.”

Comienza la historia con los pasos de David por las vías de Treblinka, donde hoy quedan unos sencillos bloques de concreto que nos recuerdan el odio y dolor que pasó por esa ruta. ¿Quién es David? ¿Cuántos David hay?

Entre sorbo y sorbo de café, llego a Samuel y la historia de la piel. Y me llaman mucho la atención esas palabras, “el mundo que conocemos se acabará, el dulce Yiddish, se dejará de pronunciar, nuestros hijos serán aniquilados” … aniquilados, me recuerda de nuevo las palabras de Hannelore Frank, todo está en nosotros.

Sigo leyendo … aunque llegó el tiempo de la fruta tropical, y el dolor con el que comienza el libro, me hace pensar en todo el dolor y sufrimiento que está en el origen de las historias de David. Aunque debo confesar, que al igual que el día que mi amigo Fernando – si el hijo pequeño de Doña Martina, nos presentó a David y a mi … fue raro, como el comienzo del libro. Luego, el primer día que escuché la historia de tu hijo, que está desaparecido y la idea del teatro cuántico, confirmé que en todo esto … lo grinbergiano podría y debería ser raro. Seguí con el libro … al ritmo de la papaya, la piña y la Sandía.

“Vienes y vas y luego regresas para volverte al DF” … casi como este año de mis viajes por el mundo … por momentos he pensado en la vida de los emigrados y aquellos que fueron desplazados por la guerra. Que suerte la de tus hijos Abraham, de haber nacido en una tierra como esta, fértil y próspera en todo.

Página 33 … el barrendero, el ombligo y los prepucios y riñones que lo acompañaban. Que recuerdos de los tiraderos de basura a los que llegamos los “nuevos colonizadores de Santa Fe”, aquellos que teníamos miedo de los panchitos y de salir tarde porque no había iluminación en la ZEDEC, como bien le decían a la Zona de Desarrollo Controlado de Santa Fe . Casi como emigrados pasábamos por un Treblinka urbano, sin embargo cada noche regresabas a tu zona de confort, con una buena dosis de realidad.

David nos cuenta en una mezcla de realidad y ficción el paso por un viaje, por la vida de David, Samuel, Jacobo, David – fuera del libro y varios Pe, estas migraciones entre la realidad cruel y dura, la fantasía y ficción reconfortante, y la grinbergialidad de una escritura casi cuántica como su famoso teatro. Pequeñas piezas, que seguramente fueron escritas en ese viaje donde fue a dejar piedras al cementerio de los Warshavsky.

Me pregunto si Rock Hudson y Liz Taylor que anduvieron en estos lugares, habrán desayunado unos huevos motuleños que me acompañan en la lectura, con el arrullo del vaivén de las olas que no se alcanzan a oir en la montaña cerca de la Escénica. Jacobo y el viaje al encuentro del Buda, contado desde Tel Aviv. Tajine y jumus. El recuerdo de una madre que abraza a un bebe y la dichosa fórmula Suiza hecha en Lerma. Sigue el viaje, hacia el final de esa vacación, puente o fin de semana que me supieron a gloria. Termino la lectura, con el recuerdo de Ur de los Caldeos, de Treblinka … y la duda ¿hay banquetes para festejar el Bar Mitzvah?

Hoy, tu hijo me invitó a comentar su libro. Para nosotros los académicos, los hombres y mujeres de los libros, es como un festejo. Nos deleitamos –como en el Banquete de Platón, de la alegoría del saber, de acompañar al autor en sus ideas hechas letras y palabras. Y en una euforia muy particular, invitamos a los que comparten estas paredes a leer, por qué si no leemos no escribimos y nuestras historias se pueden perder y derretirse como los copos de nieve que en el deshielo polaco dejan de cubrir las piedras perpetuas en Treblinka para recordarnos el pasado.

Así pues, Abraham … tu hijo no solo sabe hacer hombres, como le dijiste, … sabe preparar hombres y mujeres para los demás … y también Abraham … tu pequeño David, sabe escribir libros.

Shalom

רעסט אברהם, דוד איז אַ גוט שרייַבער.

Luis Miguel Martínez Cervantes.

15 de enero de 2015

2015-01-15 Ibero

Ibero 15 enero 2015

Ayer presentación en la Ibero

Gracias a todos por la alegría alcanzada en la fiesta de las palabras en la que se convirtió la presentación de mi libro Yosomos en la Ibero.

Especialmente gracias al Doctor Luis Miguel Martínez y a Ana de la Macorra por sus hermosas palabras.

Y yo feliz con la respuesta de los que ya leyeron el libro y con la ilusión de que los que pronto lo leerán lo disfruten tanto como estos primeros lectores.

Abrazos

Libro Yosomos

Presentación del libro Yosomos en la Universidad Iberoamericana
Presentación del libro Yosomos en la Universidad Iberoamericana

wpid-img-20150116-wa0004.jpg

Presentación Libro Yosomos en la Ibero

Queridos lectores:

Comenzamos el 2015 con la presentación en la Universidad Iberoamericana del libro Yosomos y  están todos invitados

Haciendo el honor de acompañarme en la mesa contaremos con la presencia de  la poetisa Ana de la Macorra y el Doctor Luis Miguel Martínez.

Al finalizar se venderá el libro impreso y tendremos un brindis.

La cita es a las 6 PM el jueves 15 de enero de 2015 en el aula Ángel Palerm Vich

Universidad Iberoamericana Ciudad de México. Prolongación Paseo de la Reforma 880, Lomas de Santa Fe, México, C.P. 01219, Distrito Federal.

Yosomos Portada

Pide tu ejemplar haciendo clic acá:

Libro Yosomos

1994 1 2014 43

En 1994 México era un lugar más seguro de lo que es hoy. Si bien comenzaba el conflicto en la selva de Chiapas y se había asesinado a un candidato presidencial, no se descubrían fosas con cadáveres ni se desaparecía por millares a las personas.

Con al menos una excepción: mi hermano Jacky, Jacobo Grinberg Zylberbaum.

20 años han pasado y en resumen ninguna autoridad ha dado con su cuerpo, ni con un solo signo de vida.

Y nos duele a tantos y nos duele tanto todavía.

En 2014 la lista oficial de desaparecidos suma ya decenas de miles y basta leer las noticias para saber que los cadáveres aparecen por cualquier rincón del país. Y cuando parecía que nos habíamos acostumbrado, cuando solo quedaba no despertar ya más de tanta anestesia espesa y roja, el estado asesina a 6 y desaparece a 43 jóvenes estudiantes de  Ayotzinapa, Guerrero.

El dolor y las matemáticas, el luto y los números son incompatibles. Sin embargo cierro los ojos y trato de multiplicar la incertidumbre y la desesperación experimentada por una familia, mi familia,  por 43.

1 X 43

Operación macabra que solo lleva a sentir desesperación.

Pensaba esto ayer caminando por las calles de una ciudad indignada, cuando una estudiante que repartía pequeños papeles, solo media cuartilla, me entrego 1 e inmediatamente salió disparada, huyendo, o quizás volando, ya que al leer lo que me dio dude de su corporalidad.

No viene firmado, se trata de palabras desnudas. Palabras que flotan en un país que ha perdido tanto, que ya también ha perdido el miedo.

“Debajo de la tierra yacen unos pequeños zapatitos, sin nombre ni rostro, junto a ellos ropa desconocida, fosa tras fosa la misma imagen, solo números, una estadística más, manipulada para ocultar un ancestral dolor ¿Qué importa? ¡ No son los normalistas ! Para qué indagar su historia? ¡Quienes son da lo mismo! ¿Verdad?

Los Abarca caen. Un títere más cuyas cuerdas fueron cortadas para distraer mientras el titiritero se burla del engaño. ¿Hasta cuando seremos ingenuos espectadores de un rojo espectáculo lleno de poder y hastío? ¡Claro es fácil negar el apoyo a quienes -con rabia- desentierran zapatitos en busca de un hijo o una madre! ¿Y cuándo sean nuestros hijos, también entonces, seremos indiferentes?”