Archivo de la etiqueta: Arte

Llega la luz a Ludocuántica.

Habías pensado que la luz, elemento indispensable para la fotosíntesis, detona con sus propiedades toda la cadena alimenticia. Es más. Nuestra existencia se encuentra tan estrechamente ligada a la luz que la comemos diariamente en todos nuestros alimentos.

En nuestro taller, después de conocer las fascinantes propiedades de la luz descubiertas por la física moderna, nos preguntaremos:

¿La materia y la energía son intercambiables?

¿Somos en cierto modo luz?

¿Somos seres iluminados?

Ven a jugar para descubrirlo en la próxima edición del Taller de Ludocuántica, una experiencia que teje la visión científica de la luz, con la idea espiritual de la iluminación.

ludocuantica-la-luz

Taller impartido por David Grinberg, creador de Ludocuántica, director de teatro y académico de la Universidad Iberoamericana.

Ludocuántica ha cambiado paradigmas con sus presentaciones en México y España desde 2009.

Asiste al próximo taller:

Sábado 21 de enero de 2017.

De 10:00 a 20:00 horas.

Colima #150, esquina Córdoba. Colonia Roma, CDMX

Informes e inscripciones al 55-18644198 y al correo yosomos@gmail.com

Aportación: $1500.00 pesos por participante.

Cupo limitado, asegura tu lugar reservando con anticipación.

Invitación Ludocuántica

Aprender es disfrutar, es encontrar descubriendo el mundo a partir de nuestras experiencias.

Lo increíble es que conseguir aprender profundamente se logra mejor,  jugando, tocando y volando con nuestro sentidos.

Esa es la propuesta del Taller de Ludocuántica, una invitación a soñar con los ojos abiertos, mientras comprendemos una forma radicalmente nueva de mirar a la realidad.

Nos vemos el sábado 3 de diciembre en la Colonia Roma, el nuevo corazón cultural de la Ciudad de México en dónde tenemos un lugar para ti.

Reservaciones en yosomos@gmail.com

ludoc

 

La Roma Cuántica

Queridos lectores:

Con emoción les comparto la próxima edición del Taller de Teatro Cuántico en la Colonia Roma, corazón de la actividad cultural de la Ciudad de Mexico.

Una casa de principios del siglo XX será el marco ideal para viajar desde el centro de nuestros átomos, hasta nuestra conciencia cósmica.

Los esperamos.

t-cuantico-1-octubre-16

Fully Committed es Hasta el Tope

Fully Committed, obra de teatro escrita por Becky Mode

Queridos lectores imaginen por favor una obra de teatro en la que una sola actriz hace 40 personajes.

Una encargada de reservaciones de un lujoso restaurante de la ciudad habla con sus clientes, el chef, su papá, sus colegas… y hace cada uno de los papeles de los que están del otro lado del teléfono.

La extraordinaria actriz de comedia Anastasia Acosta le presta su talento a cada uno de los personajes logrando una comedia de muy alto nivel de complejidad y de realización.

¿Y cómo no pensar en Yosomos, en está posibilidad que exploramos de ser tú, yo y los otros simultáneamente?

Desde que Anastasia me invito a dirigir el proyecto pienso continuamente en eso, en qué no puede ser casualidad el que me haya subido a esté barco escénico.

En español le pusimos “Hasta el Tope” y cambiamos la acción de Manhattan a Polanco en la Ciudad de México.

Nuestra fecha de estreno se acerca velozmente, falta poco para que llegue el miércoles 3 de febrero de 2016 en el Teatro Libanés al sur de la ciudad.

 

 

 

 

Presentación Yosomos IMSS

IMG_5676

Estimados lectores:

El lunes 12 de octubre a las cinco de la tarde tendremos la presentación del libro en el Centro Médico Siglo XXI.

La poeta y gran amiga Ana de la Macorra nos acompañará y espero que muchos de ustedes puedan venir a nuestra fiesta de las letras.

Y si aún no tienen su libro, al finalizar los venderemos.

Todos abrazados, todos invitados.

Próximo estreno del módulo La Luz del Teatro Cuántico

Arbol Estimados lectores:

El taller se reinventa para experimentar y abordar a la luz, a los saltos cuánticos y a nuestro papel consciente en nuestro asombroso universo.

No se pierdan el estreno que se llevará a cabo en la ciudad de puebla el sábado 15 de agosto de 2015.

Invitados todos a comenzar o a seguir descubriendo desde el juego y el arte los misterios de la ciencia. Teatro Cuántico: La Luz. Reservaciones con: Manuel Bayardo, al celular: 222 954 31 71 o al 617 29 23 Hotel Los Sauces, Av. Forjadores (Entre plaza San Diego y Periférico). San Pedro Cholula, Puebla Carta de introducción: El módulo La Luz del taller de Teatro Cuántico está pensada como un viaje personal y teatral. El reto es viajar aun más lejos con la ayuda de sofisticadas herramientas como lo son, nuestro cuerpo, nuestra mente, y nuestro ser. Los humanos estamos formados por millones de células, órganos complejos, sistemas que trabajan uno al lado del otro, todo a un ritmo, todo a partir del ADN que formaba parte de las células reproductivas de nuestros padres, formadas por las partículas de la tierra, formadas a partir de las estrellas, formadas a partir de una gran explosión llamada Big Bang … Nuestro cuerpo necesita agua, sol, movimiento, aire… Se mueve sin parar al ritmo de cada latido, sin importar si estoy dormido o corriendo. Cambia todo el tiempo regido por el ciclo de la vida y de la muerte. Durante un determinado periodo de tiempo, sustituimos con nuevos elementos a lo que va muriendo dentro de nosotros, hasta que nos llega la hora y para entonces podríamos haber dejado nuestra información mezclada con la de un ser amado en un nuevo ser, que luchará también, por un determinado espacio de tiempo, a favor de la vida. El cerebro humano es quizás el órgano más complejo que podamos encontrar en el mundo vivo. Un órgano formado por miles de millones de neuronas haciendo incontables operaciones a cada instante para que podamos pronunciar una palabra, recordar una cara o un sabor, mirar una imagen o escuchar una canción. Y nuestro ser es parte de nuestro cerebro, y de nuestro cuerpo pero al mismo tiempo sabemos, intuimos, que no es parte de ellos, asumimos que usa las herramientas de la vida humana pero no esta precisamente ahí. Aunque sin el cuerpo que suda, que come, que disfruta, que padece, no podría manifestarse. Vaya herramientas y vaya felicidad poder usarlas, para aprender, para sentir, para descubrir que acaso los limites de nuestro ser no están marcados únicamente por el ciclo de nuestras vidas. ¿Qué significa la no localidad de nuestra mente? ¿Qué significa vivir en un espacio- tiempo no lineal? ¿Qué supone para nuestra realidad descubrir que la materia y la energía son intercambiables? ¿Qué significa descubrir que estamos hechos de oscilación, la cual de algún modo forma la materia que nos conforma? El Teatro Cuántico plantea preguntas y da algunas respuestas aunque – como es tradición- hace que otras tantas cuestiones que no te habías planteado comiencen a rondar por tu cabeza. Bienvenidos a bordo. David Grinberg Preciado

Mi Cuerpo Desierto

Mi Cuerpo Desierto

Sube a mi cuerpo desierto

no te detengas hasta el oasis

aunque puedes rodear por las dunas

llenar tus ojos de sol

y mirar el espejismo

de tu propia libertad.

Sube a mi cuerpo desierto

bailando y cantando aleluya

como al templo del monte

a la pirámide del llano

como se sube a lo más alto

de tu propia piel.

Sube a mi cuerpo desierto

aquí estoy esperando hace siglos

a tus pies ensangrentados, a tu boca herida

convierte en hombre a esta estatua de sal

ensimismada por la falta de ti

Sube a mi cuerpo desierto

derrite lo que queda de dolor

mientras te amarras a la cuerda

que te guía por la tormenta de arena.

David Grinberg P 01 06 2015

Halo Solar

De Regreso en Puebla

Estimados lectores:

Vuelve el Teatro Cuántico a puebla este fin de semana y con él una oportunidad para experimentar el taller en el que nos aproximamos a la ciencia de las posibilidades desde las posibilidades del arte.

Todavía quedan pocos lugares, así que los esperamos.

Sábado 21 de febrero de 2015 

De 10 AM a 2 PM y de 4 a 8 PM 

Hotel Los Sauces, Av. Forjadores (Entre plaza San Diego y Periférico). San Pedro Cholula, Puebla, Tel: (222) 2471011/12. 

Reservar con: Manuel Bayardo, al teléfono: 222 954 31 71 Cel. o al 617 29 23 nextel.

iberocuántico-MOTION-1

Palabras de Luis Miguel Martínez

Queridos lectores:
Como saben el pasado 15 de enero presenté mi libro en la Universidad Iberoamericana.
Al principio del  académico acto, el Doctor Luis Miguel Martínez Cervantes leyó unas conmovedoras palabras que a continuación les comparto.
Luis Miguel te agradezco enormemente por la lectura que haces de mi libro y gracias también por todo tu apoyo para la difusión del mismo.
Gracias también a Ana de La Macorra por la belleza de las palabras que siguieron y que ya he compartido en una entrada anterior.

“Es liegt an uns, ob alles bleibt, wie es ist.
Es liegt an uns, ob sich was ändert in der Welt von heute.”

Hannelore Frank

“Muchos de nuestros pensamientos ni siquiera son nuestros
si no que provienen del colectivo,
porque existe una constante interacción entre todos los cerebros”

Jacobo Grinberg Zylberbaum

Santa Fe, Ciudad de México, año 15 del siglo veintuno (Anno Domini) …  año 5575 del ha’luach ha’ivri (Anno Mundi)

Querido Sr. Warshavsky,

Hace más de 85 años llegaste a estas tierras desde tu natal Skoloff Podliansky que está al cobijo de la Virgen de Chestojowa. Si bien, tú que acá fuiste el Polaco y allá el Judio, tal vez nunca imaginarías que uno de tus hijos, disfrutaría tanto de la vida académica, en los libros y en los salones de clase, como tu lo hiciste en la peletería de República del Salvador y en el frontenis.

Según cuenta tu hijo, los días apacibles en Sócrates 308 terminaban con la lectura de alguno de tus libros de la colección de ciencia ficción. Todos esos sueños marcianos, de invasiones extraterrestres y de viajes por las estrellas, algún día tendrían que reflejarse en lo que tu hijo escribiera.

Un buen día de invierno llegó a mi oficina, en el caos académico del departamento de comunicación, entre el diario antagonismo de la ciencia, la ingeniería y la palabra. Me entregó su libro y me dijo que quería presentarlo aquí mismo en la universidad.

Llegaron unas vacaciones, no sé si un puente ó sólo un fin de semana, pero sin haberlo pensado, este libro me acompañó a Acapulco –que no sabía habían disfrutado tanto en familia juntos tus hijos. Al alba, y viendo la bahía desde la terraza de mi cuarto de hotel, comencé a leerlo. Al principio me sonó a la cita de Hannelore Frank con la que comienzo esta carta.

“En nosotros queda, asegurar que todo esté como está
queda en nosotros, todo lo que hemos cambiado en el mundo de hoy.”

Comienza la historia con los pasos de David por las vías de Treblinka, donde hoy quedan unos sencillos bloques de concreto que nos recuerdan el odio y dolor que pasó por esa ruta. ¿Quién es David? ¿Cuántos David hay?

Entre sorbo y sorbo de café, llego a Samuel y la historia de la piel. Y me llaman mucho la atención esas palabras, “el mundo que conocemos se acabará, el dulce Yiddish, se dejará de pronunciar, nuestros hijos serán aniquilados” … aniquilados, me recuerda de nuevo las palabras de Hannelore Frank, todo está en nosotros.

Sigo leyendo … aunque llegó el tiempo de la fruta tropical, y el dolor con el que comienza el libro, me hace pensar en todo el dolor y sufrimiento que está en el origen de las historias de David. Aunque debo confesar, que al igual que el día que mi amigo Fernando – si el hijo pequeño de Doña Martina, nos presentó a David y a mi … fue raro, como el comienzo del libro. Luego, el primer día que escuché la historia de tu hijo, que está desaparecido y la idea del teatro cuántico, confirmé que en todo esto … lo grinbergiano podría y debería ser raro. Seguí con el libro … al ritmo de la papaya, la piña y la Sandía.

“Vienes y vas y luego regresas para volverte al DF” … casi como este año de mis viajes por el mundo … por momentos he pensado en la vida de los emigrados y aquellos que fueron desplazados por la guerra. Que suerte la de tus hijos Abraham, de haber nacido en una tierra como esta, fértil y próspera en todo.

Página 33 … el barrendero, el ombligo y los prepucios y riñones que lo acompañaban. Que recuerdos de los tiraderos de basura a los que llegamos los “nuevos colonizadores de Santa Fe”, aquellos que teníamos miedo de los panchitos y de salir tarde porque no había iluminación en la ZEDEC, como bien le decían a la Zona de Desarrollo Controlado de Santa Fe . Casi como emigrados pasábamos por un Treblinka urbano, sin embargo cada noche regresabas a tu zona de confort, con una buena dosis de realidad.

David nos cuenta en una mezcla de realidad y ficción el paso por un viaje, por la vida de David, Samuel, Jacobo, David – fuera del libro y varios Pe, estas migraciones entre la realidad cruel y dura, la fantasía y ficción reconfortante, y la grinbergialidad de una escritura casi cuántica como su famoso teatro. Pequeñas piezas, que seguramente fueron escritas en ese viaje donde fue a dejar piedras al cementerio de los Warshavsky.

Me pregunto si Rock Hudson y Liz Taylor que anduvieron en estos lugares, habrán desayunado unos huevos motuleños que me acompañan en la lectura, con el arrullo del vaivén de las olas que no se alcanzan a oir en la montaña cerca de la Escénica. Jacobo y el viaje al encuentro del Buda, contado desde Tel Aviv. Tajine y jumus. El recuerdo de una madre que abraza a un bebe y la dichosa fórmula Suiza hecha en Lerma. Sigue el viaje, hacia el final de esa vacación, puente o fin de semana que me supieron a gloria. Termino la lectura, con el recuerdo de Ur de los Caldeos, de Treblinka … y la duda ¿hay banquetes para festejar el Bar Mitzvah?

Hoy, tu hijo me invitó a comentar su libro. Para nosotros los académicos, los hombres y mujeres de los libros, es como un festejo. Nos deleitamos –como en el Banquete de Platón, de la alegoría del saber, de acompañar al autor en sus ideas hechas letras y palabras. Y en una euforia muy particular, invitamos a los que comparten estas paredes a leer, por qué si no leemos no escribimos y nuestras historias se pueden perder y derretirse como los copos de nieve que en el deshielo polaco dejan de cubrir las piedras perpetuas en Treblinka para recordarnos el pasado.

Así pues, Abraham … tu hijo no solo sabe hacer hombres, como le dijiste, … sabe preparar hombres y mujeres para los demás … y también Abraham … tu pequeño David, sabe escribir libros.

Shalom

רעסט אברהם, דוד איז אַ גוט שרייַבער.

Luis Miguel Martínez Cervantes.

15 de enero de 2015

2015-01-15 Ibero

Ibero 15 enero 2015