Archivo de la etiqueta: Conciencia

La Roma Cuántica

Queridos lectores:

Con emoción les comparto la próxima edición del Taller de Teatro Cuántico en la Colonia Roma, corazón de la actividad cultural de la Ciudad de Mexico.

Una casa de principios del siglo XX será el marco ideal para viajar desde el centro de nuestros átomos, hasta nuestra conciencia cósmica.

Los esperamos.

t-cuantico-1-octubre-16

De Regreso en Puebla

Estimados lectores:

Vuelve el Teatro Cuántico a puebla este fin de semana y con él una oportunidad para experimentar el taller en el que nos aproximamos a la ciencia de las posibilidades desde las posibilidades del arte.

Todavía quedan pocos lugares, así que los esperamos.

Sábado 21 de febrero de 2015 

De 10 AM a 2 PM y de 4 a 8 PM 

Hotel Los Sauces, Av. Forjadores (Entre plaza San Diego y Periférico). San Pedro Cholula, Puebla, Tel: (222) 2471011/12. 

Reservar con: Manuel Bayardo, al teléfono: 222 954 31 71 Cel. o al 617 29 23 nextel.

iberocuántico-MOTION-1

Pe y el Pacto

Pe y el Pacto

(Personaje 4ª parte)

Al abrir tus ojos querido Pe alcanzas a percibir el sol colándose por la ventana a través de las hojas del árbol de aguacate que escala hasta tu cuarto. Todavía no puedes distinguir las formas pero tus retinas sienten la luz y el azul con el que están pintadas todas las paredes.

Aunque te sientes bien en tu casa, lloras pidiendo comida, tu mamá llega rápidamente para darte la botella con la formula de un conocido laboratorio internacional. Sobre sus piernas disfrutas el liquido caliente y esperas tu canción en francés -quizás hoy toca la de la pequeña marioneta que es tu preferida – pero a cambio de eso sientes lagrimas saladas que caen justo en el chupón de la botella mezclándose con la formula.

Tu mamá no canta. Hoy llora y te lleva con ella al piso de abajo en dónde escuchas ruidos de mesas y sillas moviéndose, de platos lavándose y a tu abuela Alice dando ordenes a tres cocineras, mientras con su dedo índice pone una kibe tras otra en una charola de la cual son llevadas al aceite hirviendo.

Pssssssss, suena cada vez que una kibe es sumergida.

Brrrrrr cada vez que prenden la licuadora con litros y litros de tajine y jumus.

Tu papá te besa mientras promete no tardarse en el frontenis, estará a tiempo para su quinta vez.

Huele a café turco y es el momento de desayunar roscas con mermelada de naranja hecha en casa.

Te acabas la botella y te abrigan aún más para llevarte al jardín.

Mientras desayunan las dos mujeres, tu escuchas a los pájaros que comparten tu aire y tu espacio.

Eructas al fin. Te cambian los pañales de tela y te vuelves a dormir.

Sueñas con el mar, las pequeñas gotas de lagrimas te llevan a la costa que aún no conoces y comienzas a flotar en el agua mecido por pequeñas olas, que se convierten en la ligera corriente de un río, aparece un palacio y una mujer desconocida te recoge en sus brazos.

–       En Egipto hacíamos los Brit Mila en la sinagoga más grande y hermosa de Alejandría, toda la comunidad venía con regalos a conocer al nuevo varón y a felicitar a los orgullosos padres. Dice tu abuela.

–       Es mejor en la casa. Dice tu madre – Así no se enfría el niño.

–       Pero en la sinagoga hay una silla gigante en donde se sienta el padrino.

–       Aquí hay otras costumbres, la circuncisión se hará sobre un cojín en la mesa.

–       No importa. Felicidades ya tienes tu primer hombre, estas cumpliendo el compromiso con tu pueblo y con tu familia. Voy a ver que no se les queme la comida.

Sueñas con escaleras que suben al cielo, con ángeles que pelean, con pirámides y sobre todo con el desierto. Sueñas con luces de aceite, con vino y con pan salpicado de sal.

Te despierta el ruido de una multitud que pronuncia al unísono las bendiciones.

Tu papá te toma de los brazos de tu mamá que se queda alejada de todo. Sientes que la hora esta cerca mientras atraviesas a todos los que ahora cantan con alegría.

Te ponen en la almohada y el Rabino Filer pronuncia las bendiciones mientras te da con su dedo unas gotas de vino.

Entonces sientes el bisturi en la punta del pene, duele, gritas, sangras y pierdes el sentido.

Cierras los ojos para soñar con persecuciones, incendios y guerras, has sido marcado para siempre igual que tus hermanos, tu padre, tu abuelo, tu bisabuelo y todos los varones de generaciones anteriores.

Tu padre Abraham llego a tiempo del deportivo para cumplir por quinta vez con el pacto de Abraham.

Tu mamá te toma de nuevo en sus brazos y mientras todos comen las delicias de tu abuela, te bebes entre sueños la formula suiza mezclada ahora también con tus lagrimas.

Top Ten

Hola querid@s lector@s:

Me ha dado mucho gusto encontrarme en la vida real y en la virtual, con quienes se sumergen en este blog, .

Hay a quien le gusta el laberinto que se forma con los enlaces y las historias.

Pero también están los que se desesperan por no encontrar algo a la primera.

Es parte del misterio que se va tejiendo tan solo poniendo el material por estricto orden de aparición. Aunque las categorias y el buscador del blog facilitan mucho las cosas.

De todos modos, ya sea la primera o la enésima vez que alguien nos visita, he decidido hacer el “Top 10” del blog para facilitar las cosas.

El criterio utilizado son la cantidad de comentarios de cada post o entrada, así que los que hacen la lista son ustedes.

Un abrazo y feliz primavera para tod@s.

10 Geniofagia (4 Comentarios) http://wp.me/pzaQa-3g

9 Episodio 3 La Batalla por el Templo (6 Comentarios) http://wp.me/pzaQa-1w

8 Visión Extraocular (8 Comentarios) http://wp.me/pzaQa-3K

7 El Potencial Transferido (11 comentarios) http://wp.me/pzaQa-8x

6 Anécdota Pachita (12 comentarios)   http://wp.me/pzaQa-4L

5 El Grinberg de las Galaxias (14 comentarios) http://wp.me/pzaQa-5O

4 Swami Rameshwarananda Giri Maharaj (19 comentarios) http://wp.me/pzaQa-7x

3  El Abuelo Que Se Volvió Grinberg (21 cometarios) http://wp.me/pzaQa-5a

2 Sócrates 308 (23 comentarios) http://wp.me/pzaQa-1Z

1 ¿Luto? (34 comentarios)   http://wp.me/pzaQa-5u

Y la mención especial del jurado (o sea yo):

Munich 2008 (0 comentarios) http://wp.me/pzaQa-7b

(Para ayudar a los recién llegados hemos repetido la publicación de esta introducción al laberinto de Yosomos, un gran abrazo para tod@s)

BIOFOTONES:¿UNA EXPLICACION CUANTICA ACERCA DEL AURA?

BIOFOTONES:¿UNA EXPLICACION CUANTICA ACERCA DEL AURA?

Por Arturo Sosa

En la Rusia post-revolucionaria el embriólogo Alexander Gurtwitsh detectó en los seres vivos una emisión ultra baja de fotones, esta fue la primera mención de tan impactante evento y le llamó “radiación mitogenética”, porque pensó que era generado por el efecto de división celular, pero la comunidad científica no lo tomó muy en serio debido principalmente a la imposibilidad de reproducir el experimento.

Posteriormente a finales de la década de los años veintes, se realizaron mas experimentos por parte de la hija de Alexander Gurwitsh, y reivindico el trabajo de su padre demostrando que existía el fenómeno y cambiando su nombre a “ultra-baja luminiscencia” le dio una connotación mas natural, sin comprender sin embargo cual era la verdadera naturaleza de este efecto.

En principios de los años setentas el físico cuántico Fritz Albert Popp, redescubrió este efecto, y a partir de ese momento se le llamó biofotón, y la característica principal es la emisión ultra-baja de fotones en el espectro visible y ultravioleta de la luz, es importante destacar que este efecto no tiene ninguna relación con el efecto presente en las luciérnagas, donde este efecto es llamado bioluminiscencia y es de alta intensidad, dando  a los insectos la característica peculiar de brillar en la noche.

La magnitud de la emisión de biofotones puede ir desde unos cuantos por centímetro cuadrado hasta algunos cientos, mucho mas débil que el efecto bioluminscente pero mucho mas fuerte que la radiación térmica, la detección de este biofotón ha sido posible mediante la fabricación de amplificadores de luz ultra sensibles, asociados a equipos electrónicos.

El científico Fritz Albert Popp, ha estado trabajando en este efecto desde hace mas de treinta años, destacando lo siguiente:

1.- Todos los seres vivos poseen este efecto, y al morir este desaparece.

2.- El efecto biofotónico se incrementa mayormente cuando se sufre de estrés.

3.- Las células cancerosas presentan un efecto de disonancia en la emisión de biofotones que las hace susceptibles de ser fácilmente detectables.

4.- Hay una relación directa de este efecto con el ADN de la célula.

5.- A partir de estos estudios se abrió un campo nuevo de investigación, integrando un equipo interdisciplinario enfocado a descubrir todas las posibles aplicaciones medicas y de otro tipo.

El efecto biofotónico no puede ser observado a simple vista, cuando menos no con la capacidad visual con que contamos los seres humanos, pero ¿es posible detectarla directamente con la mente? ¿Es la explicación de los experimentos realizados por Jacobo Grinberg en el ámbito de lectura con las manos sin utilizar la vista?

Mediante experimentos se ha demostrado que los fotones presentan un efecto dual, tanto de partícula como de onda, en este caso el biofotón se produce dentro de las células, relacionado directamente con el ADN, por lo tanto se podría pensar que también existe dentro de la célula de los seres vivos un efecto dual al emitir un fotón también tiene este un efecto de onda electromagnética.

Por lo tanto solo me queda decir que LITERALMENTE SOMOS SERES DE LUZ

Me gustaría conocer su opinión al respecto.

Un abrazo.

Arturo Sosa

Presentación de Arturo

Querid@s lecto@s:

Muy honrado me siento de contar con nuevos colaboradores de este nuestro blog que cada día se perfila como un proyecto editorial más completo.

Hoy se presenta a si mismo Arturo Sosa, amigo y socio del Proyecto Yosomos AC. Cuya invaluable ayuda y experiencia impulsa nuestro trabajo. Seguramente recordarán sus comentarios y video comentarios presentados en varias ocasiones.

Lector@s Arturo, Arturo Lector@s.

Mucho gusto.

Presentación de Arturo Sosa

Existen momentos en la vida de cada uno que resultan ser fundamentales para el desarrollo del potencial humano. Son como un centro magnético que nos lleva por situaciones inesperadas cuando estamos preparados para ello, y nos acerca a conocer a personas que a la postre resultan muy importantes para nosotros.

Hace 15 años por sincronicidad me encontraba en una búsqueda de conocimiento que me  explicara en forma sencilla y de una manera científica, como curan los chamanes, en ese entonces estaba en un grupo interesado en ser aprendices de Marakame.

Un Marakame dentro de la etnia de los Huicholes, ademas de ocupar el cargo de chaman es la persona mas importante dentro de su comunidad, es el pilar que sostiene la coherencia cultural y espiritual del pueblo donde vive.

Estábamos emocionados porque en aquel entonces ser aceptado como aprendiz de chaman, no solo era muy difícil sino casi imposible, el tratarnos como a uno de su propia etnia nos dio la oportunidad de participar en sus rituales y sus fiestas mas importantes, llegando incluso a realizar varias peregrinaciones en busca del venado azul, como preparación para después subir al Quemado, esa montaña mágica donde cuando al nacer el sol le dio el aspecto de haber sufrido una gran conflagración de donde toma su nombre.

El ser testigo de curaciones energéticas por parte del Marakame, así como de la materialización, de los problemas en forma de piedras u otros tipos de daños, propiciaron en mi cerebro mas preguntas que respuestas, y no estando conforme con mi experiencia necesitaba una explicación científica que acallara mi inquietud.

Un buen día sin tener ningún plan determinado tomé el transporte que me llevaría al centro de la ciudad de México, deambulaba frente de la Alameda, cuando mi atención se dirigió poderosamente a una serie de libros acomodados, teniendo como soporte y aparador el piso directo de la calle, era un puesto como tantos otros del comercio informal, pero lo especial que este puesto era que se dedicaba a la venta de libros esotéricos, compartían el mismo lugar los libros de Castañeda como de Alta Magia de Eliphas Levi,  separados únicamente por el orden alfabético. En ese lugar encontré una serie de libros llamados Los Chamanes de México, de un autor a quien nunca había leído  llamado Jacobo Grinberg-Zylberbaum, quien explicaba de una forma sencilla todo lo que había vivido ademas de postular la Teoría Sintérgica, basada en la física cuántica como sustento para las curaciones chamánicas y en general la expansión de la conciencia.

Traté de buscar a Jacobo con la esperanza de conocerlo, pero ya era muy tarde para ello, esto fue en 1996, ya para ese entonces nadie hablaba de el y en la UNAM una nube de miedo y zozobra cubrió su trabajo. Incluso cuando trate de buscar mas libros de el ya fue imposible encontrar mas publicaciones a pesar de haber publicado mas de 50 libros.

El haber conocido su trabajo me abrió la perspectiva de una explicación mas amplia de los sucesos que al primer vistazo parecen mágicos, pero en otro nivel de conciencia son cotidianos.

Seguí mi camino y avance en otras sendas altamente pragmáticas, como la Hipnosis y La Programación Neurolinguistica, donde encontré respuestas y me dieron la base para formular nuevas preguntas, que enriquecen mi existencia.

Al pasar de los años periódicamente hacia búsquedas en Internet para cerciorarme que había poca o ninguna información de Jacobo, pero todo esto cambio a partir de Julio del 2009 con el blog Yosomos, nuevamente se abrió una ventana para seguir avanzando, en nuevos proyectos, compartir experiencias y sobretodo conocer a personas con quien nos une mas que una amistad un sendero que nos dirige a seguir avanzando en el camino de la expansión de la conciencia.

Arturo Sosa

Mar, montaña.

Mar, montaña.

Lunes 25 de octubre de 2010

Voy de Valencia a Barcelona, en un tren retrasado en el horario y en el tiempo.

De mi lado derecho el mar se asoma de vez en cuando a saludar, del lado izquierdo alguna montaña se dibuja lejana en el horizonte.

El mar cambiante se ríe de la montaña y ella inamovible suspira mientras el tren, el mar, las nubes y yo pasamos frente a ella.

¿Montaña o mar?

Vas de México a Europa y algo te lleva a trabajar en México, vas de España a México y algo te lleva a trabajar en Valencia.

Tantas olas, marea, espuma para volver al mismo lugar.

De pronto la montaña me sonríe:

-Quédate conmigo sin moverte, deja que los pájaros vayan y vengan mientras nosotros miramos quietos, silenciosos, firmes, arraigados.

Es lunes después de un fin de semana maravilloso en los cuales gracias a la invitación del Varanasi Ashram tuvimos la fortuna de despegar dos veces la nave de la segunda parte del Taller de Teatro Cuántico Dos.

Meses de reflexión por encontrar la forma de transmitir lo sutil a través de algo un poco tangible llegaron a buen puerto precisamente en el Puerto de Sagunto en la Comunidad Valenciana.

En el taller hablamos del mar aunque solo se puede mostrar la montaña, sin embargo el escenario se convierte en una playa junto a un acantilado en donde al menos llegan las olas de aquella inmensidad.

Mi corazón sonríe cuando se  da cuenta que Swami Rameshwarananda Guiri Maharaj se ha convertido en mi amigo entrañable y hasta imprescindible.

La noche del viernes nos fuimos a cenar, Swamiji (Como le llaman al Swami de cariño), Durga, Vasuveda y yo.

Un restaurante en la montaña con delicias italianas sirvió de marco para contarnos todo lo sucedido en estos cuatro meses que teníamos de no vernos. Celebremos la alegría de estar vivos y  juntos, hablamos de educación, de unión entre religiones, de México, de España, de esta maravillosa lengua que compartimos, de seguir colaborando…

Hablamos de mi hermano mayor, de cuando hace muchos años, se conocieron en Madrid y de como durante años Swamiji practico la “Meditación Autoalusiva” propuesta precisamente por Jacobo, me contó también de la influencia del trabajo de Grinberg Zylberbaum a lo largo de su propia trayectoria como educador de ya varias generaciones.

Yosomos esta como todos saben inspirado en la vida y obra de Jacobo e imagine que pensaría él de esta aventura conjunta entre dos proyectos que hasta hace pocos meses no sabían ni siquiera la existencia uno del otro.

Seguro le daría primero mucha risa, para después quedarse hablando toda la noche, por ejemplo, de la No Localidad de la mente humana.

Sentía orgullo, también responsabilidad, mañana se cerraría el Taller de Teatro Cuántico con la segunda parte, con la propuesta de experimentar también la Teoría Sintérgica, con la premisa de subir al Yo al escenario.

Me cuentan de su proyecto Templos 24 Horas en Valencia de conocimiento y unión entre las religiones.

Octubre es el mes del judaísmo y para noviembre la Comunidad Israelita de Valencia pasará la estafeta a los representantes del Islam en la ciudad.

En un mundo cada vez más dividido, dentro y fuera de países y cultos, un trabajo intenso por resaltar lo que nos une, por hacerlo más importante que las aparentemente insalvables brechas me parece urgente, plausible y sobre todo esperanzador.

Hable de los pormenores de mi llegada a México, destacando los logros, los planes, pero también los obstáculos y los retos inmensos a los que nos enfrentamos para continuar con el Proyecto Yosomos desde mi país.

Un delicioso pastel de chocolate cerro la velada.

Regrese a mi hotel para no dormir, para repasar el taller, la cena, las instrucciones de los ejercicios, los videos, las explicaciones…

Amaneció el sábado, desayune pan con tomate, jugo de naranja, queso fresco y café, metí lo necesario en la maleta y nos fuimos al taller.

Conecte la computadora a la TV y al sonido mientras llegaban los viajeros y con ellos los abrazos y la alegría de vernos otra vez.

Llego también Swamini Madhavananda Moyee Giri (Mataji ) muy entusiasmada por volver al escenario y para honrarnos con su presencia a bordo.

Poco a poco fuimos entrando a la magia de la escena, a los misterios de la materia, la masa, la energía y el observador no local del teatro de La Realidad.

–       Estos talleres que impartes son únicos pues encienden los dos hemisferios cerebrales de manera simultanea.

Me había dicho un amigo y a mi me encanto la idea para reforzarla aún más en esta segunda parte.

Usamos disfraces, vestuario, maletas, juguetes para acompañarnos en nuestra aventura.

Estábamos llegando al final del viaje sabatino, faltaba solo el último ejercicio, el más complicado y arriesgado, pensado precisamente para cerrar con broche de oro dieciséis horas que componen la intensidad de dos talleres

“Acción” dije y no había vuelta atrás, contenía la respiración hasta darme cuenta que estaba saliendo mejor de lo que esperaba. Lagrimas de emoción empezaron a aparecer, nos contagiamos, habíamos llegado a aquel lugar fuera del tiempo y el espacio en dónde reconocíamos nuestra esencia, estábamos ahí gracias al poder del teatro y no habíamos salido de la sala.

Durga me había escrito hace unas semanas para pedirme unos diplomas para los participantes. La petición me tenía muy entusiasmado y me devolvió la confianza en mi propio proyecto.

Gracias a todos los que pidieron su diploma, fue un honor para mi entregarlo al final del taller a tan destacado reparto.

Aterrice en mi hotel a darme el mejor de los baños, luego un tradicional kabab precedió unas muy buenas horas de sueño reparador.

El domingo mismo desayuno y ahora los nervios por la segunda función.

Salió todavía mejor, la generosidad, talento y entrega de los participantes provoco un “salto cuántico” de profundidad acompañada de mucha diversión.

Gracias a los viajeros de los dos días por permitirme transmitir, gracias por abrir su corazón y aceptar la invitación a este encuentro de arte, ciencia, reflexión y alegría.

El tren acelera mientras el mar se acerca a mi derecha y la montaña se aproxima a mi izquierda. Cierro los ojos  y me pregunto ¿ Qué hace este mexicano, judío, cohen y medio sefaradí, impartiendo un taller a miles de kilómetros de su casa, para participantes hinduistas vedantas españoles invitado amablemente por un amigo Swami?

Sonrío y se que estoy feliz. Abro los ojos cuando el tren sale de un túnel mientras el mar se acerca a la ventana derecha y la montaña se aleja por la izquierda.

–       Próxima estación…

© David Grinberg Preciado 2010

Personaje 2ª

Personaje  2ª Parte

Mientras tanto tu ombligo querido Pe, es depositado en el bote de la basura quirúrgica y se mezcla con riñones, tumores, prepucios y miembros amputados.

Por fin tu mamá se ha despertado y al fin sientes el calor de sus brazos. Tu madre con todavía residuos en la sangre de la alta dosis de anestesia, sabe menos que tu en dónde esta y en qué momento. Aunque sabe que tiene a su primer hijo en las manos.

Entre sueños buscas un pecho que entre sueños te ofrecen. No hay leche, su cuerpo tampoco entiende que ha sido madre, no le das importancia, mamas aunque sea aire y por primera vez te sabes querido.

La habitación del hospital se ha ido llenando de familiares. Tus hermanos mayores que son ya adolescentes te miran con cariño y con una sensación de no saber si eres hijo o hermano.

En la tele Tibio Muñoz termina en primer lugar la final de 200 metros y es sacado de la alberca por decenas de aficionados enloquecidos por la primera medalla de oro mexicana en natación.

En ese momento tu papá te carga por primera vez y te contagia de inmediato su amor por el deporte.

El hospital normalmente en silencio se vuelve un estadio enloquecido en donde enfermeras, cirujanos, viejos con tanques de oxigeno y heridos en muletas gritan y bailan.

En el sótano una enfermera que en su tiempo libre milita en el Movimiento Pro Hueva esta tan emocionada festejando que decide no incinerar los deshechos quirúrgicos para hacerse la vida más fácil mezclándolos con toda la basura del hospital y así aprovechar para bailar el Mambo Número Ocho gritado por Pérez Prado con el anestesista de guardia que le sube con descaro al radio de transistores puesto en Radio Centro.

Mientras tanto te llevan de brazos a brazos festejando, hasta que tu abuela entra a la habitación y comienza a poner orden.  Primero te carga, luego saca del cuarto a todos para quedarse sola con su hija y su nieto.

De una charola toma un pastel de pistache y se lo ofrece a tu madre, mientras de la ventana sopla una brisa mediterránea de Beirut mezclada con los aromas de sus calles.

Regresas a tu mamá y alcanzas a beber un poco de calostro.

Muy poco tiempo después toca la puerta el enfermero que trae la inyección que corta la leche y mantiene la belleza de los pechos ahorrando además a todas las mujeres esas preciosas horas perdidas en amamantar a sus hijos y como escucha una conversación en Árabe no se molesta en explicar lo que está inyectando.

En la calle un barrendero vestido de naranja deja de tocar la campana para poder subir los botes de basura al camión, el cual echando un montón de humo se dirige a los tiraderos de Santa Fe en donde termina enterrado tu ombligo.

Continuara..

David Grinberg

Entrelazamiento Cuántico

Lunes 14 de junio de 2010

Tren Arco de Valencia a Barcelona

Ya han pasado casi cinco meses desde que visitamos el Varanasi Ashram por primera vez invitados por el Swami Rameshwarananda Guiri Maharaj y  Mery y yo volvemos en tren a Barcelona después de impartir dos Talleres de Teatro Cuántico tan maravillosos que me va a costar describirlos.

Pero vamos por partes. Llegamos a Puzol (Valencia) el viernes once por la tarde, comimos y descansamos en nuestro hotel, luego vimos un poco del primer partido del mundial, hasta que descubrí una vez más que no soy capaz de mantener la atención en el seguimiento de la pelota aunque juegue la Selección Mexicana. Supongo que esperar 90 minutos para emocionarse unos segundos puede ser interesante, lo malo es que cuando Rafa Márquez metió el gol del empate estábamos hablando de otra cosa y viendo para otro lado. Por lo menos nuestro vecino de mesa nos aviso y alcanzamos a ver la repetición.

Por la noche nos recogió el Swami en el hotel y nos fuimos a cenar a un delicioso restaurante junto al mar, también nos acompañaron Durga, Vasuveda, y Gora. Hablamos todos, aunque sobre todo el Swami, que afortunadamente ya ha terminado su voto de silencio.

Trajimos el mundo a nuestra mesa, tanto el espiritual como el real.

Y llego el vino: el Swami me pidió hacer la bendición de Shabat, accedí con una sonrisa y pronuncie el Kidush como si tuviera un libro de oraciones enfrente.  Luego nos deseamos Shabat Shalom e hice la bendición del pan. Les conté la tradición de considerar la víspera del sábado como la llegada de una novia y nos comenzamos a sentir como en una boda.

Respeto y admiro el trabajo por unir diferentes tradiciones espirituales y la cena se estaba convirtiendo en una oportunidad más para encontrar coincidencias compartiendo singularidades.

Durga, Vasu, Swamiji, David y Mery

Hablamos de nuestros proyectos, de objetivos comunes, de ganas de continuar colaborando…

Hablamos de Jacobo, de su vida de su obra y sobre todo de su último libro: “El Yo Como Idea”

El Swami nos contó también de su trabajo más importante, aquel que regresa la alegría, la fuerza y las ganas de vivir a cada uno de los que se le acercan para aprender primero que nada a respirar. Aunque parezca increíble, su enseñanza inicial se relaciona con la primera acción que hacemos todos al venir al mundo.

Después de la cena, caminamos un rato tranquilamente junto al mar

(El tren que viene desde Sevilla, es casi un “tablao” así que voy a seguir escribiendo luego)

(Tres días después retomo la historia)

El Swami me tomaba del brazo mientras me contaba de las respiraciones en agua, de lo purificador que resulta sentir que se vuelve al vientre materno. También insistió en los tiempos difíciles que vivimos y que vienen, en lo importante de unir esfuerzos.

Me dice que el sábado un grupo estará con él respirando, mientras el otro vivirá el Teatro Cuántico y el domingo a la inversa.

Llegabamos así hasta el espacio para el taller, un lugar perfecto, con un tatami grande para artes marciales como escenario.

Al llegar al hotel no pude dormir: la responsabilidad, los nervios escénicos y la emoción de la conversación, hacían que mi cabeza diera vueltas sin parar.

Al otro día pasaron por nosotros y nos llevaron al espacio. El taller comenzó con una energía envuelta en amor la cual se mantuvo durante todo el día. Fluimos, aprendimos, reímos y abrimos nuestro ser.

Swamini Madhavananda Moyee Giri, la madre del Swami que por cierto tiene dotes de actriz, nos acompaño.

Estoy muy sorprendido de la apertura y calor de cada uno de los veinte participantes

Terminamos con alegría luego de reflexionar, jugar, actuar, bailar, aprender y cantar.

Teatro Cuántico Puzol Valencia 12/06/2010
Teatro Cuántico Puzol Valencia 12/06/2010

El sábado cenamos Mery y yo solos en la playa de Puzol.

El domingo el grupo de veintidós viajeros que había respirado un día antes con el Swami llego con las pilas insólitamente cargadas, por ello el segundo taller fue esplendido en cuanto a lo actoral: humor, belleza, reflexión y carcajadas hicieron del viaje cuántico una delicia para todos.

Teatro Cuántico Puzol, Valencia 13/06/2010

Teatro Cuántico Valencia 13/06/2010

Ambos días Mery aporto su sensibilidad y experiencia en expresión corporal y danza.

De los dos talleres destaco la profunda reflexión acerca de nuestra relación con la realidad, es decir con el universo, ayudados del mapa que proporcionan los conceptos de física tratados en el taller.

También me sorprende el amor que sienten los participantes por cada uno de sus compañeros, parece que hilos invisibles los entrelazan en una sinergia sanadora, pura y contagiosa. ¡Felicidades por tenerse los unos a los otros!

Cenamos con Durga y Vasuveda, con alegría se terminaban los tan esperados días de talleres.

Al otro día Priti, una nueva amiga, nos llevo a conocer Valencia, a disfrutar la Ciudad de las Artes y las Ciencias, la horchata y los turrones.

Gracias por esta amorosa experiencia a todos los que forman el Varanasi Ashram, la próxima foto describe mi felicidad mejor que mil palabras.

Volando con el Teatro Cuántico
,
Valencia, 14/06/2010

Adeu Valencia, hasta la próxima.

David Grinberg Preciado

¿Qué te pareció HIM Más Allá de la Luz?

Querido lector/a de Yosomos:

Si has tenido la oportunidad de ver la película nos gustaría saber tu opinión.

Pero por favor, no nos cuentes el final a los que vivimos en lugares a donde aún no ha llegado.

Un abrazo