Archivo de la etiqueta: Conciencia

Sócrates 308 Nueva Edición

Perdonen queridos lectores que no ponga una fecha exacta a lo que voy a contar, pero estamos hablando de principios de los años ochenta y no creo que tenga importancia, pues voy a recrear un domingo cualquiera en la casa donde nací y crecí.
Dedicado a mi familia toda con todo mi cariño.

Sócrates 308

La televisión Sony Triniton comprada por mi padre en el barrio de Tepito transmitía a todo color y a mayor volumen, la final del Abierto de Estados Unidos, entre Jimmy Connors e Ivan Lendl. Eran la dos de la tarde y habíamos llegado hace unos minutos desde el frontenis del deportivo a la casa de Polanco: mi padre Abraham, mi hermano Dani y yo de unos catorce años.
Mi mamá Kemy, junto con Petra -la nana de todos- ponía la enorme mesa.
El menú de los domingos era siempre el mismo: para empezar consomé de pollo y luego arroz a la mexicana, frijoles, carne deshebrada con mole y tortillas, muchas tortillas. Solamente cuando Petra se tomaba varios días de descanso, mi papá iba por unas carnitas con chicharrón al famoso Grano de Oro. 
Pero hoy Petra sí que estaba y se notaba por su mal humor, hasta que llegó mi hermano Jerry recién casado con su esposa Esther, para dibujar en su cara morena un sonrojo de alegría mientras abrazaba a su “gordito.”
Se escuchó por primera vez aquella tarde la pregunta habitual:
-¿ Va a venir Jackie (Jacobo) ?
-No sé, contesto Kemy, con ese muchacho nunca se sabe.
Dani y yo corrimos a enseñarle nuestra nueva manopla de béisbol Palomares a Jerry y salimos los tres disparados al jardín para unos lanzamientos, mientras Bucky el perro corría como loco tras la pelota de cuero.
Mi padre no podía despegar la vista de la tele; la vida le había quitado a su dios en Polonia, a su gran amor en el quirófano y la poca cordura que le dejó estaba ligada a su dosis diaria de litio que lo mantenía en un estado bastante apático y alejado de la realidad, aunque siempre mejor que durante sus brotes psicóticos.
Nathán apareció en la puerta, venia de recoger a Liz su novia y fue directo a la cocina a abrir las ollas. Petra se volvió a enojar ante la invasión.
– ¿Qué hay de comer para mí? Sabes que estoy malo de la panza.
– Uy que novedad. Pues hay arroz y te guardé pollo del consomé.
– ¿El arroz tiene ajo?
– No. Mintió Petra.
Nathán y Liz fueron a saludar al patrón, que mientras los besaba no despego la vista de la pelota que iba de un lado al otro de la pantalla.
– ¿Va a venir Jackie?
– Con tu hermano nunca se sabe.
Para entonces se habían hecho las tres de la tarde y todos nos moríamos de hambre.
– ¿Esperamos a Jackie?
– No voy a esperar toda la tarde, además se me van a enfriar las tortillas. Gritó Petra.
– A comer. Dijo mi mamá.
Inmediatamente nos sentamos a la mesa a devorar las delicias domingueras.
Comíamos mientras la tele pequeña del comedor, transmitía ahora, el duelo entre Lendl y Connors.
– Lendl se parece al conde Drácula.
– No sabía que en Transilvania hubiera canchas de tenis.
– Muy bien. ¡Qué bola! Gritó mi padre mientras Connors lograba su primera bola para partido.
– Muy bien Jimmy, los veteranos sabemos jugar mejor que los novatos.
Connors escuchó a mi padre y se hizo con el trofeo, pero la tele no se apagó, tuvimos que ver los comerciales de la Rubia Superior y esperar a que Jimmy alzara la copa para que la tele finalmente se callara. Para entonces Jerry dormía en un sillón mientras que Liz, Kemy y Esther se tomaban su café turco, hasta Nathán se animo a probar un poco.
– Solo para que Kemy me lea la taza.
-Una, dos y tres vueltas, ahora lo dejamos asentar.
Las tazas de las mujeres estaban llenas de estrenos, visitas y en el fondo del asiento dinero, pero la de Nathán tenía forma de intestino y mi madre no supo muy bien qué inventarle.
– ¿Y Jackie a qué hora llega?
– Si es que llega.
Mientras tanto Dani, 2 años menor que yo, jugaba con Buckie y conmigo béisbol, hasta que el vidrio que dividía el jardín con el comedor fue atravesado por una de mis mejores pichadas.
Se acabó la lectura del café y hasta la siesta de Jerry. Mi mamá nos gritaba sin parar. Por suerte en ese momento entró Jacobo.
Vestía una camisa oaxaqueña blanca con cintas de colores y nada más importó.
Todos a saludarlo, mi padre el primero, saliendo al fin de su tristeza al ver a su hijo mayor.
Jacobo nos abrazó a todos y se sentó en la mesa . Mientras saboreaba la comida de Petrita nos dijo sin más.
– En Cuernavaca estamos enseñándole a los niños a mirar con las manos.
– ¿A ver con qué?
– Les tapamos los ojos y les enseñamos a mandar al cerebro el mismo estimulo que envían con los ojos pero con las manos. Porque en realidad no vemos con los ojos, las imágenes son tan solo un producto de nuestro cerebro, lo único que hay que hacer es cambiar el canal de entrada.
Nadie creyó ni comprendió algo que a Jacobo le resultaba tan natural y obvio, pero ninguno habló.
– ¿Me enseñas a ver con las manos? Rompí el silencio.
– Claro, contestó.
Más de veinticinco años después las cosas aparentemente han cambiado mucho. Entre otras cosas, Abraham ya no está con nosotros y la casa de Sócrates 308 se convirtió en un edificio.
Pero Petra sigue cocinando en Tlaxcala, Nathán sigue teniendo problemas de digestión, Jerry es un experto en siestas y en jugar con los niños, Dani es de los pocos jugadores de frontenis en México con menos de setenta años, Kemy nos sigue leyendo la taza de café turco y yo cambié la raqueta por la pala de Padel Tenis, así que sigo lanzando pelotas contra los cristales.
Pero eso si, todos nos seguimos preguntando:
– ¿Va a venir Jacobo?

Foto: cortesía de Dan Grinberg Preciado.

Yosomos 2020

Querido lector:

La posibilidad de hablar contigo, de directamente llegar a tus ojos sin necesidad de ningún intermediario, es el mejor regalo que me ha dejado Yosomos, el blog que edito desde hace ya 10 años.

A lo mejor a partir de la suerte que tuve de que me leyeras, acudiste a un taller de Teatro Cuántico, a una charla o nos tomamos un café, en donde tuve el privilegio de conocerte.

Me acompañaste al contar mis recuerdos, mis motivaciones, mi dolor, mis alegrías y mis anhelos.

Aprendimos juntos de temas de meditación, ciencia, arte, cultura y de temas relacionados con la consciencia.

Me ayudaste firmando y compartiendo la petición del parque, al que llamaremos Cuarta Sección de Chapultepec.

O quizá leíste y nada más. Con eso me has hecho enormemente feliz.

En 2020 comenzamos una nueva etapa en la que muy  pronto estrenaremos las conferencias interactivas Yosomos, la primera lleva de título:  “Más Allá del Yo”

Además tenemos de regreso al libro Yosomos en la tienda Kindle de Amazon, tanto en inglés como en español.

Un evento innovador que combinará la narrativa, con ejercicios lúdicos y de meditación, para lograr una inmersión completa en el tema tratado.

Espera noticias muy pronto y que tengamos una gran década.

 

 

 

25 años sin ti Jacobo Grinberg.

 

“No hay nostalgia peor, que añorar lo que nunca jamás sucedió”

Joaquin Sabina

Al saber que soy tu hermano y si saben al menos algo de tu obra o de tu vida, comienzan las cascadas de preguntas formuladas después de mil disculpas por la indiscreción.

¿Es verdad que desapareció?

¿Crees que haya trascendido?

¿Paso a otra dimensión?

¿Se lo llevaron los extraterrestres?

¿Fueron los de la CIA verdad?

Y también están los que lanzan afirmaciones absolutas.

Medita en algún lugar de Nepal.

Atravesó un un portal energético a través del Tepozteco.

Esta secuestrado por algún gobierno malvado.

Y mi favorita:

Se encuentra en algún lugar entre la vida y la muerte.

Han pasado 25 años y hoy no quiero llorar, prefiero recordar que además de ser un gran científico y mejor hermano, tenias un enorme sentido del humor, por lo que todas estas hipótesis acerca de tu destino seguramente te arrancarían una sonrisa.

En cuanto a mi, cada día me doy cuenta que mucho de lo que me diste sigue intacto y que tus descubrimientos sensacionales se comprueban todos los días por una comunidad de científicos que entonces te dieron la espalda.

Siempre sonrió  y pienso: eso Jacobo ya lo sabía.

Y las comidas no son lo mismo, ni las reuniones ni las charlas interminables, las improvisaciones con tambores, guitarras y sobre todo las meditaciones.

Eso si no ha regresado, por que nadie como tú para hablar de los temas más increíbles y asombrosos, para hacer que las mentes viajen a la velocidad de la luz y la conciencia flote como una nube blanca en el cielo azul.

Aunque lo intenté y lo estaba logrando al comenzar a escribir, inevitablemente me pongo triste, como ya lo habrás notado. Surge una nostalgia mezclada con enojo y frustración por no saber lo que té paso y por lo tanto no haber podido ayudarte.

Somos muchos los que todavía te extrañamos y a los que la certeza de tu destino, cualquiera que haya sido, nos daría alivio y en cierto modo descanso.

Mientras tanto, la ciencia comprueba la conexión entre las mentes y comienza a entender que la conciencia crea a la realidad o al menos tiene mucho que ver en su conformación.

Claro que además, la luz de tu pensamiento le hace falta al mundo actual.  Si tan solo conocieras el internet de hoy y el desarrollo y penetración de la World Wide Web, te quedarías estupefacto, para después apropiártelo de las formas más asombrosas.

Con días de diferencia, nuestros cumpleaños coinciden,  por eso hoy añoro compartir el pastel contigo y tengo nostalgia de las 25 ocasiones de festejar juntos que nos arrebataron.

Feliz cumpleaños para nosotros querido hermano mayor.

Hermanos 1993

 

El 12 de diciembre de 2019 Jacobo Grinberg Zylberbaum cumpliría 73 años y desde hace 25 se encuentra desaparecido.

Lee más

Información

 

 

 

La Roma Cuántica

Queridos lectores:

Con emoción les comparto la próxima edición del Taller de Teatro Cuántico en la Colonia Roma, corazón de la actividad cultural de la Ciudad de Mexico.

Una casa de principios del siglo XX será el marco ideal para viajar desde el centro de nuestros átomos, hasta nuestra conciencia cósmica.

Los esperamos.

t-cuantico-1-octubre-16

De Regreso en Puebla

Estimados lectores:

Vuelve el Teatro Cuántico a puebla este fin de semana y con él una oportunidad para experimentar el taller en el que nos aproximamos a la ciencia de las posibilidades desde las posibilidades del arte.

Todavía quedan pocos lugares, así que los esperamos.

Sábado 21 de febrero de 2015 

De 10 AM a 2 PM y de 4 a 8 PM 

Hotel Los Sauces, Av. Forjadores (Entre plaza San Diego y Periférico). San Pedro Cholula, Puebla, Tel: (222) 2471011/12. 

Reservar con: Manuel Bayardo, al teléfono: 222 954 31 71 Cel. o al 617 29 23 nextel.

iberocuántico-MOTION-1

Pe y el Pacto

Pe y el Pacto

(Personaje 4ª parte)

Al abrir tus ojos querido Pe alcanzas a percibir el sol colándose por la ventana a través de las hojas del árbol de aguacate que escala hasta tu cuarto. Todavía no puedes distinguir las formas pero tus retinas sienten la luz y el azul con el que están pintadas todas las paredes.

Aunque te sientes bien en tu casa, lloras pidiendo comida, tu mamá llega rápidamente para darte la botella con la formula de un conocido laboratorio internacional. Sobre sus piernas disfrutas el liquido caliente y esperas tu canción en francés -quizás hoy toca la de la pequeña marioneta que es tu preferida – pero a cambio de eso sientes lagrimas saladas que caen justo en el chupón de la botella mezclándose con la formula.

Tu mamá no canta. Hoy llora y te lleva con ella al piso de abajo en dónde escuchas ruidos de mesas y sillas moviéndose, de platos lavándose y a tu abuela Alice dando ordenes a tres cocineras, mientras con su dedo índice pone una kibe tras otra en una charola de la cual son llevadas al aceite hirviendo.

Pssssssss, suena cada vez que una kibe es sumergida.

Brrrrrr cada vez que prenden la licuadora con litros y litros de tajine y jumus.

Tu papá te besa mientras promete no tardarse en el frontenis, estará a tiempo para su quinta vez.

Huele a café turco y es el momento de desayunar roscas con mermelada de naranja hecha en casa.

Te acabas la botella y te abrigan aún más para llevarte al jardín.

Mientras desayunan las dos mujeres, tu escuchas a los pájaros que comparten tu aire y tu espacio.

Eructas al fin. Te cambian los pañales de tela y te vuelves a dormir.

Sueñas con el mar, las pequeñas gotas de lagrimas te llevan a la costa que aún no conoces y comienzas a flotar en el agua mecido por pequeñas olas, que se convierten en la ligera corriente de un río, aparece un palacio y una mujer desconocida te recoge en sus brazos.

–       En Egipto hacíamos los Brit Mila en la sinagoga más grande y hermosa de Alejandría, toda la comunidad venía con regalos a conocer al nuevo varón y a felicitar a los orgullosos padres. Dice tu abuela.

–       Es mejor en la casa. Dice tu madre – Así no se enfría el niño.

–       Pero en la sinagoga hay una silla gigante en donde se sienta el padrino.

–       Aquí hay otras costumbres, la circuncisión se hará sobre un cojín en la mesa.

–       No importa. Felicidades ya tienes tu primer hombre, estas cumpliendo el compromiso con tu pueblo y con tu familia. Voy a ver que no se les queme la comida.

Sueñas con escaleras que suben al cielo, con ángeles que pelean, con pirámides y sobre todo con el desierto. Sueñas con luces de aceite, con vino y con pan salpicado de sal.

Te despierta el ruido de una multitud que pronuncia al unísono las bendiciones.

Tu papá te toma de los brazos de tu mamá que se queda alejada de todo. Sientes que la hora esta cerca mientras atraviesas a todos los que ahora cantan con alegría.

Te ponen en la almohada y el Rabino Filer pronuncia las bendiciones mientras te da con su dedo unas gotas de vino.

Entonces sientes el bisturi en la punta del pene, duele, gritas, sangras y pierdes el sentido.

Cierras los ojos para soñar con persecuciones, incendios y guerras, has sido marcado para siempre igual que tus hermanos, tu padre, tu abuelo, tu bisabuelo y todos los varones de generaciones anteriores.

Tu padre Abraham llego a tiempo del deportivo para cumplir por quinta vez con el pacto de Abraham.

Tu mamá te toma de nuevo en sus brazos y mientras todos comen las delicias de tu abuela, te bebes entre sueños la formula suiza mezclada ahora también con tus lagrimas.

Top Ten

Hola querid@s lector@s:

Me ha dado mucho gusto encontrarme en la vida real y en la virtual, con quienes se sumergen en este blog, .

Hay a quien le gusta el laberinto que se forma con los enlaces y las historias.

Pero también están los que se desesperan por no encontrar algo a la primera.

Es parte del misterio que se va tejiendo tan solo poniendo el material por estricto orden de aparición. Aunque las categorias y el buscador del blog facilitan mucho las cosas.

De todos modos, ya sea la primera o la enésima vez que alguien nos visita, he decidido hacer el “Top 10” del blog para facilitar las cosas.

El criterio utilizado son la cantidad de comentarios de cada post o entrada, así que los que hacen la lista son ustedes.

Un abrazo y feliz primavera para tod@s.

10 Geniofagia (4 Comentarios) http://wp.me/pzaQa-3g

9 Episodio 3 La Batalla por el Templo (6 Comentarios) http://wp.me/pzaQa-1w

8 Visión Extraocular (8 Comentarios) http://wp.me/pzaQa-3K

7 El Potencial Transferido (11 comentarios) http://wp.me/pzaQa-8x

6 Anécdota Pachita (12 comentarios)   http://wp.me/pzaQa-4L

5 El Grinberg de las Galaxias (14 comentarios) http://wp.me/pzaQa-5O

4 Swami Rameshwarananda Giri Maharaj (19 comentarios) http://wp.me/pzaQa-7x

3  El Abuelo Que Se Volvió Grinberg (21 cometarios) http://wp.me/pzaQa-5a

2 Sócrates 308 (23 comentarios) http://wp.me/pzaQa-1Z

1 ¿Luto? (34 comentarios)   http://wp.me/pzaQa-5u

Y la mención especial del jurado (o sea yo):

Munich 2008 (0 comentarios) http://wp.me/pzaQa-7b

(Para ayudar a los recién llegados hemos repetido la publicación de esta introducción al laberinto de Yosomos, un gran abrazo para tod@s)