Archivo de la etiqueta: Vida y obra de Jacobo Grinberg Zylberbaum

Presentación del libro Yosomos en Tlaxcala

Queridos lectores:

Este viernes 10 de octubre de 2014 a las 6:00 de la tarde en la Librería Xadani ubicada en el Libramiento Instituto Politécnico Nacional KM 1.4 en la ciudad de Tlaxcala, tendré el gusto de presentar mi libro.

Haciendo el honor de acompañarme en la mesa, contaremos con la presencia del Maestro José Arellano y de la escritora Ana de la Macorra Apellániz, a los cuales agradezco su calurosa participación y apoyo.

Los invito con todo gusto a compartir con nosotros esta alegría.

David Grinberg

Yosomos Portada

Anuncios

Jacobo en Israel

Jacobo Grinberg Zylberbaum Jerusalén 1990
Jacobo Grinberg Zylberbaum Jerusalén 1990

La historia empieza en Tel Aviv en donde estudiaba Cine y TV. 1990 el año que corría y veinte años mi edad.

Me encontraba preparando un examen cuando sonó el timbre de la casa de la señora mayor con la que vivía. Fui a abrir la puerta y casi me desmayo.

Era Jacobo, mi hermano que sin avisar había venido desde México.

Jacobo sin poner ninguna atención a mi asombro me dijo:

-Acompáñame a Jerusalén, me esta esperando un gran cabalista que se llama David Toledano.

Mi única respuesta fue:

-¿Qué haces aquí?

-Quiero que me acompañes.

Ese era Jacobo, mi hermano mayor, así que olvidando mi examen y mi pasmo prepare mis cosas y nos fuimos.

Nos adentramos en uno de los barrios religiosos de la milenaria ciudad, tocamos en un pequeño departamento y nos abrió el Rabino David Toledano hablando en un hermoso Judeo Español.

Jacobo y el gran cabalista hablaron por horas, mientras comíamos galletas y tomábamos café turco.

Rab David Toledano y David Grinberg. Veinte años después.
Rab David Toledano y David Grinberg. Veinte años después.

Estuvieron de acuerdo en que una mente es capaz de influir a otra sin que entre ellas medie ningún sentido físico y sin importar la distancia, también David Toledano le confirmo que la energía y la materia son totalmente intercambiables y no le sorprendió la experiencia de Jacobo al lado de Pachita la gran curandera mexicana.

Salimos de ahí ya tarde y llegamos a la casa de unos amigos en donde pasamos la noche.

Al otro día el movimiento Paz Ahora (Shalom Ajshav), organizaba una manifestación en la que palestinos y judíos tomados de la mano rodearían la ciudad vieja de Jerusalén haciendo un enorme circulo.

Y Por supuesto estuvimos ahí.

Fue una fiesta de posibilidades de paz, un acto maravilloso cargado de simbolismo.

Espero el día en que algo así se pueda repetir.

Le tome la foto con la que comienza esta entrada ahí y lo acompañe al Aeropuerto.

Mientras yo volvía al amanecer a mi casa de Tel Aviv,  Jacobo volaba a la India en donde seguiría investigando ahora con maestros del  budismo y el  hinduismo.

Todo esto paso en dos días y una noche normales para Jacobo y absolutamente increíbles para mi.

 

David Grinberg Preciado
Basado en un texto de yosomos.com publicado en 2009

 

 

8 de Febrero 2014 Teatro Cuántico en DF

Amig@s del DF:

Me es grato anunciar la próxima fecha del taller:

El sábado 8 de febrero de 2014.

Hidalgo 61 San Jéronimo Lídice CP 10200

Inscripciones escribiendo a yosomos@gmail.com

o al celular 5518474198

Los esperamos

Flyer Teatro Cuántico San Jerónimo

24 de noviembre DF Cuántico

teatrocuanticologofinal

Lo único real es que formamos parte de ese campo infinito de posibilidades, como bien lo enseñas en tus talleres de Teatro Cuántico” Laura Esquivel

Domingo 24 de noviembre de 2013 de 10:00 AM a 7:00 PM

Heriberto Frías 949 Colonia Del Valle. México DF

Reserva tu lugar al celular 5518474198 o escribiendo a yosomos@gmail.com

 Reseña del Taller:

 Una experiencia vivencial de introducción y divulgación científica única en su tipo

 Experimentaremos una nueva forma de aproximarnos a la realidad comprendiendo el papel determinante de nuestra participación en su construcción.

 Viajaremos jugando desde el centro de nuestros átomos hasta la estrella más remota del universo lo que nos hará observarnos a nosotros mismos y a nuestra organización desde otra perspectiva.

 A partir del taller abordaremos nuestra vida, incluyendo nuestro trabajo, como un proceso de creación continua.

 Experimentamos con la nueva visión del mundo propuesta por la física moderna, para luego aplicarla en nuestra vida y en nuestras organizaciones. 

¿Cómo funciona?

 A través de estrategias de juego y de teatro basadas en los principios de pedagogía integral, los participantes comprenden contenidos científicos de vanguardia, en los cuales se sustenta el conocimiento contemporáneo.

 Al integrar arte y ciencia en una sola experiencia, el taller afina nuestra percepción hacía las infinitas posibilidades que tenemos como seres humanos.

Temario:

 La Teoría de la Relatividad Especial. A modo de introducción.

 El  Principio  de  Incertidumbre.  Es  imposible  determinar  en  una  misma  medición la posición y la velocidad de una partícula.

 Principio  antrópico.  El  observador  como protagonista de la realidad.

 El Experimento de la Doble Rendija. Una partícula puede estar en dos sitios a la  vez.  ¿Quiere  decir  esto  qué  el  tiempo  se  puede  dividir  en  dos  o  más líneas temporales?

 El Tiempo Esférico. Nuevas formas no lineales de entender la llamada cuarta dimensión.

 Los Agujeros Negros: Lugares en los cuales el tiempo está prácticamente detenido.

 El Entrelazamiento  Cuántico  basado  en  La  Paradoja  EPR  (Einstein – Podolski  Rosen) como  base  de  La  Teoría  Sintérgica  de  Jacobo Grinberg Zylberbaum 

Currículo del expositor: David Grinberg Preciado: (México DF 1968) Es egresado de Comunicación por la Universidad Iberoamericana de México DF en donde trabaja como profesor. Tiene una maestría en Artes Escénicas por el Instituto del Teatro de Barcelona y la Universidad Autónoma de Barcelona. Es director, escritor y profesor de teatro.  Ha recibido el Grant de la European Association for Jewish Culture entre otros reconocimientos. Actualmente imparte sus talleres en México y España destacando su participación por tercer año consecutivo en el Congreso Internacional de Innovación Educativa y pública el Blogwww.yosomos.com cuyo contenido trata principalmente de ciencia, arte y de la interconexión entre todos los seres humanos a través de la consciencia.

Favor de llevar ropa deportiva

Contacto: yosomos@gmail.com . Celular: 5518474194 © David Grinberg Preciado. Barcelona 2009. México 2010

La Idea del Yo

Queridos lector@s:

La primera motivación para escribir este blog vino de un libro (el último publicado por mi hermano Jacobo Grinberg Zylberbaum) “El Yo Como Idea”

La fuerza de su revolucionario planteamiento principal, el cual postula que la esencia de nuestra personalidad esta en el contenido y no en el contenedor, que a su vez no es más que el mismo contenido, cambio para siempre la visión que tenía de la personalidad y de mi propio Yo.

Asumir que somos una idea, producida por otra idea, a su vez producida por otra idea, pudiendo seguir hasta el infinito, nos deja sentir una fuerza creativa en donde nos liberamos incluso del yugo del Yo que tan bien representamos hasta el punto de confundimos con él.

Al mismo tiempo esta idea nos acerca al otro de una nueva y autentica forma, en la cual el egoísmo simplemente no existe.

El Internet me pareció el vinculo ideal para expresar esta idea ya que su No Localidad representa una metáfora activa precisamente de la mente No Local descrita o quizás descubierta por Jacobo en sus últimos escritos.

Pronto llego Amira Valle, colaboradora de aquellos trascendentales últimos experimentos del Laboratorio de Comunicación Humana de la UNAM, a la cual seguramente recuerdan por su primera colaboración: Geniofagia

Hoy desde esta redacción les comparto la introducción del artículo que sienta las bases científicas del “Yo Como Idea”, él cual llega hasta nosotros por la prodigiosa pluma de Amira, que otra vez nos deleita explicando con dulzura personal: formulas, gráficos y experimentos.

Próximamente publicaremos el artículo completo.

Espero que lo disfruten tanto como yo.

INTRODUCCION AL ARTÍCULO:

ESCALA ELECTROENCEFALOGRAFICA Y TOPOGRAFICA DE LA ACTIVIDAD CEREBRAL: NANOESTADOS, MICROESTADOS AND MACROESTADOS EN EL CEREBRO HUMANO

Por Amira Valle:

En Enero de 1994, la gran novedad era el ultra moderno equipo de registro y análisis neurofisiológico llamado Neuroscan. Este programa permitía generar mapas bidimensionales de la actividad eléctrica del cerebro, así como de diversos parámetros de gran utilidad en el análisis de dicha actividad cerebral, tales como la coherencia entre las diferentes zonas del cerebro registradas.

También contaban con el programa TOPCOR, desarrollado por Mark Pflieger específicamente para el Dr. Grinberg, y que permitía determinar matemáticamente cuáles de estos topogramas describían secuencias similares de patrones de actividad EEG.

Jacobo había estado en contacto con el Dr. D. Lehman, quien acababa de publicar un artículo en el cual reportaba haber encontrado patrones de actividad eléctrica semejante a los cuales llamó “microestados”, cuya duración aproximada era de 143 MS.

Utilizando las dos nuevas herramientas con las que se contaba en el Laboratorio, el Dr. Grinberg se propuso abordar el experimento de Lehman por una nueva ruta, con el objetivo de determinar si se encontraban patrones de actividad eléctrica invariables que constituyeran los “elementos de los pensamientos”, tal como las letras en una palabra. No solo se consideraba importante determinar si existían estos “átomos de pensamiento”, sino también la duración de los mismos, ya que el Dr. Grinberg había trabajado hacía algunos años en experimentos encaminados a determinar la “duración del presente”, la cuál encontró era más grande mientras más complejo fuera el mecanismo cerebral para interpretar los estímulos recibidos por las terminales sensoriales y convertirlos en información.

Se realizaron registros de siete sujetos, cuyas edades se encontraban entre los 20 y los 82 años y se analizararon visualmente los topogramas (mapas bidimensionales de la actividad eléctrica del cerebro), milisegundo a milisegundo se determino cuándo había una gran semejanza, cuándo empezaban a cambiar y si estos cambios eran abruptos o graduales.

En un principio el experimento fue diseñado solamente para replicar el trabajo de D. Lehman aprovechando las nuevas herramientas de Neuroscan y Topcor, pero cuando al analizarar los registros de cada individuo, nos fuimos dando cuenta de que nuestros resultados tenían implicaciones insospechadas, que podrían llevarnos a explorar la incógnita más profunda con la que todos nos enfrentamos algún día y que constituye la piedra angular de las filosofías y religiones orientales: ¿Qué es el “yo”?

El Budismo nos dice que lo que experimentamos como un “yo” sólido, estable, independiente e inmutable, es en realidad un “continuo mental”, es decir, una sucesión de instantes de percepción, que cambia instante a instante, momento a momento, pero que este flujo es  individual. La analogía para entender esta definición sería un río, donde el agua que pasa por un punto es nueva y diferente a cada momento, sin embargo el cauce que sigue es siempre el mismo y por ello al ver un río, lo percibimos como “el río”, algo sólido, estable, permanente.

Esta interpretación no se aplica únicamente al “yo”.  Todos los aspectos de la realidad son ulteriormente cambio continuo. Aquello que percibimos como concreto o sólido, como una roca por ejemplo, no es más que un movimiento continuo de electrones y partículas subatómicas que constituyen los elementos que forman la materia, donde predominantemente tenemos espacio vacío.

Lo que nos hace percibir como sólido y estable algo cuya naturaleza es que es un cambio y mutación no es más que el patrón repetitivo que siguen estos cambios, es decir, el cauce que sigue el agua del río.

Al analizar los topogramas pudimos observar un cambio continuo, un flujo incesante de mutaciones graduales, pero dentro de este cambio, existían patrones. De pronto, los topogramas se hacían semejantes entre sí. Aunque no eran idénticos, al observarlos en conjunto, se los podía clasificar como pertenecientes a una misma familia. Esta semejanza duraba un cierto tiempo y gradualmente cambiaba hasta que tomaba otra conformación donde nuevamente un grupo de topogramas presentaba una naturaleza semejante y se podían asociar nuevamente como pertenecientes a otra nueva familia. A pesar de que los cambios entre una conformación estable eran graduales si el intervalo de tiempo que se consideraba era de fracciones de milisegundo, estas transiciones eran insignificantes comparadas con el tiempo en el que las familias de topogramas semejantes parecían permanecer. Observar estos cambios era muy semejante a observar las nubes. Podemos ver que la nube está cambiando continuamente pero de pronto toma la forma de un gato y aunque sigue cambiando instante a instante, la seguimos percibiendo como gato por un tiempo y de pronto este cambio continuo la lleva a adoptar la forma de un conejo y la vemos como conejo por otro rato, aunque es un conejo ligeramente distinto a cada instante, hasta que no es más un conejo y ahora es un caballo, y la vemos un rato más como caballo, distinto instante a instante, pero con un patrón coherente que al percibirlo, nuestro cerebro lo interpreta como caballo y así sucesivamente.

Inicialmente nuestro interés estaba en determinar si existían grupos de topogramas que fueran tan semejantes entre sí que se pudieran agrupar como pertenecientes a una misma familia. Para determinar esto, una vez analizados visualmente y determinando las semejanzas, se aplicó el programa que matemáticamente determina cuáles topogramas presentaban una semejanza. Una vez determinadas estas familias de topogramas semejantes, el interés era ver durante cuánto tiempo se presentaba este patrón  y la predicción era que el tiempo sería aproximado al encontrado previamente. Encontramos que efectivamente habían familias de topogramas muy semejantes entre sí, pero el tiempo promedio de duración de estos grupos de topogramas resultó ser mucho menor que el encontrado por el Dr. Lehman. Concluímos que debido a la metodología y tecnología que utilizamos, mucho más sensible a los cambios graduales, y el criterio preestablecido para decidir cuándo unos topogramas eran suficientemente parecidos entre sí como para considerarse pertenecientes a una misma familia, nuestros resultados difirieron con los microestados. Por esta razón, denominamos a las unidades que nosostros hayamos “nanoestados”, y pensamos que estos nanoestados pueden considerarse subunidades de los microestados, así como las letras forman palabras, o los electrones, protones y neutrones forman los átomos.

Con estos hallazgos, nuestra pregunta siguiente fue si estas unidades combinadas entre sí pudieran estar formando un mensaje, un código, un patrón particular en cada individo los  resultados presentantan como

son prácticamente iguales los mapas cerebrales de cada individuo en las diferentes sesiones y cómo estos mapas son totalmente distintos a los del otro sujeto.

El significado de estos resultados es de una relevancia trascendente. Esto significa que los patrones que utilizamos para combinar entre sí las unidades o átomos de pensamiento son consistentes en cada individuo y que es este patrón  coherente  y no el contenido, lo que constituye la individualidad y nos genera la sensación de un “yo” sólido, estable e independiente.

Las conclusiones de  estas observaciones resultaron ser de tal trascendencia y relevancia, que lo que se inició como un artículo científico denominado “Scale of Electroencephalographic and Topographic Brain Activity; Nanostates, Microstates and Macrostates in the Human Brain” dio lugar a la elaboración de un libro titulado * EL YO COMO IDEA (Grinberg-Zylberbaum 1994, Ed. INPEC).

Para el practicante y estudiante de Budismo, y para mi, esto es toda una revelación haber podido participar en este experimento y en el análisis e interpretación  de toda la información. Llevaba un año estudiando en Casa Tibet el texto budista “Appearance and Reality” de Guy Newland,  donde se analiza la naturaleza del vacío, la carencia de la existencia inherente de todos los fenómenos y particularmente del “yo” y de repente, me encuentro trabajando con estos topogramas que me muestran visualmente cómo la percepción y el pensamiento cambian instante a instante, momento a momento y mucho más importante, cómo la secuencia de estos cambios obedece a un patrón particular, coherente en cada individuo. Yo considero que ha sido uno de los regalos más grandes que me ha dado la vida. Fue como haber podido retirar el velo que guardaba celosamente uno de los conceptos más profundos y difíciles de entender en el Budismo: el vacío. La ciencia me permitió observar directamente la naturaleza  transitoria y cambiante de la identidad personal y de la percepción con gran claridad, lo cual es un privilegio que solo grandes meditadores pueden alcanzar en estados profundos de atención. La certidumbre y convicción de que la realidad no es más que una serie de cambios continuos y que la solidez y la permanencia no son más que una ilusión resultado de patrones de interpretación utilizados por mi cerebro, ha sido uno de los mejores regalos que la vida ha podido darme.  Considero que el haber llegado a trabajar en el Laboratorio del Dr. Grinberg en ese momento preciso de la historia y con el entrenamiento científico y budista que me permitieron entender cabalmente los experimentos diseñados por su mente genial, debe haber requerido un gran karma positivo que no tengo idea de cómo ni cuándo logré acumular.

El Tornillo

EL TORNILLO

Por Amira Valle

Un tornillo es un plano inclinado enrollado alrededor de un núcleo central. El objetivo del plano inclinado, como el de cualquier máquina simple, es disminuir la fuerza necesaria para realizar un trabajo.

Antonio Velasco Piña, en su libro “Regina”, propone que la historia es una espiral, que es una secuencia en ascendencia de círculos concéntricos.

A veces yo me pregunto si esta espiral ascendente puede presentarse también a lo largo de muchas vidas, de distintos individuos ascendiendo alrededor de un eje común, de tal forma que pareciera que sus vidas se repiten, pero que al verlas desde una perspectiva más amplia, no se sobreponen, sino que se continúa una detrás de la otra, como círculos concéntricos que se unen. Si unimos entre sí estos círculos y los extendemos, encontramos un plano inclinado, es decir, un camino hacia arriba, hacia la cúspide, en ascendencia, con una pendiente tan empinada, que sería sumamente difícil ascender sin formar estos círculos. Yo creo que este camino ascendente es como una carrera de relevos: un individuo asciende, da todo lo que tiene y cuando su energía se agota, pasa la estafeta al siguiente individuo o grupo de individuos para continuar la carrera hasta llegar a la meta.

Ahora, ¿de qué meta estamos hablando? Yo propongo que la meta común de la humanidad es la evolución de la conciencia colectiva. La carrera hasta la cima es tremendamente difícil de llevar a cabo y por ello toma muchas vidas, de muchos seres, para poderse realizar.

Si observamos esta espiral ascendiente, este tornillo desde fuera; el camino seguido podría ser dos cosas dependiendo de la perspectiva desde la cual lo observemos: visto desde arriba serían círculos concéntricos uno adentro de otro. Si lo observamos desde un costado, podrían parecer saltos discretos, o en otras palabras, saltos cuánticos.

El rabino Yechiel Shemer, entrevistado en Israel por el Dr. Jacobo Grinberg, le dijo: “Existen muchas gentes que son la reencarnación de una misma, pero en sus distintas porciones. Esto es así por dos razones: primero porque alguna de las partes o niveles de alguien del pasado requiere perfeccionarse y si nos toca es para resolver a través de nuestra ida esa parte. La segunda razón es por el contrario, esa parte que nos tocó nos ayudará a desarrollarnos. Al final, se debe alcanzar la singularidad de cada uno, es decir, la verdadera identidad en Yehida, pero eso sólo se consigue después de una labor ardua de purificación. El término hebreo Tikun*, describe este  Proceso de resolución de problemas pendientes y la vida que vivimos es la oportunidad para lograrlo. Al mismo tiempo, nuestra propia labor de purificación, limpia las partes de otras gentes que tenemos en nuestro interior. También se reciben partes por impregnación del Aura, pero estas almas que se nos conectan lo hacen temporalmente.” (La Batalla por el Templo, Pág. 250)

*Semejante a lo que conocemos como karma

Después de la publicación de la serie de libros “Los Chamanes de México”, Jacobo se convirtió en una controvertida celebridad. Lo invitaban de muchos países para hablar sobre sus investigaciones.

En uno de estos Congresos, realizado en España, (al que casualmente asistió como chamán invitado Iván Ramón del Ajusto, quien es gran amigo mío y que ha compartido conmigo muchas enseñanzas), Jacobo conoció a José, que había leído sus libros, y, profundamente impresionado, decidió buscarlo para relatarle la siguiente historia que Jacobo relata en su libro autobiográfico “La Batalla por el Templo”:

“En la década de los 50 un inmigrante europeo se dedicaba a dar clases en una de las Universidades norteamericanas, le llamaban “el viejo” por su edad y en consideración a sus conocimientos y sabiduría. Además de sus labores docentes, dictaba conferencias, escribía libros y dirigía un grupo de desarrollo de la Conciencia. Un día anunció que se pensaba retirar e invitó a sus alumnos a acompañarlo con la condición de que abandonaran posesiones y apegos y aceptaran vivir una vida simple y dedicada a su propio desarrollo espiritual. Los esperó a cierta hora, en la estación del ferrocarril. Cuando todos estaban listos para partir, extrajo de su bolsa un papel en el que tenía anotados (de antemano) los 5 nombres de los discípulos que se habían presentado. Juntos se establecieron en una cabaña situada en una reservación india y durante años se dedicaron a crecer. El maestro se llamaba Jacobo Albert Grinberg-Zylberbaum y un buen día desapareció. Los testigos presenciales afirmaban que salió  a caminar al bosque y súbitamente se esfumó.

Sus discípulos se dispersaron y cada cual se dedicó a enseñar lo que había aprendido a jóvenes interesados. Uno de ellos, José, radicaba en España y al entrar a una librería encontró algunos libros de Grinberg. Los leyó y se percató de que las enseñanzas coincidían, punto por punto con las enseñanzas de Albert. Los libros eran míos y lo único que no coincidía era la juventud del autor. Sospechando que algún procedimiento misterioso había rejuvenecido al “viejo”. José decidió visitarlo en México, donde residía. Cuando me ofreció detalles de la vida del maestro, de sus intereses y enseñanzas me di cuenta de que coincidían con los míos. La fecha en la que Albert se esfumó correspondía con el instante  en el cual vi a mi madre, en brazos de Moishe, retornar de su operación cerebral.

Había escuchado, de labios de grandes chamanes, sucesos de implantación y sustitución de personalidad. La propia Pachita era “tomada” por Cuauhtémoc durante las operaciones mágicas que realizaba. Comencé a sospechar que en medio del shock y la apertura que la visión de mi madre mutilada me habían provocado, el espíritu del “viejo” se había introducido en mi cerebro y me había guiado a partir de allí.  Pero entonces ¿quién era yo? Y ¿cómo distinguirme a mi mismo de quién me ocupaba? Traté de desechar tales consideraciones porque me colocaban en una situación imposible de resolver y a fin de cuentas ¡qué importaba! Si Albert me había localizado por cierta afinidad ¡más que mejor! Recordé las enseñanzas nocturnas de mi infancia y los mandatos para colocar mis manos encima de libros especializados para que se me transmitiera su contenido, rememoré toda mi evolución paso a paso. Mi interés por las mimosas púdicas (mismo que había desarrollado el “viejo”), el paso de los vegetales a los gatos, monos y al cerebro humano. La fascinación por encontrar una explicación para la percepción y el misterio de la conciencia y la Unidad… Todo parecía planeado paso por paso en un orden lógico y supremo que indicaba provenir de un guía superior. ¿Era Albert el arquitecto del plan y  yo una simple herramienta en sus manos para realizar sus deseos?” (La Batalla por el Templo, Págs. 168-169).

No puedo dejar de sorprenderme de la similitud de las vidas de Jacobo Grinberg-Zylberbaum, mi maestro  y mentor, y de Jacobo Alberto Grinberg-Zylberbaum, el maestro de José en los años 50. Sus vidas se repiten de manera asombrosa. Ambos dedican su vida al estudio de la Conciencia, ambos desaparecen súbitamente, e manera misteriosa, dejando a sus discípulos sin guía.

La labor de los discípulos de Jacobo Albert Grinberg-Zylberbaum fue sobreponerse al dolor causado por la desaparición de su maestro y difundir los conocimientos adquiridos bajo su tutela. Uno de estos discípulos, José, encontró a nuestro Jacobo Grinberg-Zylberbaum, a nuestro maestro y le contó esta historia. Jacobo se sorprendió muchísimo y sospechó que parte de las enseñanzas de este maestro habían entrado en su mente de manera directa a raíz del profundo impacto ocasionado por la cirugía de su madre.

¿Será verdad que, como dice el rabino Shemer, la estafeta fue pasada de uno a otro? ¿Será que la tarea de transformar la conciencia Colectiva es tan ardua que se requieren de muchas vidas de muchos seres para que se lleve a cabo? Y, si se alternan maestro, discípulos, maestro, discípulos… ¿Cuál es nuestro rol ahora?

¡¿Ha llegado nuestro turno de tomar la estafeta?!

Dos años de Yosomos

Querid@s lector@s:

Hoy cumplimos todos dos años

La lista de felicitaciones es gracias a todos ustedes enorme.

En primer lugar Jacobo Grinberg Zylberbaum por inspirarnos con su vida y obra.

Oded Lida mi socio y el empuje detrás de la pantalla.

Tod@s los colaboradores que con su contenido mantienen vivo este lugar en la Web.

Y por supuesto a los miles de lectores y suscriptores que han visitado Yosomos más de !55,000 veces y han escrito 778 comentarios!

Dos años de edad, somos todavía un bebe que apenas camina, balbucea unas cuantas palabras y quiere muy pronto correr y sobre todo decir todo lo que tenemos dentro en esta creación colectiva en la que hemos convertido este sitio en donde todos somos uno.

Nos deseo larga vida y grandes aventuras.

Felicidades

Carta 1 a Jacobo Grinberg Z

Querid@s lector@s:
 
Retomando la sección “Cartas a Jacobo Grinberg” les comparto el siguiente texto de uno de sus colaboradores de la UNAM, se trata de Manuel González Oscoy, al que damos una calurosa bienvenida a Yosomos.
Espero disfruten la carta tanto como yo.
 
 6-06-07.

Mi buen Jacobo:

Han pasado ya doce años desde tu desaparición. El 8 de diciembre de 1994 fue el último día en que supe de ti, el día 12, día de la Virgen de Guadalupe, era tu cumpleaños y tu familia te estaba preparando una fiesta a la que nunca llegaste. No era raro en ti, y más sabiendo que en pocos días te marchabas al Tibet. Al principio todo mundo supo que así había sido, ya tenías los papeles y habías comprado los boletos.

Eran pocos días antes de salir a las vacaciones de diciembre, la UNAM iba a estar cerrada por tres semanas y cada uno de los del laboratorio ya teníamos planes: Leah, la bailarina de danzas tradicionales judías, Luis el poeta que hacía aikido y pensaba irse a Londres para seguir  estudiando, Ruth la psicóloga alegre con gran facilidad para el yoga, Dulce la sufí que después se volvería tu cuñada, Alejandro que pasaría de la psicología a la psicoterapia por el arte y yo simplemente un hombre bueno como me pusiste en tu última dedicatoria.

San Manuel Bueno como la novela de Unamuno. Faltaba ya el otro Manuel el genio autodidacta apasionado de las motos.

Éramos junto con otros  los del laboratorio, tus alumnos, tus colaboradores y algunos -a la larga- tus discípulos.

Había otros como Arturo y Juan, aquellos con quienes me invitaste a conocer a Carlos Castaneda; Tere tu esposa o Terita como la nombrabas y obviamente Estusha, la grande y querida Estusha, tu hija.

Por el lado de tu casa tus hermanos: Nathan, Jerry y Ari el actor atormentado por su trastorno bipolar que un día nos regaló el gran gusto de oir parte de tus teorías en medio de la telenovela de moda “Mirada de Mujer”.

No diré que somos tus huérfanos o tus deudos al estilo de las viudas de Colosio, somos más bien tus añorantes.

Cada uno hizo su vida: Leah se fue a Florida, Manuel escribía reseñas sobre video juegos, yo llegue a ser funcionario universitario y Estusha sigue dedicada a su gran amor: la música y más todavía a sus otros grandes amores: Leilani e Ixchel, sus hijas, tus dos preciosas nietas a las que no conociste.

Han hablado de ti en España, en la Interpol y hasta en “La Mano Peluda” un programa radiofónico de lo sobrenatural muy conocido.

Has sido secuestrado, torturado, asesinado. Te vieron ayudando a Marcos en la revolución zapatista y caminando con un turbante más y 15 kilos menos por las calles de la Condesa. Se culpó de tu desaparición a Carlos Salinas de Gortari, a la NASA, a la ETA y al gobierno secreto atrás de los Hombres de Negro. Eres ya un Iluminado, un Trascendido, alguien que se fugó de la Realidad por una puerta interdimensional  en las montañas de Tepoztlán, por ahí entre la ventana y la poza de Quetzalcóatl.

Eres ahora un referente New Age, un mártir de la ciencia, el gran psiconeurofisiólogo mexicano que, en las neurociencias, descubrió petróleo y no le alcanzó la vida para refinarlo. Eras sí un neurótico iluminado, cronista de Pachita la chamana norteña y aprendiz de Don Panchito, el sabio nahual maya pero, siempre, cuando menos para mí, mi Querido Maestro mi buen Jacobo.

Manuel González Oscoy

 

 

 

Top Ten

Hola querid@s lector@s:

Me ha dado mucho gusto encontrarme en la vida real y en la virtual, con quienes se sumergen en este blog, .

Hay a quien le gusta el laberinto que se forma con los enlaces y las historias.

Pero también están los que se desesperan por no encontrar algo a la primera.

Es parte del misterio que se va tejiendo tan solo poniendo el material por estricto orden de aparición. Aunque las categorias y el buscador del blog facilitan mucho las cosas.

De todos modos, ya sea la primera o la enésima vez que alguien nos visita, he decidido hacer el “Top 10” del blog para facilitar las cosas.

El criterio utilizado son la cantidad de comentarios de cada post o entrada, así que los que hacen la lista son ustedes.

Un abrazo y feliz primavera para tod@s.

10 Geniofagia (4 Comentarios) http://wp.me/pzaQa-3g

9 Episodio 3 La Batalla por el Templo (6 Comentarios) http://wp.me/pzaQa-1w

8 Visión Extraocular (8 Comentarios) http://wp.me/pzaQa-3K

7 El Potencial Transferido (11 comentarios) http://wp.me/pzaQa-8x

6 Anécdota Pachita (12 comentarios)   http://wp.me/pzaQa-4L

5 El Grinberg de las Galaxias (14 comentarios) http://wp.me/pzaQa-5O

4 Swami Rameshwarananda Giri Maharaj (19 comentarios) http://wp.me/pzaQa-7x

3  El Abuelo Que Se Volvió Grinberg (21 cometarios) http://wp.me/pzaQa-5a

2 Sócrates 308 (23 comentarios) http://wp.me/pzaQa-1Z

1 ¿Luto? (34 comentarios)   http://wp.me/pzaQa-5u

Y la mención especial del jurado (o sea yo):

Munich 2008 (0 comentarios) http://wp.me/pzaQa-7b

(Para ayudar a los recién llegados hemos repetido la publicación de esta introducción al laberinto de Yosomos, un gran abrazo para tod@s)