Archivo de la etiqueta: Florida

Artículo del Chaman Don Rodolfo de Jalapa

Querid@s lector@s:

Gracias al esplendido trabajo de todos los autores de este artículo y muy especialmente de Amira Valle que no se dejo vencer por estos más de quince años de incertidumbre; hoy ,aquí en Yosomos, publicamos un estudio inédito de un grupo de investigadores encabezados por el Doctor Jacobo Grinberg Zylberbaum.

La importancia de la publicación se debe entre otras cosas a que probablemente se trate del último texto de investigación en el que participo Jacobo y a que saca a la luz  las primeras comprobaciones de la Teoría Sintérgica.

Hoy me siento muy orgulloso de haber creado este espacio que tiene como principio rescatar y difundir lo que nunca nadie nos puede quitar: las ideas de mi querido y añorado hermano mayor, la obra de un gran científico mexicano.

Felicidades.

David Grinberg

ESCALA ELECTROENCEFALOGRAFICA Y TOPOGRAFICA DE LA ACTIVIDAD CEREBRAL: NANOESTADOS, MICROESTADOS Y MACROESTADOS EN EL CEREBRO HUMANO

© Amira Valle y Leah Bella Attie

Jacobo Grinberg-Zylberbaum, Ph.D., Amira Valle*, M.S.,  Leah Bella Attie, M.S., Martha Perez, B.S., Mark Pflieger**, Ph.D., and Gabriel Corkidi***, Ph.D.

Facultad de Psicologia y Centro de Instrumentos***,

Universidad Nacional Autonoma de Mexico

Instituto Nacional para el Estudio de la Conciencia y Neuroscan Inc.**

Casa Tibet Mexico*

RESUMEN

Se realizaron dos registros de la actividad electroencefalográfica (EEG) y topográfica de la actividad cerebral de un chaman mexicano, con el fin de describir sus características EEG durante relajación y una condición de alta sensibilidad y placer mental (éxtasis). Se utilizo el sistema 10-20 internacional con 32 electrodos y la actividad EEG del chaman se  registro cuando se encontraba en reposo con los ojos cerrados y cuando se encontraba en estado de éxtasis. La actividad se analizo para diversos parámetros tales como áreas  y nexos de coherencia, potencial en diferentes bandas, duración y variación de microestados y correlación interhemisférica de EEG. Se compararon los registros EEG y los análisis del chaman con registros EEG similares de otro sujeto de la misma edad pero que no era chaman y con cuatro sujetos normales de edades entre 20 y 82 años de edad. Los registros EEG del chaman mostraron potenciales y voltajes extremadamente altos en la banda Delta y homogeneidad en la potencia y el voltaje para el resto de las bandas en todas las derivaciones. Comparado con los análisis de los sujetos normales en condición de relajación, el cerebro del chaman mostró altas coherencias en altas frecuencias, una correlación inter hemisférica muy alta y as nexos de coherencia en altas frecuencias del EEG. Los nexos y las áreas de coherencia se incrementaron en estado de éxtasis. Durante el estado de relajación, la duración promedio de los microestados del chaman fue de 68 ms, mientras que la de los sujetos normales fue de 31 ms en promedio (p<0.002) y fue mas variable (desviación estándar de 49 ms en el chaman y de 9 ms en los sujetos normales.

INTRODUCCION

Existe una tradición chamánica en México que  viene desde los tiempos prehispánicos y sigue viva hoy en día. Los chamanes actuales son reconocidos por las comunidades indígenas autóctonas como “hombres de conocimiento” (Castaneda, 1968, 1972 y 1974; Grinberg Zylberbaum, 1987-1991) y acuden a ellos en busca de consejo y alivio a sus padecimientos físicos y psicológicos. Según nuestros informantes (Grinberg-Zylberbaum, 1987), se requiere una genética especial para alcanzar el nivel de chaman y esto es algo que no se puede aprender. Sin embargo, una persona destinada a convertirse en chaman, debe recibir un entrenamiento especial con el fin de despertar plenamente su potencial. Los chamanes mexicanos pertenecen a diferentes linajes, cada uno de los cuales posee peculiaridades distintivas, pero el chaman integral, independientemente de su linaje, puede caracterizarse como poseedor de una enorme vitalidad, poder personal y una enorme fuerza de voluntad. Un verdadero chaman también demuestra gran sensibilidad que le permite  establecer comunicación empática con sus pacientes y discípulos (Grinberg-Zylberbaum, 1987).

Aprovechando nuestra amistad con un muy poderoso y autentico chaman, Don Rodolfo de Jalapa, le pedimos que participara en un experimento en el cual pudiéramos registrar su actividad EEG y el acepto. Debido a que esta es una situación excepcional, decidimos publicar los resultados obtenidos aun cuando se refieren a un solo estudio llevado a cabo en un solo sujeto.

Don Rodolfo tenía 69 años de edad en el momento del registro y fue iniciado como chaman 45 años antes cuando fue invitado a participar en un grupo espiritualista mexicano. Después de varios años de trabajar con ese grupo, Don Rodolfo decidió independizarse y convertirse en el director de su linaje chamánico. A partir de entonces, se ha dedicado a ensenar técnicas de este linaje y también actúa como consejero y medico autóctono en la ciudad de Jalapa, Veracruz.

Con el fin de tener un punto de comparación con los resultados obtenidos en Don Rodolfo, se llevaron a cabo registros EEG similares en sujetos normales de la misma edad y de distintas edades a Don Rodolfo. Este estudio será en primero de una serie de estudios en los cuales individuos con extraordinario desarrollo de conciencia tales como chamanes y lamas tibetanos que planeamos realizar en el laboratorio. Ya que estos estudios son meramente descriptivos debido a las características de los sujetos y de su actividad EEG, no existen hipótesis previas que verificar ni postulados que probar, exceptuando dos importantes postulados de la Teoría Sintérgica (Grinberg-Zylberbaum, 1988, 1991, 1994) que sostienen que, en general, a mayor desarrollo de conciencia, mayor coherencia cerebral en altas frecuencias del  espectro EEG y mayor riqueza en la variación de los cambios topográficos del EEG. Desde el punto de vista psicológico, esto significa que una persona altamente desarrollada  debe mantener equilibrio e integridad interiores (alta coherencia) durante un funcionamiento normal, con mayor riqueza de contenidos cognitivos (alta frecuencia y variabilidad topográfica). Estos postulados serán puestos a prueba llevando a cabo mediciones en la curación de los microestados topográficos y en los análisis de  variabilidad y coherencia para el rango completo de los registros del espectro del EEG de sujetos normales y extraordinarios. Se llevaran a cabo analizas de coherencia con el fin de obtener una medida del área de coherencia con respecto a CZ a  través del espectro. Además, se realizaran cálculos de la coherencia que existe entre cada una de las zonas del cerebro registradas en diferentes frecuencias. Estos análisis indicaran el grado de unión o articulación de los nexos de coherencia existente entre las diferentes zonas del cerebro. Los detalles de este y otros análisis se describen en detalle en la secciona de Método.

Se estudiaron poscondiciones deferentes en Don Rodolfo. en la primera, el registro EEG se llevó a cabo en estado de relajación con los ojos cerrados. En la segunda, Don Rodolfo accedió a entrar en un estado alterado de conciencia llamado “Estado de Éxtasis” en el cual se incrementa su sensibilidad y en el cual el es capaz de detectar niveles de información extremadamente sutiles. El estado de éxtasis es una capacidad chamánica en la cual el chamán  experimenta gran placer mental, y se realiza con los ojos cerrados.

METODO

Don Rodolfo accedió a que se realizara el registro de su EEG en dos ocasiones con 60 días de diferencia. En ambas ocasiones, se le coloco una gorra “electrocap” con 32 electrodos insertados en ella que trabajan por medio de un sistema conductor líquido. El liquido se inyecta en cavidades plásticas conectadas por metales, previamente  colocadas en la gorra hasta que hacen contacto con el cuero cabelludo., De esta manera, los electrodos pueden colocarse rápidamente en posición, con una impedancia promedio de 5000 ohms. Se colocaron electrodos indiferentes en ambos lóbulos de los oídos y la actividad ocular se registro por medio de dos electrodos colocados en las esquinas del ojo izquierdo. Se realizo un registro de al menos 60 segundos utilizando un sistema de 32 amplificadores Neuroscan con filtros abiertos entre 1 y 30 hertz  y una muestra de 1024 herz (una muestra digitalizada aproximadamente cada 0.9 ms). El chaman se encontraba sentado cómodamente en el interior de una chamarra Faraday, en estado de relajación con sus ojos cerrados. Cuando se termino el registro, se llevaron a cabo los siguientes análisis fuera de línea:

1)    Se revisó el registro manualmente y se eliminaron las secciones en las que existía interferencia EMG. Después, se llevo a cabo un segundo proceso de depuración utilizando un sistema automatizado en el cual se eliminan las porciones del registro que presentan movimiento ocular.

2)    Después de llevar a cabo el proceso descrito anteriormente, se  calculo un análisis espectral de la actividad EEG aplicando un análisis de Fourier para el voltaje de cada derivación de la actividad a través del espectro desde 1 hasta 29 hertz. Este y subsecuentes promedios fueron calculados utilizando 30 segundos de actividad EEG limpia. Se realizó un cálculo de promedio de referencia para todas las derivaciones. Posteriormente, se realizaron tres cartas tridimensionales para los promedios espectrales.

3)    Se calculó la coherencia de la actividad entre cada una de las derivaciones con respecto al resto utilizando las estadísticas de coherencia para todas las frecuencias del espectro desde 1 hasta 29 hertz. Este calculo implico obtener el promedio de referencia y realizar comparaciones de coherencia cruzadas para todas las derivaciones. Subsecuentemente, se construyeron mapas bidimensionales (topogramas) de las áreas de coherencia tomado el electrodo ubicado en CZ como electrodo de referencia. La proporciona de las áreas de coherencia con respecto al área total del topograma se cuantifico utilizando un sistema automatizado de análisis de imágenes. Se considero un umbral mínimo de coherencia de 0.8. Los topogramas fueron analizados utilizando el sistema  IMAGENIA 2000  (Biocom, Francia) descrito por Corkidi (1989).  Se montaron los topogramas en un banco óptico que permite la iluminación homogénea de los documentos. Posteriormente, la imagen fue digitalizada por medio de una TV blanco y negro tipo CCD y un tablero Matrox para el procesamiento de imágenes. El programa IMAGENIA 2000 hace posible segmentar automáticamente las áreas de coherencia arriba de 0.8 por medio de niveles de umbral de color gris así como las áreas totales de los topogramas. Por medio de un análisis morfométrico de estas zonas segmentadas, se obtienen las áreas ocupadas por las arreas de coherencia y las arreas totales de los topogramas con el fin de calcular la proporción entre ellas.

4)    Se realizó un calculo del grado de articulación o nexos existentes entre cada una de las zonas registradas a lo largo de toda la escala del espectro desde 1 hasta 29 hertz. Este análisis se realizo calculando los valores de alta coherencia (0.8 a 1.0) para todos los pares de derivaciones. Utilizando estos valores, se generaron topogramas que muestran las rutas de unión para cada frecuencia.

5)    Se calculó la correlación interhemisférica del EEG entre pares homólogos de electrodos para todo el espectro desde 1 hasta 29 hertz  y luego se calculo el gran promedio de correlación interhemisférica promediando los resultados parciales para cada par de electrodos. Para ello se utilizo la formula de correlación de Pearson.

6)    Utilizando el programa TOPCOR (Pflieger, 1993) descrito abajo, se calcularon los índices de correlación entre los topogramas obtenidos cada ms con el fin de describir el comportamiento topográfico instante a instante, y sobre todo, la posible existencia de similitudes topográficas (0.8 a 1.0) con intervalos específicos de duración. Este cálculo es una buena alternativa a los análisis de microestados de Lehmann utilizando dipolos y potencia de campo global (Lehmann, 1989, 1994; Wackermann, Lehmann, Michel y Strik, 1993; Strik y Lehmann, 1993) debido a que no se apoya en ninguna suposición previa.

7)    El programa TOPCOR calcula el coeficiente de correlación de Pearson entre la distribución topográfica a una latencia seleccionada y las distribuciones topográficas de  todas las otras latencias. En símbolos, Si V(i,T) es el potencial eléctrico registrado en la localización i del electrodo a una latencia t dentro de una época. (El cómputo es independiente del electrodo de referencia). Suponiendo que hay N diferentes localizaciones de electrodos que han sido seleccionadas para el cálculo. (Se excluyen los electrodos saltados). Supongamos también que el tiempo To ha sido seleccionado como la latencia de interés, entonces para cada latencia t en la época, la correlación topográfica con respecto a la latencia to se calcula utilizando la siguiente formula:

Donde

Es el potencial promedio a  través de todos los electrodos a una latencia determinada. En particular, hay que observar que

r (t, to) = 1

El número de correlación topográfica pretende medir la similitud de los mapas a dos latencias diferentes. Una correlación topográfica cercana a 1 implica mapas similares. Una correlación topográfica cercana a -1 implica mapas similares pero de polaridad inversa. Una correlación topográfica cercana a 0 implica mapas diferentes. Se espera que la correlación topográfica graficada como función del tiempo pueda servir como un índice de estabilidad, inestabilidad o ciclicidad de “microestados”. Un numero total de 617  microestados elegidos aleatoriamente fue calculado en la población normal y 147 en el cerebro del chaman fueron promediados. El cálculo de la variación fue realizado calculando la desviación estándar de las muestras totales.

Se utilizo exactamente el mismo procedimiento en las dos sesiones de registro y la que se obtuvieron resultados similares en ambas, solo los resultados de la segunda sesión de registro se presentan aquí. En la segunda sesión Don Rodolfo acepto entrar en estado de trance después de haber realizado los registros de EEG durante el estado de relajación con los ojos cerrados.

Con el fin de comparar la actividad del chaman durante relajación con los ojos cerrados con los del sujeto normal de la misma edad, se realizo un registro control en el sujeto normal siguiendo exactamente el mismo procedimiento que con el chaman. Además, se realizaron registros y análisis idénticos con los otro cuatro sujetos de edades entre 20 y 82 años. Se llevaron a cabo comparaciones estadísticas de la actividad EEG del chaman y de los sujetos normales. Los resultados se dan a continuación.

RESULTADOS

La actividad EEG de Don Rodolfo muestra altos voltajes en la actividad delta (1 a 4 hertz) en todas las 32 derivaciones registradas. Al mismo tiempo, el resto del espectro del chaman muestra homogeneidad significativa  sin que ninguna frecuencia EEG sobresalga en lo particular. Ejemplos de los espectros de frecuencia del cerebro del chaman pueden verse en la figura 2. La actividad EEG del sujeto normal de la misma edad del chaman muestra actividad delta relativamente alta y heterogeneidad en el resto del espectro con alta potencia en el rango de la frecuencia alfa. Un ejemplo de la actividad del sujeto normal puede verse en la figura 2. En el estado de éxtasis se incremente tanto la heterogeneidad y el voltaje en todas las frecuencias y derivaciones como se observa en la figura 3.

FIGURA 1
Esta figura muestra el voltaje obtenido en un promedio espectral de 30 segundos de actividad EEG en 32 derivaciones y en las frecuencias de 1, 3, 5, 7, 9, 11, 13, 15, 17, 19, 21, 23, 25, 27 y 29 hertz del cerebro del chaman durante un periodo de relajación con los ojos cerrados. El voltaje más alto obtenido (para todas las derivaciones) corresponde a 3 hertz. Este voltaje disminuye de 3 a 11 hertz y se homogeniza en el resto de las frecuencias (de 13 a 29 hertz). Observe como el eje vertical alcanza 20 micro volts en esta figura.

FIGURA 2
Esta figura muestra los voltajes obtenidos en un promedio espectral de 30 segundos de actividad EEG en 32 derivaciones en las frecuencias de 1, 3, 5, 7, 9, 11, 13, 15, 17, 19, 21, 23, 25, 27 y 29 hertz del sujeto normal de la misma edad del chaman. Se pueden observar altos voltajes en todas las derivaciones de 3 a 11 hertz, seguidos por 9, 5 y 7 hertz. Se puede observar una gran heterogeneidad de voltajes en casi todas las frecuencias y derivaciones. Observe como la escala vertical alcanza 12 micro volts.

FIGURA 3
Se pueden observar los voltajes obtenidos en el promedio espectral de 30 segundos  de actividad EEG en 32 derivaciones y en las frecuencias de 1, 3, 5, 7, 9, 11, 13, 15, 17, 19, 21, 23, 25, 27 y 29 hertz del cerebro del chaman durante el estado de éxtasis. Se puede observar un incremento en el voltaje y la heterogeneidad para todas las frecuencias en todas las derivaciones con respecto al estado de relajación (ver figura 1). El voltaje para la actividad en 3 hertz para todas las derivaciones se incrementa considerablemente. Observe como el eje vertical alcanza los 12 volts en esta figura.

La actividad EEG del resto de los sujetos no difiere significativamente de la del sujeto normal (de la misma edad del chaman) y por esta razón no se presenta aquí.

Los análisis de coherencia del cerebro del chaman mostraron una gran área cortical con coherencia cercana a uno (0.80 a 1.0) con relación al vertex. Esta área de coherencia cubre prácticamente el 20 al 26% del área cortical y se hace mas extensa en relación directa con la frecuencia, alcanzando un Massimo de 40% entre 21 y 29 hertz; en otras palabras, como se puede apreciar en la figura 4 y en la tabla 1, los topogramas de coherencia muestran que a medida que aumenta la frecuencia en el EEG, mas grande se hace el área de coherencia. En el sujeto normal, sin embargo, el área de máxima coherencia se presenta entre los 9 y los 10  hertz y disminuye con la frecuencia como puede apreciarse en la figura 5 y la tabla 1. La distribución de coherencia en el resto de los sujetos normales de 20 a 82 años de edad no difiere significativamente de la del sujeto normal de la misma edad del chaman como puede apreciarse en las figuras 6 y 7.

FIGURA 4
Topogramas correspondientes al periodo de relajación mostrando las áreas de coherencia con respecto a CZ en diferentes frecuencias desde 1 (arriba a la izquierda) hasta 29 hertz en el cerebro del chaman. Los colores representan los valores de coherencia con un corte en el valor de 0.80. Puede observarse como se incrementa el área de coherencia con la frecuencia.

FIGURA 5
Topograma, registrado durante periodo de relajación, mostrando las áreas de coherencia (con respecto a CZ) en diferentes frecuencias desde 1 (arriba a la izquierda) hasta 29 hertz, de un sujeto normal de la misma edad del chaman (69 años de edad). Puede observarse que las áreas de coherencia son más grandes en bajas frecuencias.

FIGURA 6
Topogramas mostrando las áreas de coherencia (con respecto a CZ) para diferentes frecuencias (de 1 a 29 hertz) en un sujeto normal, de 82 años de edad. El área de coherencia más grande se encuentra en 9 hertz.

FIGURA 7

Topogramas que muestran las áreas de coherencia (con respecto a CZ) para diferentes frecuencias (de 1 a 29 hertz) en un sujeto normal –una mujer de 20 años-. Puede observarse que las áreas de coherencia disminuyen en altas frecuencias.

Durante el estado de éxtasis, el  área promedio de coherencia en el cerebro del chaman alcanzo 26%, comparado con 20% durante el estado de relajación. Estos resultados pueden observarse en la figura 8 y la tabla 1.

Figura 8

En esta figura se muestran las áreas de coherencia (con respecto a CZ) para las frecuencias de 1 a 29 hertz cuando el chaman se encuentra en estado de éxtasis. Puede observarse que las áreas de coherencia se incrementan con la frecuencia y que son mayores que en el estado de relajación (ver la tabla 1 y comparar con la figura 4)

TABLA 1

La primera columna para cada sujeto (ext) muestra el área externa del topograma en unidades arbitrarias; la segunda columna (int) muestra las áreas internas correspondientes a valores de coherencia mayores a 0.8, también en unidades arbitrarias (ambas áreas fueron determinadas utilizando el programa IMAGENIA 2000). La tercera columna presenta la razón entre las áreas interna y externa y la cuarta columna el porcentaje de áreas de coherencia mayores a 0.8 con respecto al área total del topograma. Todas las estadísticas se dan para frecuencias entre 1 y 29 hertz (primera columna a la izquierda).

Llevamos a cabo un análisis parametrito de varianza comparando el área de coherencia (con respecto a CZ) del cerebro del chaman con aquella del resto de los sujetos. Encontramos diferencias estadísticamente significativas con F=17.00 y una probabilidad de menos de 0.001 (p<0.001) en las frecuencias de 15 a 29 hertz. Las áreas de coherencia en las frecuencias de 1 a 13 hertz  del cerebro del chaman no difieren estadísticamente de las del resto de los sujetos (F=1.71, p<0.174). Los resultados estadísticos también pueden observarse aplicando una prueba no par amétrica (Kruskal Wallis) con p<0.0001 significante para frecuencias de 15 a 29 hertz y p<0.1489 no significativo para frecuencias de 1 a 13 hertz.

El cálculo de la correlación interhemisférica del cerebro del chaman muestra que esta es  mayor a 0.90 (en todos los pares de electrodos considerados). En contraste, la correlación interhemisférica promedio del sujeto normal fue de 0.60.

El análisis TOPCOR del EEG del cerebro del chaman en relajación mostró una duración promedio de familias topográficas similares de 68 ms. La duración en el sujeto normal fue de 24 a 32 ms. En estado de éxtasis, la duración de los microestados en el cerebro del chaman fue de 38 ms. Los resultados pueden observarse en la tabla 2.

TABLA 2

Duración y variación (desviación estándar) de los microestados (nanoestados) en el cerebro del chaman durante estado de éxtasis (primera línea y relajación (segunda línea), comparados con los mismos parámetros para 3 sujetos normales de edades entre 20 y 80 años.

Aplicamos una prueba t para los valores de duración de los microestados (nanoestados) comparando relajación con éxtasis en el chaman y obtuvimos una t=2.298 con p<0.055 lo cual es estadísticamente significativo. Comparamos la duración promedio de los microestados (nanoestados) durante relajación en los sujetos normales con los resultados del chaman y obtuvimos t=3.55 con p<0.002. Estos valores son estadísticamente significativos.

En relación con los cálculos de las rutas de unión de alta coherencia, se observo que el cerebro del chaman presenta un mapa único, diferente de los del resto de los sujetos en el sentido de que tiene una mayor cantidad de nexos de alta coherencia a altas frecuencias, los cuales disminuyen significativamente durante el estado de éxtasis. El resto de los sujetos presento la mayor densidad de nexos de alta coherencia a bajas frecuencias. Estos resultados se dan en las figuras 9, 10, 11, 12 y 13.

DISCUSION

Tuvimos la extraordinaria oportunidad de poder realizar registros de la actividad EEG de un chaman mexicano de gran renombre y autenticidad. Por mas de 40 años, este chaman se ha dedicado a un trabajo altamente sofisticado y es reconocido en su comunidad como director de un linaje chamánico mexicano. En su vida profesional, pasa la mayor parte de su tiempo curando, dando consejo espiritual y (en sus propias palabras) permaneciendo en estado de éxtasis en el cual el desempeño intuitivo es el rasgo más sobresaliente. De hecho, cuando Don Rodolfo se desempeña en estado de éxtasis, el siente que funciona en un nivel mas allá de los conceptos y de los pensamientos lineales y penetra de manera intuitiva en el funcionamiento mental.

La actividad EEG de Don Rodolfo parece ser estable ya que no observamos cambios en su actividad en las dos sesiones en las que participo, con 60 días de diferencia entre si. La actividad EEG de este chaman se caracteriza por una alta proporción del ritmo delta y homogeneidad en el voltaje del resto de sus frecuencias EEG.  Además, su coherencia cerebral es significativamente mayor que la del sujeto normal de la misma edad y muestra incrementos en altas frecuencias. Se puede observar que ocurre lo mismo  con las rutas o nexos de coherencia que, en el cerebro del chaman, alcanzan su mayor densidad en relación directa con la frecuencia, mientras que el resto de los sujetos presento mayor densidad de nexos de alta coherencia en bajas frecuencias (9 a 11 hertz).  Pudimos observar que la correlación interhemisférica del cerebro del chaman es muy alta. Su cerebro también muestra una gran riqueza y variabilidad que pueden observarse en los constantes cambios en su actividad topográfica (la desviación estándar de  la duracion de los  microestados del chaman fue de 49 ms mientras que el resto de los sujetos presento un valor promedio entre 8 y 23 ms). La duracion de los microestados del chaman fue al menos el doble de la calculada en la muestra normal durante relajación, pero fue semejante durante el estado de éxtasis.

La Teoría Sintérgica (Grinberg-Zylberbaum, 1988, 1991,) postula que debe existir una relación directa entre la coherencia en altas frecuencias y el funcionamiento óptimo del cerebro. De los resultados que se presentan, se puede inferir que este sea el caso. Don Rodolfo tiene una alta coherencia en el EEG cuando su cerebro funciona en altas frecuencias. Debido a que no hay duda de que Don Rodolfo funciona en altos niveles de conciencia, la relación entre este funcionamiento y una alga coherencia del cerebro en altas frecuencias implica la existencia de una relación entre ambas variables: funcionamiento electrofisiológico del cerebro y nivel de conciencia. Debido a que la Teoría Sintérgica (Grinberg-Zylberbaum, 1988, 1991, en prensa) ha previsto la existencia de tal relación, nuestros resultados apoyan los postulados de esta teoría. Nuestros resultados también apoyan otra predicción de esta teoría, la relación entre los estados chamánicos de conciencia y la riqueza o variabilidad de la actividad cerebral.

La Teoría Sintérgica también afirma que existe una matriz de información pre-espacial con la cual nuestros receptores establecen contacto y de la cual extraen información. Como resultado de la descodificación de esta información (llevada a cabo por el resto del cerebro), se crea la realidad perceptual, incluyendo objetos de diferentes formas, tamaños y texturas, así como el espacio mismo. El espacio es una interpretación de zonas donde la matriz informacional del pre espacio tiene altas frecuencias y existe en un modo de alta coherencia. En contraste, la visión de objetos concretos resulta de la decodificación de niveles de baja frecuencia y baja coherencia de la matriz pre-espacial.

De acuerdo con la misma teoría, al final del procesamiento cerebral, se activa un campo de interacciones neuronales, el “Campo Neuronal”. El campo neuronal interactúa una vez mas con la matriz pre-espacial dando surgimiento a la cualidad de la experiencia. Si el campo neuronal viene de un cerebro que funciona con alta coherencia a altas frecuencias (como en el caso de Don Rodolfo), este interactuara de una manera congruente, silenciosa, con un nivel similar de la matriz pre-espacial, activando una experiencia cualitativa y cognitiva con un alto nivel de abstracción. Existe una correspondencia entre  lo que percibimos como espacio y las cualidades abstractas de la experiencia consciente. La Teoría Sintérgica llama a  estas cualidades abstractas modos de funcionamiento de alta sintergia. Por otro lado, la experiencia perceptual de un objeto concreto y la experiencia cualitativa y cognitiva pobre en abstracciones,  son modos de funcionamiento de baja sintergia. De acuerdo con nuestros resultados, Don Rodolfo funciona en un nivel de alta sintergia y un modo cerebral cualitativo-cognitivo; esto es, por un lado, su cerebro tiene alta coherencia en altas frecuencias y por el otro, su experiencia conciente es la de una persona con un alto nivel de abstracción. En este sentido, los valores de la sintergia del cerebro (neurosintergia), es decir, el punto del espectro de frecuencia del EEG con máximas coherencia, se podrían tomar como una medida de los niveles de conciencia y abstracción tanto del funcionamiento perceptual como el cognitivo de una persona. Aun mas, si un cerebro funciona a un alto nivel de neurosintergia, se esperaría un  funcionamiento psicofisiológico caracterizado por un alto nivel de intuición y sensibilidad. Esto es precisamente lo que ha podido observarse en el comportamiento de Don Rodolfo. Entonces, se puede ver como nuestros resultados están de acuerdo con la Teoria Sintérgica y con sus predicciones.

El comportamiento en  altos niveles de conciencia es menos predecible que en bajos niveles. Esto puede estar relacionado con la alta variabilidad de la duración de los micro y nanoestados. La desviación estándar en la duración de los microestados del chaman comparada con la de los sujetos normales esta en concordancia con esto.

Finalmente, debe mencionarse que el valor que obtuvimos de la duración de los microestados de los sujetos normales (24 a 32 ms) es la mitad del obtenido por Skrandies (1990) y difiere sustancialmente (al menos cinco veces menor) de los resultados obtenidos por Lehmann y sus colegas (Lehmann, 1989, 1984; Wackermann, Lehmann, Michel y Strik, 1993: Strik y Lehmann, 1993) quienes han reportado duraciones de 140 a 230 ms. Esta divergencia probablemente se encuentra relacionada con la utilización de dos procedimientos diferentes para el cálculo de los microestados. Nosotros utilizamos una medida de correlación directa (TOPCOR) mientras que Lehmann y sus colegas utilizaron otras técnicas. Es posible que lo que hemos calculado se trate de un fenomenito diferente, no el microestado de Lehmann sino una “unidad” más fundamental de actividad EEG que dura de 24 a 32 ms en promedio. Hemos llamado a esta unidad nanoestado para diferenciarla de los microestados que duran en promedio 140 ms.

REFERENCIAS

Castaneda, C. The Teachings of Don Juan (A Yaqui Way of Kowledge). University of California Press, Berkeley, 1968.

Castaneda, C. Journey to Ixtlán. The Lessons of Don Juan. Simon and Schuster, New York, 1972.

Castaneda, C. Tales  of Power. Simon and Schuster, New York, 1974.

Corkidi, G. System d’analyse de preparations histologiques par imagerie numerique HISTO 2000. Doctoral thesis, Universite Paris XII Val de Marne, 19989.

Grinberg-Zylberbaum, J., Los Chamanes de México. INPEC, Mexico City, 1987.

Grinberg-Zylberbaum, J. Creation of Experience. INPEC, Mexico City, 1988.

Grinberg-Zylberbaum, J. La Teoria Sintergica. INPEC. Mexico City, 1991.

Grinberg-Zylberbaum.J, The Syntergic Theory. Frontier Perspectives. In press.

Lehmann, D. EEG assessment of brain activity: Spatial aspects, segmentation and imaging. International Journal of Psychophysiology, 1984, 1: 267-276.

Lehmann, D. Brain electrical mapping of cognitive functions for psychiatry: Funcitional microstates. Psychiatry Research, 1989, 29: 385-386.

Skrandies, W. Global field power and topographic similarity. Brain Topography, 1990, 3 (1) : 137-141.

Strik, W.K. and Lehmann, D. Data-determined window size and space oriented segmentation of spontaneous of spontaneous EEG map series. EEG and Clinical Neurophysiologe, 1993, 87:169-174.

Wackermann, J., Lehmavv, D. Michail anC.M. and Strik, W.K. Adaptative segmentation of spontaneous EEGG map series into spatially defined microstates. International Journal of Psychophysiology, 1993, 14: 269-283.

© Amira Valle y Leah Bella Attie

Anuncios

INTRODUCCION AL ARTICULO DEL CHAMAN DON RODOLFO DE JALAPA

INTRODUCCION AL ARTICULO DEL CHAMAN DON RODOLFO DE JALAPA

Por Amira Valle.

Soy Amira Valle, Química de la UNAM, y afortunada colaboradora del Dr. Jacobo Grinberg-Zylberbaum en el Laboratorio de Comunicación Humana de la Facultad de Psicología de la misma Universidad.

Aunque mi formación profesional fue mas bien en el área de la Ciencia Pura, mi propia experiencia personal, desde pequeña, me había llevado a intuir que el funcionamiento de la mente era mucho mas de lo que la Ciencia o la Religión convencional proponían (yo crecí en un hogar Católico) y durante años, el funcionamiento de la mente y la conciencia fueron una búsqueda constante en mi vida. Fue esta búsqueda la que me llevó en primer lugar a Casa Tíbet y a la práctica del Budismo, y en segundo lugar, a leer los libros de Jacobo, los cuales fueron una verdadera revelación para mí.

Un día, por casualidad, cayo en mis manos el libro “La Teoría Sintérgica” (Dr. Jacobo Grinberg-Zylberbaum). Al encontrarme con esta teoría, sentí  como si un rayo cayera sobre mí, como si con ella todas mis vivencias e intuiciones tomaran forma y por primera vez las viera yo plasmadas en papel. Una poderosísima intuición se apodero de mí, y supe que yo tenía que trabajar con el Dr. Grinberg, que estaba en mi destino encontrarme con él y que no había nada que yo deseara más en el mundo que colaborar en sus investigaciones.

Aunque mi licenciatura no fue en Psicología, durante mis estudios siempre me fascinó la Química Cuántica, lo cual me ayudó a entender cómo la Teoría Sintérgica explicaba el funcionamiento de la Conciencia utilizando los conceptos de la Física Cuántica.

Tomé la decisión de ir a hablar con el Dr. Grinberg y pedirle que me aceptara como colaboradora en su Laboratorio.

Casualmente, él tenia en mente iniciar una (en ese entonces muy innovadora) línea de investigación. Su idea era trabajar con grandes meditadores, como los lamas tibetanos, para investigar cómo funcionaba su cerebro. El quería determinar si había alguna diferencia entre la actividad cerebral de individuos con grandes realizaciones  espirituales o mentales (no solo lamas tibetanos, sino también chamanes reconocidos de las tradiciones mexicanas) e individuos normales.

Fue precisamente en ese tiempo cuando yo llegué a tocar la puerta de su Laboratorio. Al estarme entrevistando, se enteró de que además de haber trabajado  en Investigación en la Facultad de Química, llevaba yo varios años practicando el Budismo en Casa Tíbet. Esto le pareció coyuntural y sinérgico y decidió que yo podía servir para trabajar en esta rama de investigaciones que venía planeando hacia tiempo.

Jacobo conocía personalmente a un gran chaman mexicano, Don Rodolfo, de Jalapa, en el estado mexicano de Veracruz, quien tenía un gran interés en  las investigaciones que éste venía llevando a cabo desde hacía  ya varios años sobre los chamanes de México, y había accedido a colaborar con él en el laboratorio. Eran grandes amigos, se admiraban y respetaban mutuamente.

Fue así como el primer proyecto en el que tuve la fortuna de participar, fue en el estudio de la actividad cerebral de Don Rodolfo.

Este chaman mexicano practicaba el “Espiritualismo”, y le había sido transmitido el don de curar. A pesar de sus 69 años de edad, era fuerte como un roble, de sonrisa amable, de mente curiosa y despierta y estaba muy feliz de participar en esta investigación.

Cuando realizaba sus curaciones, entraba en un estado alternado de conciencia al cual denominaba “estado de éxtasis”, y en este estado mental interactuaba con sus pacientes.

EN EL LABORATORIO

El  experimento se llevó a cabo de la siguiente manera:

En dos ocasiones, separadas dos meses entre sí, Don Rodolfo acudió al Laboratorio de Comunicación Humana en la Facultad de Psicología de la UNAM.

Se le colocó una “gorra”, llamada neurocap, que contaba con 32 electrodos insertados en ella en los cuales se introducía un liquido conductor, y que estaban directamente conectados a la computadora, donde se registraba el Electroencefalograma (EEG), que es la actividad cerebral en cada uno de estos electrodos, cuya ubicación está relacionada con las diferentes áreas de la corteza cerebral (esto es el sistema 10-20 internacional). La actividad cerebral se registra en Volts, que es una medida del potencial eléctrico y que indica la actividad neuronal.

Esta actividad, a su vez, se correlaciona de manera inversamente proporcional con la frecuencia (la cual se mide en Hertz o ciclos por segundo),  que es una medida de cuántas ondas por unidad de tiempo se presentan. Esto es semejante a la frecuencia de las ondas de radio, y de la misma manera que en la radio cada frecuencia es una estación diferente, en el cerebro, cada frecuencia corresponde a una diferente banda de actividad del cerebro.

Una vez colocada la gorra, Don Rodolfo se relajó en el interior de una cámara aislada electromagnéticamente (Cámara de Faraday) y se tomó el registro de su actividad cerebral en estado de relajación.

Posteriormente, Don Rodolfo entró en un estado alterado de conciencia que él mismo denominaba “estado de éxtasis” y que era el estado mental en el cual él realizaba sus curaciones.

Una vez que Don Rodolfo nos indicó que había alcanzado este estado, nuevamente se tomó un registro de su actividad cerebral, ahora en “estado de éxtasis”.

Una vez tomado el registro en ambos estados de atención, éste se limpió de ruido e interferencia y posteriormente se interpretó aplicando dos programas, los cuales eran lo más avanzado en las Neurociencias de la época:

-El programa Neuroscan, el cual permitía generar mapas bidimensionales (planos) del cerebro en los cuales podía registrarse la actividad en cada área de la corteza cerebral, así como analizar diferentes relaciones entre estas áreas. La correlación mas importante en el caso de esta investigación se denominaba “coherencia” y nos indica cuanta semejanza existe en la actividad de una zona con respecto a otra, es decir, si diferentes áreas están funcionando en sintonía, como cuando dos cuerdas de un instrumento musical vibran al unísono al tocar la misma nota. En este estudio, se calculó la correlación y la coherencia de cada electrodo contra el electrodo denominado CZ, que se encuentra ubicado en el vortex, es decir, en la coronilla de la cabeza.

– El programa Topcor, realizado por Mark Pflieger específicamente para el Dr. Grinberg, y el cual era una herramienta estadística que ayudaba a determinar con precisión en qué topogramas la semejanza es mayor a una cifra determinada. Cuando dos topogramas (mapas cerebrales bidimensionales) son idénticos, su correlación es 1, cuando son totalmente distintos su correlación es 0. Para el caso del análisis que llevamos a cabo de la actividad cerebral de Don Rodolfo, establecimos que buscábamos una correlación desde 0.80 hasta 1, lo cual nos garantizaba que eran muy similares entre sí.

Para fines comparativos, este mismo procedimiento se realizó con otros sujetos normales cuyas edades fluctuaban entre los 20 y los 82 años y un sujeto de la misma edad de Don Rodolfo.

LOS RESULTADOS

Las primeras tres gráficas nos muestran la actividad cerebral (medida en micro volts), en todo el espectro de frecuencias, de Don Rodolfo en estado de relajación, comparado contra el sujeto normal de la misma edad (Juan) y contra la actividad cerebral de Don Rodolfo en estado de éxtasis.

Posteriormente se realizaron los topogramas de coherencia respecto a CZ. La figura 4 nos muestra el topograma de coherencia de don Rodolfo en estado de relajación, el cual se compara contra el de un sujeto de la misma edad de Don Rodolfo (Fig. 5), contra un sujeto de 82 años (Fig. 6); un sujeto de 20 años (Fig. 7) y contra el topograma de Don Rodolfo en estado de éxtasis (Fig. 8).

Estas graficas son únicas, de una gran relevancia, ya que nos muestran claramente la gran diferencia en el funcionamiento del cerebro entre un chamán y un sujeto normal.

Podemos observar claramente cómo, en primer lugar, la frecuencia en la que se presenta la mayor área de coherencia en el chamán en estado de relajación,  es muy alta, entre 25 y 29 Hertz, en comparación con el resto de los sujetos, cuyas máximas áreas de coherencia se presentan en bajas frecuencias.

Lo más sorprendente es la gráfica 8, que nos presenta los topogramas del chamán cuando se encuentra en estado de éxtasis, ya que el rango de frecuencias en el cual se presenta una alta coherencia se amplía, podemos observar cómo entre los 19 y los 29 Hertz hay una gran área de coherencia, alcanzando ésta su máximo entre los 25 y los 29 Hertz.  Este comportamiento cerebral es algo totalmente diferente al funcionamiento normal, y no puede explicarse con el paradigma de la ciencia convencional.

La Teoría Sintérgica, propuesta por el Dr. Jacobo Grinberg, y que es una explicación  radicalmente diferente del funcionamiento de la conciencia, predice este comportamiento. En la sección de discusión, ahondaremos en el significado de estos hallazgos.

Aplicando el programa Neuroscan pudimos calcular también lo que denominamos “nexos de coherencia”, los cuales nos muestran las rutas de unión o “links” que existen entre las diferentes regiones del cerebro y son otra manera de presentar visualmente la sintonía en la que están funcionando estas regiones (donde se encuentran ubicados los electrodos con los que medimos su actividad eléctrica) en un momento determinado. En la figura 9 observamos los nexos de coherencia del chamán en estado de relajación; en la figura 10 los nexos de coherencia en estado de éxtasis, en la figura 11 los nexos de coherencia de un sujeto normal de la misma edad del chamán, en la figura 12 los nexos de coherencia de un sujeto de 20 años y en la figura 13 los nexos de coherencia de un sujeto de 82 años.

Nuevamente podemos observar claramente cómo en el cerebro del chamán existen mucho más de estas rutas o nexos de unión entre las diferentes áreas del cerebro del chamán que en los sujetos normales, y también como estas rutas se incrementan de manera muy significativa en el estado de éxtasis, especialmente en altas frecuencias.

Con la ayuda del programa Imagenia 2000, desarrollado por Gabriel Corkidi del Centro de Instrumentos de la UNAM, pudimos calcular el valor porcentual de las áreas de coherencia para comparar numéricamente la proporción del área de la corteza cerebral que se encuentra trabajando a la misma frecuencia contra el área total de la corteza cerebral. Los resultados se encuentran en la Tabla 1 y representan numéricamente (en porcentajes) lo que podemos apreciar visualmente en las figuras 1 a 8.

Además de generar los topogramas de coherencia, el programa Topcor nos ayudó en el cálculo de lo que denominamos “nanoestados”, que son intervalos de tiempo en los cuales la actividad cerebral es muy similar. Para ello generamos y analizamos visual y estadísticamente los topogramas milisegundo a milisegundo del registro de cada sujeto y determinamos todas aquellas regiones en las cuales estos topogramas eran “prácticamente iguales” entre sí (correlación mayor a 0.8). Estos intervalos de tiempo de actividad muy semejante nos indican “unidades de pensamiento” que, como las letras del alfabeto que forman palabras, forman los pensamientos o los contenidos conceptuales. Pudimos determinar cómo la duración de estas unidades de pensamiento o “nanoestados” fue diferente en cada sujeto. El tiempo de duración de cada nanoestado en el cerebro del chamán fue más grande que en el de los otros sujetos. Los resultados se encuentran en la Tabla 2.

Se calculó también la correlación inter-hemisférica  (la cual compara pares de electrodos iguales y en general compara un hemisferio contra el otro para ver qué tan semejantemente están funcionando). El cálculo de la correlación inter-hemisférica del cerebro del chamán muestra que ésta es mayor a 0.90 (en todos los pares de electrodos considerados). En contraste, la correlación inter-hemisférica promedio del sujeto normal fue de 0.60.

DISCUSION DE LOS RESULTADOS

Aunque la actividad cerebral del chamán se registró en dos ocasiones espaciadas entre sí por un intervalo de dos meses, los resultados que se discuten en el artículo corresponden al registro de la segunda sesión ya que los resultados de las dos sesiones fueron muy similares entre sí.

La teoría Sintérgica, propuesta por el Dr. Grinberg-Zylberbaum, postula que existe una matriz de información pre-espacial (como si fuera una gran red de información), con la cual el campo creado por la actividad de nuestras neuronas (llamado campo neuronal), puede interactuar. Esto es semejante a encender la radio (nuestro cerebro), elegir una frecuencia (resultado de nuestro campo neuronal) y conectarnos a través de la antena de radio con las ondas de radio que viajan por el espacio (matriz de información pre-espacial). Como resultado, podemos escuchar una estación determinada de radio (surgimiento de la experiencia). También postula que la realidad está constituida de objetos concretos o burdos, los cuales pueden ser percibidos e interpretados por un cerebro funcionando en bajas frecuencias; así como espacio, ideas y conceptos sutiles. A mayor frecuencia cerebral, mayor sutil es la información con la que podemos interactuar.

Propone la analogía de observar una piedra de la luna (objeto concreto) cuando se está parado en ella (bajas frecuencias) u observar la luna desde la tierra, desde donde se puede percibir como una totalidad (altas frecuencias). De la misma manera, la calidad de la percepción de la realidad, o la decodificación que hagamos de la matriz informacional pre-espacial, dependerá de la frecuencia del campo neuronal que interactúa con ella. Predice que cerebros de individuos que han cultivado y refinado sus estados de atención serán capaces de funcionar a altas frecuencias logrando percibir aspectos muy sutiles de la realidad y la cualidad de su experiencia será mucho más refinada.

Los resultados obtenidos en este experimento parecen sustentar los postulados y las predicciones de la Teoría Sintérgica ya que conocemos de antemano que, por un lado, Don Rodolfo es un chamán reconocido por la eficacia de sus métodos en la comunidad en la que se desempeña y por otro los resultados más contundentes y acordes con la Teoría Sintérgica los obtuvimos cuando este chamán se encontraba en un estado alterado, más refinado de atención, que él mismo denominaba “estado de éxtasis”, y el cual él podía accesar voluntariamente.

De esta forma podemos explicar cómo, al entrar  Don Rodolfo en este estado de éxtasis, podía su “campo neuronal” interactuar con los aspectos más sutiles de la “matriz pre-espacial”, generando una cualidad de experiencia altamente refinada, prácticamente incomprensible para los que no podemos acceder fácilmente a estos estados de conciencia, pero no por ello menos real, de manera semejante al silbato utilizado para entrenar perros, de frecuencias tan altas que el oído humano no puede percibir, pero perfectamente audibles para los canes; o como la banda del espectro de luz correspondiente al ultravioleta, de frecuencia tan alta que la vista no la puede interpretar como un color y no se da cuenta de que existe.

Podemos percibir estos fenómenos de alta frecuencia con instrumentos más sofisticados de medición pero no a través de nuestros sentidos. Podemos saber que existen, que forman parte del espacio y nos afectan aunque no los percibamos.

De la misma manera, el cerebro de los chamanes, de los grandes meditadores, de individuos excepcionales que han logrado refinar a tal grado el funcionamiento y la calidad de sus estados de atención, es para nosotros como un sofisticado instrumento de medición que nos permite detectar aspectos de la realidad que nuestros sentidos no pueden accesar, pero no por esto, menos reales.

Es el más profundo deseo de los que participamos en este experimento, que los resultados obtenidos en él nos permitan darnos cuenta de que a pesar de que para el individuo convencional muchos de los fenómenos reportados por individuos excepcionales pueden parecer irreales, en realidad debemos llamarlos “incomprensibles”, pero debemos generar la determinación de cultivar estos estados de atención para lograr enriquecer la cualidad de nuestra experiencia de la realidad, logrando accesar niveles cada vez más sutiles de ésta, avanzando hacia la evolución de la conciencia individual y colectiva.

EPILOGO

Tuve la fortuna de participar en la realización  de este experimento de principio a fin. El día en que obtuvimos estos resultados, generamos las gráficas y analizamos los resultados, fue el día en que más feliz pude ver al Dr. Jacobo Grinberg. Estaba lleno de gozo y entusiasmo. Por fin obteníamos pruebas concretas, tangibles, que sustentaban e ilustraban claramente los aspectos más difíciles de su Teoría Sintérgica. Ese día fuimos Jacobo, Don Rodolfo y yo a comer con Marco Antonio Karam, Director de Casa Tíbet México, para compartir nuestros resultados y la trascendencia de los mismos.

Entusiasmados todos, empezamos a planear las siguientes etapas de esta línea de investigación.

Repetiríamos registros con Don Rodolfo en subsiguientes ocasiones para comparar estadísticamente estos registros.

Realizaríamos el mismo tipo de registros y aplicaríamos la misma metodología con diferentes individuos, tanto chamanes como grandes meditadores, como algunos lamas tibetanos que tenían una gran inclinación y curiosidad por la ciencia.

La primera piedra estaba puesta, el camino estaba trazado, la energía y el entusiasmo de todos los participantes estaba en su máximo…

Poco tiempo después, llegó el periodo vacacional de Diciembre de 1994. El Laboratorio de Comunicación Humana cerró por vacaciones decembrinas al igual que toda la UNAM.

Nunca más volvimos a saber de Jacobo. Nuestro queridísimo Dr. Jacobo Grinberg-Zylberbaum, nuestro mentor, nuestro guía, una de las mentes más brillantes que ha existido en los últimos tiempos, desapareció en de Diciembre de 1994. Nunca lo encontraron. La policía, la INTERPOL, su familia, todos  investigaron, buscaron, indagaron: nada…nunca volvimos a saber de él.

El Laboratorio fue cerrado, los fondos del CONACYT y de DEGAPA que sustentaban nuestras investigaciones fueron cortados a falta del Dr. Grinberg. Todos nuestros equipos fueron a dar a laboratorios de otros investigadores que rondaban por nuestro laboratorio, curioseando por ahí, echándoles el ojo con avidez a nuestros sofisticados equipos. El grupo de investigadores se desintegró…

Seguí viendo a Don Rodolfo y a su esposa por algún tiempo, éramos grandes amigos. Toda mi familia hizo amistad con ellos. Unos meses después fui a buscarlo a Jalapa y me enteré de que había muerto. El trabajo de curandero tradicional tiene sus riesgos. Se trabaja con la energía de la gente. Los pacientes acuden buscando ayuda cuando algo malo les aqueja. El chamán remueve esta energía negativa del paciente, y la elimina, pero algo se le queda. La vida de Don Rodolfo se extinguió y con él, la posibilidad de repetir nuestros registros, de aplicar métodos estadísticos entre los diferentes registros… Sus pacientes se quedaron sin su querido curandero, yo me quedé una vez más sin un amigo entrañable, sin un consejero  y el mundo se quedó sin un individuo excepcional.

Leah Bella Attie y yo emprendimos rutas paralelas, nos dedicamos a obedecer el reloj biológico, tuvimos nuestros hijos, los criamos con el deseo de transmitirles este nuevo paradigma que apenas empezábamos a conformar. Nuestra vida siguió en la orfandad intelectual. El destino nos volvió a reunir en Miami, donde residimos hoy en día las dos.

Quince años después, el destino nos reunió con el hermano menor de Jacobo, David Grinberg, quien en una profunda muestra de amor por su hermano desaparecido, se ha propuesto no dejar que el tiempo borre el camino que trazaron las huellas de su hermano. Ha creado este blog en el cual todos los que tuvimos la fortuna de habernos encontrado en nuestras vidas con el Dr. Jacobo Grinberg, todos aquellos que fuimos impactados en la mente y en el alma por el brillo de esta mente tan brillante, tenemos la oportunidad de compartir las enseñanzas que nos dejó y de desahogar la tristeza y el vacío que quedaron con su desaparición.

Hoy tengo la fortuna de poder compartir con ustedes el relato del experimento que cambió mi vida para siempre…

Amira Valle, Florida, mayo de 2010

Querid@s lector@s, estoy muy emocionado por las palabras que acaban de leer y solo me atrevo a intervenir para adelantar que la redacción de esta bitácora  ha recibido de Amira Valle el articulo para su lanzamiento mundial desde Yosomos. En unos cuantos días lo podrán leer aquí en nuestro blog.

Gracias Amira, gracias Leah y un abrazo para tod@s.

David Grinberg

Amit Goswami

Querid@s lector@s:

Yosomos sigue muy activo estos días, pues el mes en México y Estados Unidos nos ha dejado muchas buenas cosas para compartir con ustedes.

Uno de los más famosos y activos científicos de nuestro tiempo y que ha continuado con las investigaciones sobre la Consciencia iniciadas por Jacobo Grinberg-Zylberbaum, es el Doctor Amit Goswami.

Lanzado al estrellato por la película ¿Y Tu Qué Sabes?, Goswami nacido en la India y con una trayectoria internacional que lo ha llevado a ser Profesor Emérito de Física por la Universidad de Oregon, investigaba en los años noventa junto con Jacobo Grinberg Z y Leah Bella Attie , las implicaciones de la No Localidad del Pensamiento.

Sus conclusiones son sorprendentes, su valor para expresarlas admirables y su sabiduría parece no tener limites.

Amit Goswami acaba de estrenar un documental que tuve la fortuna de ver en Florida acompañado precisamente de Leah, la cual colaboro aportando crucial información para la realización del filme.

Yosomos se enorgullece en presentar el corto o trailer  del mismo y  a recomendar ampliamente la película “The Quantum Activist” (El Activista Cuántico)

Por ser material muy nuevo esta hablado en el inglés original sin traducción, sin embargo, debido a su importancia, no podemos dejar de compartirlo.

Un abrazo

Pantano de Weston

Pantano de Weston

Florida, 25 de febrero de 2010

Para Leah Bella Attie:

Cuatro días intensos están llegando a su fin y sentados en un puff de los cincuentas, Leah y yo agotados y felices miramos hipnotizados a una bola de pequeños cristales que gira en el centro de la pista de la única disco del pueblo.

Pisamos un pantano cubierto por una capa delgada de cemento que aparenta ser una ciudad, con central de bomberos, correo, lavandería y grandes súper mercados.

En la barra hombres gordos y barbones piden otra cerveza, mientras el coche del Sheriff da vueltas a la manzana, recordándonos a todos, que la ilusión se termina al salir por la puerta.

Hemos trabajado, inventado y encontrado la enésima versión de un espectáculo que planeamos hacer este verano. Sabemos finalmente lo que estamos buscando y nos miramos admirados, el uno por el otro.

Nos sabíamos científica y escritor, ahora también sabemos que somos animales de la escena, que nos gusta cazar juntos, pescar en el aire y volar en el agua.

No se cuantas horas bailamos, primero en casa de Leah con su grupo de Danzas Circulares Sagradas, luego debajo de estas luces al ritmo del más puro pop del sur de los Estados Unidos.

Florida, tierra de la eterna juventud, paraíso perdido de los conquistadores, sustento de parques deslumbrantes en donde todo es posible, pero también La Habana, Caracas, Guadalajara, Buenos Aires… afuera de si mismas.

Miramos la pelota de espejos en el centro de la pista y en lugar de ir por más alcohol Leah dice:

–       Si esa bola tuviera luz adentro sería como Dios

–       No es necesario que desprenda luz. Contesto

–       Si, porque los reflejos somos nosotros y todo lo que existe.

–       Pero según algunas tradiciones Dios no es ni más ni menos que el entramado.

–       No. Debe tener su propia luz

–       ¿Qué es la luz si no la admiramos? Hasta el judaísmo lo dice: Dios sin seres inteligentes que lo miren no es Dios y estos sin su Dios igual a él no es ser humano. Al menos el primero, el que fue creado hombre y mujer sin operaciones de costillas.

–       No te entiendo

–       Piensa en la Teoría Sintérgica y en la no localidad del experimento del Potencial Transferido que acabas de publicar en Yosomos.

–       OK

–       Estamos entrelazados pero también somos el tejido. Antes de este viaje tu y yo, no nos habíamos visto más que unas horas en total y hoy se que tengo, siempre he tenido una hermana.

–       Gracias.

–       Es mutuo, Dios necesita ser observado y nosotros también, si no fuera así no existiríamos. Llámalo como quieras tampoco es necesario llamarlo Dios. Y no importa si emite luz o si solo la refleja.

–       Que fuerte

–       Deja que los creyentes y los ateos se sigan peleando. No te metas, mejor salta conmigo.

–       ¿Sabes? extrañaba esto, poder asombrarme, compartirlo y que se asombren conmigo. Desde Jacobo… no…

La tristeza pasa volando como un pájaro que aterriza en la mesa hasta que Leah dice:

–       Ahora somos capaces de hacerlo sin él.

–       Además no tenemos de otra.

–       Acuérdate de lo que dijiste, Jacobo también esta dentro de nosotros, nadie nos puede quitar lo que nos dejo, ni siquiera su ausencia.

–       No quiero ser observado desde la lástima, recuerda que no podemos transmitir eso.

–       No lo vamos a transmitir, puedes estar seguro. Pero cada quién es libre de observarte desde donde quiera

–       Si, pero no quiero dar motivos.

–       No los darás, ya no.

Y ahora nos miramos y entiendo que es posible tener días así, con todo al mismo tiempo, trabajo, diversión, danza, filosofía, espiritualidad, plegarias y hasta veinte minutos de consumismo comprando regalos y lencería para Mery mi esposa (Por cierto, nunca había entrado a una tienda intima femenina y la verdad no se cómo lograron sacarme de ahí.)

Cierro los ojos y recuerdo a Leah hace unas horas anunciando la última danza circular. Para entonces habíamos bailado mantras budistas, plegarias hebreas para la sanación de los enfermos, textos de Francisco de Asís y hasta el Shema Israel.

–       La próxima danza es el mantra u oración más poderoso que existe.

No se me ocurría nada más poderoso que lo ya bailado, pero entonces comenzó un silbido conocido.

–       ¡Si, Bobby McFerrin y su “Don’t Worry Be Happy”!

Nos reíamos sin parar de bailar, viviendo la unidad desde el circulo formado en el Pantano de Weston en la Península de Florida.

No sabía en qué pensaban los caimanes que nos miraban desde el estanque y la verdad me daba igual.

© David Grinberg Preciado