Archivos diarios: septiembre 23, 2009

De Leah a Jacobo

1995, Jacobo llevaba entonces un año sin aparecer por su laboratorio en la Ciudad Universitaria. Ni su familia, ni sus amigos sabíamos nada de él, la policía no tenía ninguna pista que indicará que estuviera vivo, ni ningún cuerpo que reconocer.

Entonces una de sus colaboradoras más cercanas decide escribirle una carta, cómo no hay ninguna dirección a la cual enviarla, la guarda en un cajón…

Hoy en http://www.yosomos.com inauguramos una sección para escribirle al doctor Jacobo Grinberg Zylberbaum. Desgraciadamente no podemos garantizar que le llegaran nuestras palabras, pero al menos podemos compartirlas con las cada vez más mujeres y hombres que admiramos su obra científica y literaria  y a su persona.

Así que si quieres escribir o quieres buscar en tu cajón alguna carta que no supiste a que dirección dirigir, yosomos te invita a publicarla.

Y precisamente desempolvando aquella carta comenzamos:

A JACOBO GRINBERG-ZYLBERBAUM

A UNA VIDA DEDICADA A LA INVESTIGACION DEL CEREBRO Y LA CONSCIENCIA

Leah Bella Attie

México 1995

Hace ya un año que estas desaparecido y lloro por ti, lloro por mi y por la

ausencia y la incertidumbre.

Cuando uno escucha que hay personas “desaparecidas” es como si te contaran un

cuento de terror, tu mente y tu corazón no creen que pueda ser verdad y si lo fuera,

aseguras que nunca podría sucederte a ti, sin embargo, nos sucedió.

Les tengo que decir quien es Jacobo Grinberg porque cuando lo conozcan también

van a hablar de él. Para que esta tarea sea mas fácil (para mi por supuesto) imaginemos

que no es verdad que tiene ya un año desaparecido y hablemos en presente.

Jacobo es el personaje que mas admiro en mi vida. siempre tuvo el valor para

asumir el riesgo profesional de revelar resultados científicos nada ortodoxos a pesar de

aplicar el método científico rigurosamente en todas sus investigaciones, y si a alguien le consta es a mi. Es sorprendente como estando en el laboratorio le surgen ideas novedosas

que en un origen parecen de ciencia ficción, pero cuando menos me doy cuenta ya organizo su mente, ya soluciono el problema técnico, esta corriendo el experimento y

aparecen los resultados los cuales me dejan igual de sorprendida que el origen de la idea;

no me queda mas remedio que sonreír y seguir apoyando su loca mente que viaja a una

velocidad que no puedo ni podré alcanzar. Imagínate vivir así, es maravilloso, es una cascada  de ideas, teorías y sueños.

Te preguntarás: ¿Qué se le ocurría en esa mente? ¿De qué eran las investigaciones? Pero antes te cuento un poco de su historia. Toda su vida profesional adiestro su mente para pensar como científico, desconfiando  siempre de todo lo que no se pudiera comprobar con los métodos más ortodoxos. Sin embargo, vivió y estudió la sabiduría de los Chamanes de México durante años, y aquí es donde viene la dualidad ¿Cómo aplicar el método científico a las experiencias Chamánicas?  Te puedes volver loco pues la ciencia y la estadística se quedan cortas, no son suficientes.Aun así, realizaba los experimentos pertinentes e intentaba darles una explicación a lo que descubría buscando teorías y arriesgando su reputación profesional, desarrollando explicaciones alternativas y de vanguardia para explicar los eventos mentales.

Además tenia una pequeña cabaña en la que practicábamos Yoga, nos enseñaba a meditar, Dzogchen, Pranayamma, un sin fin de técnicas para conectar mente y cuerpo, para dejar que fluya la energía; que les puedo yo decir, el académico se convertía en nuestro maestro espiritual.

Al siguiente día nos sentábamos en el laboratorio frente a la computadora y una vez más tratábamos de dar explicaciones.

La vivencia de todas esta investigación incito a Jacobo a escribir la Teoría Sintérgica

(INPEC 1991) en donde intenta responder la interrogante de la creación de la experiencia

basándose en años dedicados a la investigación del cerebro y la conciencia.

Una lista de innumerables experimentos ocupaban nuestra mente diariamente: el Potencial Transferido, aumento de correlación interhemisférica, nanoestados mentales, curvatura de un rayo láser, correlación del EEG en relaciones humanas, entre muchos otros proyectos.

La gente escéptica considera imprudente anunciar o practicar ideas que no han sido

del todo demostradas. Estoy de acuerdo en no aceptar lo primero que se nos aparece, hay que ser críticos. Sin embargo, no hay que ser crédulos ni dejar de creer, simplemente hay que

demandar el control de nuevos datos y buscar nuevas verdades.

Desde el fondo de mi corazón espero que el legado que nos dejas, Doctor Jacobo Grinberg Zylberbaum, no quede en el olvido.

Yo, tu discípula, voy a hacer mi máximo esfuerzo.

Leah Bella Attie México 1995