Archivos Mensuales: diciembre 2019

Historia de Jánuca

¡Felices fiestas a todos!

Yosomos

Llegamos a San Cristóbal de las Casas Chiapas, en diciembre de 2011, justo el día en que se enciende la quinta de las 8 velas de la fiesta de Jánuca. En el centro de la ciudad, increíblemente, se había colocado un candelabro conmemorativo y un rabino bastante desorientado se disponía a encender las cinco velas, una por cada día que llevaba la festividad. Mis hijos que en aquel entonces tenían 7 y 11 años se acercaron felices al festejo.

Mientras el rabino repartía los panes dulces típicos de Jánuca (Sufganiot) y al escuchar que le hablaba en hebreo, me pidió que le ayudara a traducir unas palabras. Así que frente a un pequeño grupo de personas que pasaban de casualidad por la plaza, me puse a hablar de la fiesta de la luz y su misión de iluminar a toda la humanidad.

Nos despedimos y comenzamos a caminar por la…

Ver la entrada original 523 palabras más

25 años sin ti Jacobo Grinberg.

 

“No hay nostalgia peor, que añorar lo que nunca jamás sucedió”

Joaquin Sabina

Al saber que soy tu hermano y si saben al menos algo de tu obra o de tu vida, comienzan las cascadas de preguntas formuladas después de mil disculpas por la indiscreción.

¿Es verdad que desapareció?

¿Crees que haya trascendido?

¿Paso a otra dimensión?

¿Se lo llevaron los extraterrestres?

¿Fueron los de la CIA verdad?

Y también están los que lanzan afirmaciones absolutas.

Medita en algún lugar de Nepal.

Atravesó un un portal energético a través del Tepozteco.

Esta secuestrado por algún gobierno malvado.

Y mi favorita:

Se encuentra en algún lugar entre la vida y la muerte.

Han pasado 25 años y hoy no quiero llorar, prefiero recordar que además de ser un gran científico y mejor hermano, tenias un enorme sentido del humor, por lo que todas estas hipótesis acerca de tu destino seguramente te arrancarían una sonrisa.

En cuanto a mi, cada día me doy cuenta que mucho de lo que me diste sigue intacto y que tus descubrimientos sensacionales se comprueban todos los días por una comunidad de científicos que entonces te dieron la espalda.

Siempre sonrió  y pienso: eso Jacobo ya lo sabía.

Y las comidas no son lo mismo, ni las reuniones ni las charlas interminables, las improvisaciones con tambores, guitarras y sobre todo las meditaciones.

Eso si no ha regresado, por que nadie como tú para hablar de los temas más increíbles y asombrosos, para hacer que las mentes viajen a la velocidad de la luz y la conciencia flote como una nube blanca en el cielo azul.

Aunque lo intenté y lo estaba logrando al comenzar a escribir, inevitablemente me pongo triste, como ya lo habrás notado. Surge una nostalgia mezclada con enojo y frustración por no saber lo que té paso y por lo tanto no haber podido ayudarte.

Somos muchos los que todavía te extrañamos y a los que la certeza de tu destino, cualquiera que haya sido, nos daría alivio y en cierto modo descanso.

Mientras tanto, la ciencia comprueba la conexión entre las mentes y comienza a entender que la conciencia crea a la realidad o al menos tiene mucho que ver en su conformación.

Claro que además, la luz de tu pensamiento le hace falta al mundo actual.  Si tan solo conocieras el internet de hoy y el desarrollo y penetración de la World Wide Web, te quedarías estupefacto, para después apropiártelo de las formas más asombrosas.

Con días de diferencia, nuestros cumpleaños coinciden,  por eso hoy añoro compartir el pastel contigo y tengo nostalgia de las 25 ocasiones de festejar juntos que nos arrebataron.

Feliz cumpleaños para nosotros querido hermano mayor.

Hermanos 1993

 

El 12 de diciembre de 2019 Jacobo Grinberg Zylberbaum cumpliría 73 años y desde hace 25 se encuentra desaparecido.

Lee más

Información