1994 1 2014 43

En 1994 México era un lugar más seguro de lo que es hoy. Si bien comenzaba el conflicto en la selva de Chiapas y se había asesinado a un candidato presidencial, no se descubrían fosas con cadáveres ni se desaparecía por millares a las personas.

Con al menos una excepción: mi hermano Jacky, Jacobo Grinberg Zylberbaum.

20 años han pasado y en resumen ninguna autoridad ha dado con su cuerpo, ni con un solo signo de vida.

Y nos duele a tantos y nos duele tanto todavía.

En 2014 la lista oficial de desaparecidos suma ya decenas de miles y basta leer las noticias para saber que los cadáveres aparecen por cualquier rincón del país. Y cuando parecía que nos habíamos acostumbrado, cuando solo quedaba no despertar ya más de tanta anestesia espesa y roja, el estado asesina a 6 y desaparece a 43 jóvenes estudiantes de  Ayotzinapa, Guerrero.

El dolor y las matemáticas, el luto y los números son incompatibles. Sin embargo cierro los ojos y trato de multiplicar la incertidumbre y la desesperación experimentada por una familia, mi familia,  por 43.

1 X 43

Operación macabra que solo lleva a sentir desesperación.

Pensaba esto ayer caminando por las calles de una ciudad indignada, cuando una estudiante que repartía pequeños papeles, solo media cuartilla, me entrego 1 e inmediatamente salió disparada, huyendo, o quizás volando, ya que al leer lo que me dio dude de su corporalidad.

No viene firmado, se trata de palabras desnudas. Palabras que flotan en un país que ha perdido tanto, que ya también ha perdido el miedo.

“Debajo de la tierra yacen unos pequeños zapatitos, sin nombre ni rostro, junto a ellos ropa desconocida, fosa tras fosa la misma imagen, solo números, una estadística más, manipulada para ocultar un ancestral dolor ¿Qué importa? ¡ No son los normalistas ! Para qué indagar su historia? ¡Quienes son da lo mismo! ¿Verdad?

Los Abarca caen. Un títere más cuyas cuerdas fueron cortadas para distraer mientras el titiritero se burla del engaño. ¿Hasta cuando seremos ingenuos espectadores de un rojo espectáculo lleno de poder y hastío? ¡Claro es fácil negar el apoyo a quienes -con rabia- desentierran zapatitos en busca de un hijo o una madre! ¿Y cuándo sean nuestros hijos, también entonces, seremos indiferentes?”

 

2 comentarios en “1994 1 2014 43

  1. Dudi, te felicito por tu valentia y por poner en palabras lo que tantos y tantos sienten y piensan! Si todos nos manifestaramos asi, a lo mejor podriamos producir un cambio! Quisiera postear tu escrito en fb, si no lo logro, por q no lo haces tu?vale mucho la pena, ademas, es un poema, triste, pero un poema de nuestra realidad!

    Me gusta

  2. Este es un poema que hace resurgir el dolor apenas oculto que tenemos todos en las entrañas. Por estos jóvenes, por todos los desaparecidos y por la impunidad de sus justicieros.
    La nación entera está dolida porque nos mata las esperanzas de un país con estado de derecho y el mensaje subliminal que deja en el fondo de cada uno de nosotros es el de callar o desaparecer.
    Se entiende entonces tantas expresiones de indignación y tan pocas propuestas ciudadanas para evitar que esto vuelva a suceder.
    Ayer pensaba que tal vez una propuesta sería el que se escojan mejor los aspirantes a puestos de elección popular mediante un procedimiento estricto de selección que sea obligatorio para todos los partidos políticos, y que en casos extremos como el que nos duele a todos, los responsables del partido político que presentó y apoyó a tan execrable personaje también tengan que rendir cuentas del porqué no detectaron la personalidad delictiva y sean tomados responsables por ello si no aplicaron el procedimiento de selección ya obligatorio por ley.
    Pienso que de algún foro como este debe salir un movimiento de propuesta de estudio nacional donde todas las universidades sean organizadoras y garantes de foros que incluyan tanto a sus facultades y sus escuelas (derecho, administración pública, sicología, sociología, criminalística, etc…) como a despachos profesionales y ciudadanos.
    Esto no debe ser político, debe ser técnico y aplicable conforme a derecho.
    De estos foros saldrían varias propuestas de ley que, ya que ni los gobernantes ni los partidos políticos son propositivos al respecto, se someterían directamente a las cámaras para su votación.
    No es suficiente arrestar al delincuente, hay que impedir que actúe.
    Espero algo similar llegue a las universidades.
    Gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s