Acerca del Holocausto o Shoa

Querid@s lector@s:

Hace unos días tuve el honor de dirigir una puesta en escena infantil para el evento que año tras año hace la Comunidad Judía de México en memoria de las víctimas del holocausto nazi.

Decidí centrarme en el más de un millón de niños inexplicablemente asesinados durante este periodo y para ello realizamos una obra de teatro interactiva con pequeños actores.

Quede muy satisfecho con el resultado ya que de algún modo el público asistente pudo jugar -gracias a la magia del teatro y al elenco de primera que tenemos- con aquellos pequeños que no pudieron llegar nunca a ser las mujeres y hombres que naturalmente les tocaba.

Unos días antes pensando en la manera en que estos trágicos y lejanos acontecimientos nos influyen todos los días escribí el siguiente texto que me gustaría compartirles y que fue incluido en el programa de mano.

“Recuerda, Niño Recuerda”

“Quien olvida su historia está condenado a repetirla”

Jorge Agustín Nicolás Ruiz de Santayana

En el periodo conocido como Shoa u Holocausto más de un millón de niños perdieron la vida inútilmente.

Hoy sabemos que no hay razas humanas ni pueblos mejores o peores en ningún sentido.

Hoy sabemos que hay valiosas diferencias entre nosotros y las agradecemos.

El Dios en el que dejaron de creer muchos de nuestros padres después de Auschwitz, comienza su famoso relato contándonos como sobre las tinieblas se hizo la luz. Más adelante los jasidim afirmaron que todos los días es el día de la creación del mundo y Albert Einstein dijo que la oscuridad es simplemente la ausencia de la luz.

Esta obra de teatro interactiva es un intento por encender la luz a uno de los episodios más tristemente inexplicables de la historia, por lograr a través del recuerdo del niño al que a todos nos asesinaron en Treblinka, un poco de luz para nuestra memoria y también para nuestro presente.

El mundo se crea todos los días y antes del amanecer estamos siempre a oscuras y para muestra este poema escrito por un padre frente al asesinato inexplicable de su hijo hace apenas unos días en México.

ÚLTIMO POEMA

“El mundo ya no es digno de la palabra

Nos la ahogaron adentro

Como te (asfixiaron),

Como te

desgarraron a ti los pulmones

Y el dolor no se me aparta

sólo queda un mundo

Por el silencio de los justos

Sólo por tu silencio y por mi silencio, Juanelo”.

Javier Sicilia

Me pregunto después de leer este poema:

¿Habrá aprendido algo la tribu humana desde que aquel niño a solas esperaba su turno en 1943 para ser asfixiado con Zyclon b?

Al parecer no, pero sólo al parecer.

Gracias a la magia del teatro hoy los niños que no están más entre nosotros te invitan a jugar iluminando así el periodo más oscuro de nuestra historia y proponiendo llevar contigo esa luz para mañana en que antes del amanecer estemos como todos los días a oscuras.

David Grinberg Preciado

14 de abril de 2011

Nota de Prensa: http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n2068752.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s