Archivos diarios: enero 18, 2011

Presentación de Arturo

Querid@s lecto@s:

Muy honrado me siento de contar con nuevos colaboradores de este nuestro blog que cada día se perfila como un proyecto editorial más completo.

Hoy se presenta a si mismo Arturo Sosa, amigo y socio del Proyecto Yosomos AC. Cuya invaluable ayuda y experiencia impulsa nuestro trabajo. Seguramente recordarán sus comentarios y video comentarios presentados en varias ocasiones.

Lector@s Arturo, Arturo Lector@s.

Mucho gusto.

Presentación de Arturo Sosa

Existen momentos en la vida de cada uno que resultan ser fundamentales para el desarrollo del potencial humano. Son como un centro magnético que nos lleva por situaciones inesperadas cuando estamos preparados para ello, y nos acerca a conocer a personas que a la postre resultan muy importantes para nosotros.

Hace 15 años por sincronicidad me encontraba en una búsqueda de conocimiento que me  explicara en forma sencilla y de una manera científica, como curan los chamanes, en ese entonces estaba en un grupo interesado en ser aprendices de Marakame.

Un Marakame dentro de la etnia de los Huicholes, ademas de ocupar el cargo de chaman es la persona mas importante dentro de su comunidad, es el pilar que sostiene la coherencia cultural y espiritual del pueblo donde vive.

Estábamos emocionados porque en aquel entonces ser aceptado como aprendiz de chaman, no solo era muy difícil sino casi imposible, el tratarnos como a uno de su propia etnia nos dio la oportunidad de participar en sus rituales y sus fiestas mas importantes, llegando incluso a realizar varias peregrinaciones en busca del venado azul, como preparación para después subir al Quemado, esa montaña mágica donde cuando al nacer el sol le dio el aspecto de haber sufrido una gran conflagración de donde toma su nombre.

El ser testigo de curaciones energéticas por parte del Marakame, así como de la materialización, de los problemas en forma de piedras u otros tipos de daños, propiciaron en mi cerebro mas preguntas que respuestas, y no estando conforme con mi experiencia necesitaba una explicación científica que acallara mi inquietud.

Un buen día sin tener ningún plan determinado tomé el transporte que me llevaría al centro de la ciudad de México, deambulaba frente de la Alameda, cuando mi atención se dirigió poderosamente a una serie de libros acomodados, teniendo como soporte y aparador el piso directo de la calle, era un puesto como tantos otros del comercio informal, pero lo especial que este puesto era que se dedicaba a la venta de libros esotéricos, compartían el mismo lugar los libros de Castañeda como de Alta Magia de Eliphas Levi,  separados únicamente por el orden alfabético. En ese lugar encontré una serie de libros llamados Los Chamanes de México, de un autor a quien nunca había leído  llamado Jacobo Grinberg-Zylberbaum, quien explicaba de una forma sencilla todo lo que había vivido ademas de postular la Teoría Sintérgica, basada en la física cuántica como sustento para las curaciones chamánicas y en general la expansión de la conciencia.

Traté de buscar a Jacobo con la esperanza de conocerlo, pero ya era muy tarde para ello, esto fue en 1996, ya para ese entonces nadie hablaba de el y en la UNAM una nube de miedo y zozobra cubrió su trabajo. Incluso cuando trate de buscar mas libros de el ya fue imposible encontrar mas publicaciones a pesar de haber publicado mas de 50 libros.

El haber conocido su trabajo me abrió la perspectiva de una explicación mas amplia de los sucesos que al primer vistazo parecen mágicos, pero en otro nivel de conciencia son cotidianos.

Seguí mi camino y avance en otras sendas altamente pragmáticas, como la Hipnosis y La Programación Neurolinguistica, donde encontré respuestas y me dieron la base para formular nuevas preguntas, que enriquecen mi existencia.

Al pasar de los años periódicamente hacia búsquedas en Internet para cerciorarme que había poca o ninguna información de Jacobo, pero todo esto cambio a partir de Julio del 2009 con el blog Yosomos, nuevamente se abrió una ventana para seguir avanzando, en nuevos proyectos, compartir experiencias y sobretodo conocer a personas con quien nos une mas que una amistad un sendero que nos dirige a seguir avanzando en el camino de la expansión de la conciencia.

Arturo Sosa