Muéstrame

Muéstrame


Muéstrame tus pechos

Pero lentamente

Olvida el juego de lo no intencional

ilumina el cuarto

de este hotel

olvidado por

la noche bíblica

sube a mi cuerpo

aferrándote a la pared

de poros amaestrados

bebe mi carne

y de un solo soplo

deshila el agua

del sudor eterno

salta pestañas

esquiva frustración

prueba el centro

de luz invisible

baja al niño

sin arrebatarle

su pelota amarilla

© David Grinberg México 1995

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s